Domingo 19 de Agosto del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Alfonso S. Palomares el día 04 de Junio de 2010

Pregunta.- Hola Alfonso, muy bueno encontrarte por caminos informáticos. Algunas veces recuerdo tu paso por la revista "Leer" La sigo recibiendo. .Volviendo la vida atrás te pregunto ¿qué añoras de aquella época en que la revista "Leer" descubría tu "aliento" de periodista/escritor? Y ¿por qué tengo que leer tu libro "Los laberintos del espejo"? ¿Me das 2 razones? Un fuerte abrazo desde Asturias.

Respuesta.- Te recuerdo, también recuerdo aquellos impacientes momentos cuando lanzamos la revista Leer como espejo donde se reflejara el arte y la mejor literatura. Te daría muchas razones para Leer Los Laberintos del Espejo, traté de llevar a la practica el consejo de Horacio: entretener al lector al mismo tiempo que se le ilustra. Al meterse en sus paginas verá el tejismo de ese periodismo manipulador y mentiroso. No traté de crear una curiosidasd por el final, sino por la página siguiente.

P.- ¿Piensa que esta novela, que denuncia con tanta contundencia el periodismo manipulador, contribuirá a erradicar ese mal? Angel Llera

R.- No soy tan optimista, ni tan ingenuo. Solo quiero que al lector le entre una cierta inquietud y se convierta en una conciencia crítica frente a ese tipo de periodismo.

P.- ¿En qué medio o personaje se inspiro para el protagonista principal de su última novela, Los laberintos del espejo? Muchas gracias

R.- No me inspiré en ningún medio, ni en personajes concretos. Pero sí en todos el periodismo que he vivido y en algunos responsables de periodicos. El resultado es un cóctel que espero tenga buen sabor, porque el laberinto de espejos refleja mucha intensidasd vital.

P.- Buenas tardes Alfonso, mi pregunta es: ¿Sería posible que hubiera, en el periodismo actual, un director de periódico como el que refleja en su novela? Muchas Gracias.

R.- Decía Cela que las novelas aguan la realidad. Como posibilidad es posible y como realidad también. Ese pierodismo existe y en muchas latitudes.

P.- ¿Espera que se revolucione el mundo periodistico con su novela?

R.- Por supuesto que no. Sería demasiado, yo me conforme con tener lectores que la lean con interes y curiosidad.

P.- En los últimos años, hemos asistido a numeroso casos de periodismo amarillista. En mi opinión, un clarísimo ejemplo ha sido el intento de relacionar el trágico suceso del 11M con el terrorismo de ETA por parte de ciertos medios de comunicación basado en injurias según se ha demostrado ante los tribunales. ¿Qué opinión tiene a este repecto?

R.- No es un tema de mi novela y mi tentación de entrada sería la de no contestar, pero voy a hacerlo telegraficamente. Ese periodismo es del genero creacionista, un creacionismo que inventa la realidad. Un montaje desde la nada, para crear una realidad y demostrar su poder creador. Se encuadras en la obsesión de poder de algún o algunos periodistas. Hay periodistas que atropellan la realidad contraponiendo la mentira.

P.- Señor, Palomares. ¿Se ha perdido en el periodismo la figura del reportero "todo terreno", con gran implicación en los temas tratados y con oficio, frente a "periodistas tecnológicos", que manejan muy bien las aplicaciones de edición y tratamiento informático de noticias de agencias desde las redacciones? Un abrazo.

R.- Posiblemente se sale menos a la calle, se escucha muy poco a la gente y a veces olas fuentes son otros medios más instantaneo. Pero la fuerza del periodismo viene del testimonio contado por q

P.- ¿Por qué los medios de comunicación tienen tanto poder?

R.- La verdad es quer son un poder, porque las personas ven a traves de ellos la realidad. Y las cosas no siempre son como son sino como se perciben y las percibimos a través de quienes nos las cuentan. El periodismo es un poder, pero la mayoría de los periodistas no lo tienen y se limitan a dar testimonio. En mi novela hay algunas historias que ilustran muy bien su pregunta y como el director del periodico El Espejo retuerce la realidad para domesticarla a su antojo.

P.- ¿Es el periodismo una profesión de riesgo cuando descubres verdades incómodas para grupos poderosos?

R.- Sí. Lo erstamos viendo en muchas partes del mundo como Colombia, Méjico y otros países en donde los periodistas han pagado con su vida porque se atrevieron a dar ciertas informaciones que lesionaban los intereses de narcotraficantes y de otros comercios ilicitos como las redes de prostitución. Entre nosotros los riesgos no son de muerte, pero si hay otros medios para presionar sobre la osadía de informar. La grandeza del periodismo es buscar la realidad y contarla, sin mirar de reojo hacia los riesgos. En mi novela cuento el periodismo desde la parte oscura, desde la vertiente tramposa.

P.- ¿Cómo es que elegiste Beirut como uno de los escenarios de tu novela?

R.- Pará mi Beirut es una de las ciudades más sensuales de la tierra, además de un buen escenario para enlazar con España y sitaur allí el mismo tiempo de periodismo manipulador. Estuve varias veces en Beirut, no tantas como mi amiga Maruja Torresd, pero bastantes. Cuando fuí por primera vez aún no habían estallado las guerras, eran tiempos de paz y una enorme alegría de vivir. El aire, dije, era el más sensual de los que se respiran en el Mediterraneo, un lugar adecuado para situar escenas pasionales cargadas de erotismo. También ví como casi de la noche a la mañana estallaron todos los fanatismos. De cristianos y musulmanes en sus diversas variantes. Se mataba y se moría con una paciencia infinita y fervorosa. Los dos grandes negocios eran, lo cuento, el periodismo y la prostitución. Al fondo de Beirut y en los cielos de Beirut la pesadilla mortifera de los aviones de Israel. Tremendo. Espero que en Beirut y el Libano se prolonguen los tiempos de paz.

P.- Señor Palomares, recuerdo su paso por la Casa de Galicia, soy funcionario de la Xunta y escritor, presenté allí a los medios mi primera novela "Las hijas del César", usted no pudo asistir aquel día, aún así gracias por todo, felicidades por su trabajo allí. Hemos coincidido en el lanzamiento de su "Los laberintos del espejo" y mi segunda "Ladrones de historia" Qué la suerte nos sonría a ambos. Mi pregunta, ¿qué recuerdo le queda de la Casa de Galicia y de su función ahora que se cuestiona?

R.- Espero que los dos tengamos suerte y el apoyo de los lectores en esta aventura de novelar. Para mi representar en Madrid al gobierno de la Xunta de Galicia ha sido un trabajo apasionante, me perimitió estar en contacto con los gallegos de Madrid. Traté de convertir la Casa, en una casa habitada, que fuera el tambor y eco de la cultura gallega. A mi me ocurre como al gigante Anteo, el contacto con Galicia, el contacto con la tierra de da fuerza. No me cuestiono nada, hice con dedicación lo que creí que tenía que hacer.

P.- ¿Algunos de tus hijos es periodista?

R.- Ninguno. Tengo cuatro y optaron por otros oficios, la verdad es que lejanos al periodismo. Tampoco ninguno se decidió por la política como su madre Ana Tutor.

P.- ¿Considera que la forma en que se ejerce el periodismo ha cambiado en estos años en los que lleva en la profesión? ¿O sigue siendo todo igual y sólo ha cambiado la tecnología? Un saludo.

R.- No cabe duda que el periodismo al igual que otras profesiones está condicionado por el determinismo tecnologico. Por eso no todo es igua, pero el factor humano, el periodista seguirá siendo el elemento básico, porque es que da la información y las noticias. Durante la época de mi trabajo en Efe ocurrieron los grandes cambios tecnológico y aplicarlos fue un imperativo inevitable. Subir las noticias a un satelite y que desde allí cayyeran sobre todo el mundo fue un enorme paso hacia adelante. Pero, en la raíz hay un periodista que cuenta lo que circula por las redes.

P.- ¿Sigue creyendo en el periodismo y en su propósito de hacernos conocedores de realidades lejanas? Me pregunto cada día qué pasa con aquello que no nos interesa, o que no interesa a las empresas periodísticas manejadas por empresarios y no por periodistas. Me pregunto qué pasa con África. Soy estudiante de Periodismo y hace tiempo que dejé de creer en las bondades de este oficio que, por otra parte, me sigue pareciendo fascinante...¿Cree que otro periodismo es posible?

R.- Soy un fervoroso vreyente del periodismo y por eso he escrito Los Laberintos del Easpejo para dar cuenta del lado perverso, pero el periodismo tiene más partes dignas de alabanza que de despreció. Pero no es una ensoñación, hay problemas reales que tenemos que afrontar y resolver. Hay muchos intereses que presionan sobre la realidad para destruirla y contarla según esos interesas. Existe un periodfismo finalista, es aquel que tiene como objetivo contar los hechos en función de sus intereses y piecar la carne para que resulte adecuada al embutido que quiere y busca. Es posible otro periodismo, y la forma de logarlo es luchar con ese fin, que por supesuto que nunca se logrará del todo. El periodismo es un largo camino e ir haciendolo al andar como quería Machado.

P.- Al leer tu novela, cabe pensar que el periodismo objetivo no existe, que el periodista siempre introduce sus interpretaciones de la realidad para manipularla o, en el mejor de los casos, de forma inconsciente introduciendo su subjetividad. ¿Significa esto que el periodismo ha de ser siempre "de autor" o de "línea editorial"?

R.- Por supuesto que la realidad objetiva no exite en estado puro, pero si apróximado. El que mira la modifica, porque un mismo espectaculo contado por uno o por otro varía, uno resaltya unas cosas y otro otras. La subjetifidad carga la información, un taurofilo verá la armonía de las faenas, el antitaurino la cruedad de las banderillas y de la espada. Pero lo que hay que contar es el hecho. Otra cosa diferente es contar con espiritu manipulador, inventando la realidad y falseandola como un espejo deformante.

P.- Estudio periodismo en Santiago. ¿No crees que Bolonia debe potenciar la enseñanza de valores tan denostados como la ética y la deontología? Te invito a visitar la web que hemos creado y que, como tu novela, denuncia la perversión de la profesión: www.transgrediendo.com

R.- La ética y la deontología hay que promocionarlas siempre. Debe ser una apuesta irrenunciable. Visitaré vuestra Web porque comparto vuestro desafío y vustra lucha.

P.- ¿Ud Cree que además de deformar la realidad política, los medios de comunicación, presentan realidades exageradas o alteradas de las situaciones económicas, para favorecer intereses de grupos o países? Como cuando dijo el Wall Street Journal que la bolsa de Tokio había bajado debido a la intervención de la entidad Cajasol.

R.- Por supesto. Lo que me dice forma parte sustantiva de la historia o las historias que narro en mi novela. Los espjos, como decía Borges, pueden ser malvados.

P.- Alfonso: ¡Enhorabuena! Tengo delante de mi Una larga sed con una dedicatoria que habla de realidades, esta tu actual novela ¿en qué medida es una realidad aunque sea deformada? ¿No será un lamento de lo que pudo haber sido España?

R.- Javier, mi novela no es una realidad concreta y precisa, pero refleja muchas respiraciones de esa realidad. Nadie puede saltar fuera de su sombra y por lo tanto para contar la parte oscura del periodismo me he basado y muchas realidadesd. He visto demasiadas. Tambien hay que decir la realidad se deforma de muchas maneras. El periodismo más perverso es el que camufla la realidad de amarillismo. Lamento, no lamento nada porque las olamentaciones son inutiles. Yo esto en las trincheras de la crítica para mejorar.


Entrevistado por El País

El 04 de Junio de 2010




Alfonso S. Palomares

¿Cómo los medios de comunicación pueden deformar la realidad para presentarla según sus intereses? La deformación de la realidad por culpa de los medios es la protagonista de Los laberintos del espejo, novela en la que Alfonso S. Palomares muestra la otra cara de los medios de comunicación. El autor, que fue presidente-director general de la agencia EFE durante diez años y premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, ha charlado con los lectores sobre su novela. Foto: Alberto Ferreras



Quizás te pueda interesar

           
María, segunda expulsada de la Gala
           
J.J. Santos

           
Esther Rosado
           
Elena de las Heras

           
Juan Miguel Villar Mir
           
Ángeles Espinosa

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com