Domingo 23 de Septiembre del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Vicente Jiménez el día 27 de Octubre de 2003

Pregunta.- Sr. Jiménez, después de todo lo ocurrido con el tema de Irak, Prestige, Decretazo... ¿ cómo es posible que el PP todavía obtenga tan buenos resultados electorales?. Por cierto, ¿ cómo ve la labor que está haciendo el PSOE en la oposición? . Un abrazo. Gracias.

Respuesta.- Determinados hechos (Prestige, Decretazo, Guerra de Irak), por las movilizaciones que provocan, la polémica que desatan o la alarma social que suscitan, parecen vaticinar un vuelco electoral. Sin embargo, la experiencia nos demuestra que los cambios electorales importantes son un proceso más lento. Basta con recordar la sorpresa que causaron en su día los resultados electorales del PSOE en 1993 o 1996, cuando todo apuntaba al desastre. Lo mismo ha sucedido con Simancas en Madrid: muchos analistas han considerado que, tras lo sucedido con Tamayo y Sáez, su resultado electoral sería peor. El PP y el PSOE tienen un suelo electoral en Madrid y en toda España tremendo. En general, los votantes suelen ser muy conservadores a la hora de cambiar el sentido de su voto. Pueden ir a una manifestación, pero votar es distinto.

P.- Normalmente, tras unas elecciones uno tiene la tranquilidad de que, le guste o no el resultado, el pueblo ha elegido libremente. Pero en esta ocasión siento que se han usado armas muy sucias para desvirtuar lo que los madrileños habíamos elegido, sin que al final nadie haya pagado ni vaya a pagar por ello, y al final la derecha se ha llevado el gato al agua... ¿no le parece tremendamente injusto lo que ha pasado en estos últimos meses?

R.- El que unas elecciones tengan que volver a celebrarse por la deserción de dos diputados me parece uno de los hechos más graves que pueden suceder en una democracia. Es, coincido con usted, una tremenda injusticia para la voluntad popular libremente expresada.

P.- El hecho de que el PSOE haya perdido las elecciones de Madrid, ¿cree usted que está motivado, fundamentalmente, por no haber renovado a fondo la lista electoral, empezando por el propio Rafael Simancas?

R.- El PSOE hizo una apuesta arriesgada al intentar desvelar la supuesta trama de Madrid. Podía haber optado por un relevo de personas, pero apostó por demostrar a la ciudadanía que era víctima de una operación deshonesta. Sin embargo, la supuesta trama no ha podido ser desvelada, en parte por el poco interés de la Fiscalía en averiguar qué pasó realmente con Tamayo y Sáez. Al final, las apuestas son eso, apuestas, y, sí, creo que muchos ciudadanos no han considerado suficiente lo que ha hecho el partido.

P.- Sobre el recuento de votos: ¿Considera lícito en democracia jugar con los datos para ir ofreciéndolos en función de los intereses del partido que se encuentran en el poder? ¿No cree que psicológicamente la victoria del PP se engrandece por el hecho de haber ido remontando a medida que se avanzaba en el recuento electoral?

R.- Es cierto que el recuento fue, al menos, sorprendente, aunque también es cierto que no es la primera vez que sucede en Madrid. Sinceramente, en este momento y con la información de que dispongo, me siento incapaz de pronunciarme sobre si ha habido un uso ilícito o interesado del escrutinio. Nuestros periodistas están trabajando para ofrecer mañana toda la información posible. Así el lector podrá formarse su propia opinión sobre este vidrioso asunto.

P.- Hola, me gustaría saber ¿por qué el Partido Popular - que se supone que cuenta con gente de mucho peso y muy preparada - ha tirado de la Sra. Aguirre para la presidencia de la Comunidad de Madrid? No me creo que haya sido un capricho, ni una decisión poco meditada....

R.- No ha sido una decisión poco meditada. Otra cosa es que fuera acertada o no. Por la información de que disponemos, fue el propio presidente Aznar el que consideró en peligro la alcaldía de Madrid y prefirió garantizar esa plaza con un candidato de mucho peso como Alberto Ruiz-Gallardón. Desde mi punto de vista, el PP estaba dispuesto a sacrificar la Comunidad con tal de no perder la capital. Las cosas, como todos sabemos ya, han seguido un rumbo distinto y ahora el PP gobierna en los dos sitios.

P.- Hola. Al final todos ganadores, como siempre. Pero, ¿quién sale más reforzado en sus respectivos partidos? ¿Espe con la victoria, Rafa con la no-derrota o Fausto con el estancamiento en positivo...?

R.- Los hechos, al margen de las opiniones, son tozudos, y la realidad es esta: el PP gobernará en Madrid con mayoría absoluta cuando hace unos meses estaba condenado a la oposición. Para el PP es, sin duda, una buena noticia. El PSOE hará un esfuerzo por intentar convertir el resultado no del todo malo de ayer en un trampolín para afrontar los meses electorales que se avecinan, pero lo cierto es que ha perdido un magnífico escaparate (el Gobierno regional) para exhibir sus políticas de cara a las elecciones de 2004.

P.- Vicente una dificil, ¿por qué piensas que el PP gana en zonas donde el PSOE debería ganar sin problemas?, como por ejemplo en Carabanchel.

R.- Efectivamente, es una preguna muy difícil. En mi opinión, el perfil humano de los tradicionales barrios de Madrid ha cambiado mucho en los últimos años. Carabanchel, Vallecas o San Blas son un ejemplo: plazas tradicionales de la izquierda en las que el PP obtiene ahora resultados muy aceptables. Los nuevos votantes son, además, gente con un sentido de la política y sus opciones distinto al de la generación que hizo la transición, por ejemplo. También creo que se vota más con la vista en la situación económica, y en ese sentido el PP ha tenido mucha suerte, sin querer restar mérito a algunas de sus políticas Y luego está la gran cuestión: si los partidos de izquierda son capaces de ofrecer a los posibles electores una alternativa clara, distanciada de las políticas sociales que también hace la derecha. Es todo muy complicado y desde luego, si tuviera la respuesta a su pregunta alquilaría mis servicios a algún partido político.

P.- Sr. Jiménez, ¿cree que las espectativas de Zapatero han mejorado de cara a las elecciones de marzo?, por otra parte, ¿no cree que es necesario perfilar un discurso más positivo e integrador de las sensibilidades progresistas que consideran mediocre la actual forma de liderazgo en el seno del PSOE?

R.- Zapatero está convencido, por sus declaraciones, de que sus opciones de cara a marzo de 2004 siguen intactas. Yo creo que lo sucedido en Madrid no le favorece, pero también soy de la opinión de que Rajoy no es tan buen candidato como mucha gente cree. Además, en esas elecciones se dará un hecho inédito: ninguno de los contendientes parte con la ventaja de ser presidente del Gobierno, lo que añade al asunto un interés añadido. Lo que está claro es que el PSOE tendrá que hacer un esfuerzo descomunal para superar la sensación de abatimiento que recorre el partido y sus gentes tras la etapa de efervescencia de las movilizaciones por la guerra y el Prestige.

P.- Soy votante de izquieras; una vez despejadas las dudas de las elecciones, debería de haber un ejercicio REAL de autocrítica, busqueda de culpables, y de análisis en la Federación Socialista Madrileña? Muchas gracias

R.- La autocrítica es siempre necesaria, sobre todo en un partido político sometido al escrutinio público. Los analistas han destacado que lo que le ha faltado al PSOE para volver a ganar, con la ayuda de IU, en la Comunidad de Madrid es precisamente eso, autocrítica. Estoy de acuerdo.

P.- ¿No cree que es preocupante el pasotismo en el que nos hemos instalado con respecto a la vida política? ¿Cree que los niveles de falta de credibilidad de los políticos empieza a rozas límites preocupantes?

R.- Sin ninguna duda. Me ha sorprendido, en conversaciones con votantes de izquierda desencantados, esa actitud de: esto es todo un desastre y no pienso ir a votar. Me parece un error. Puede que todo sea un desastre, puede que los políticos no merezcan nuestra confianza, puede que lo sucedido en la Comunidad de Madrid haya sepultado en muchos jóvenes su conciencia ciudadana y el interés por la política, pero el pasotismo no es, desde luego, la solución.

P.- Hola, los madrileños han votado este domingo y los catalanes lo harán el próximo día 16. Después de la derrota de esta semana. ¿Cree que variará algo la estrategia del PSOE de cara a los comicios en Cataluña?

R.- Las elecciones en Cataluña son algo completamente distinto, por lo tanto, dudo que lo sucedido en Madrid haga variar la estrategia del PSOE. En todo caso, sí que obligará a la cupula del partido a hacer un esfuerzo añadido por garantizar la victoria de Maragall. No sé si PSOE está en condiciones de asumir otro fracaso tan cerca ya de las elecciones generales.

P.- El gesto de Aznar de permanecer en la Moncloa anoche, está claro que es un mensaje tipo "el líder del partido es Rajoy". Parece que el presidente está llevando su retirada de una manera bien tranquila. ¿Cree que se mantendrá igual si el PP se encuentra en dificultades en próximos comicios?

R.- Aznar es hombre de ideas fijas y estrategias muy definidas. Su ausencia ayer en las celebraciones del PP fue un mensaje bien claro en ese sentido. Estoy convencido de que no se moverá un ápice del camino que tiene trazado.

P.- Simancas decía el otro día que "no es lo mismo yo que la otra". Aparte de ser un poco ofensivo, no he visto que el PSOE se desmarcase claramente de las posturas del PP (casi lo único que me queda en la retina es la subasta de kilómetros de metro...), ¿cree que los votantes del PSOE le han castigado por lo de Tamayo o por las propuestas programáticas. Un saludo y perdón por el tocho.

R.- Creo que el castigo ha venido por lo sucedido con los dos tránsfugas y la forma en que el partido ha manejado la crisis. Las ofertas programáticas de los partidos, no sé si para bien o para mal, cada día se parecen más.

P.- ¿Cree que el problema de la vivienda, especialmente sangrante en Madrid, cambiará algo pese a la trama (presunta o verdadera) y pese a las propuestas utópicas de los partidos para solucionar algo que está en manos estatales? Un saludo.

R.- El problema de la vivienda no se solucionará hasta que todas las instancias afectadas (ayuntamientos, comunidades autonómas y Gobierno central) no decidan encararlo con seriedad. Dudo mucho que el Gobierno de Esperanza Aguirre tenga en sus prioridades solucionar, por ejemplo, la sangrante escasez de vivienda protegida que hay en Madrid, o diseñar un modelo de crecimiento para la capital y los grandes municipios de la región acorde con el medio ambiente y las necesidades de los ciudadanos. Las políticas para garantizar viviendas asequibles y dignas existen. Sólo falta que los políticos, desde el concejal más humilde al presidente del Gobierno, decidan aplicarlas.

P.- Estimado tocayo, soy uno de los votantes que tuvo el PSOE en las penúltimas elecciones (pese a las dificultades, dado que vivo en Latinoamérica), mientras que estas últimas, dado los traspiés del PSOE, he preferido abstenerme. ¿No considera que el PSOE se debería haber centrado más en su programa en vez de acusar al PP sobre una trama que, pese a las coincidencias, no ha podido probar? (Lo que sí se ha probado es la falta de control del PSOE de sus miembros). Muchas gracias.

R.- El PSOE ha intentado hacer las dos cosas: denunciar la supuesta trama y diseñar propuestas electorales atractivas. Tal vez le ha faltado dedicar más atención a las personas como usted: desencantados por la forma en que se ha gestionado la crisis. Los partidos tienen toda la legitimidad del mundo para establecer las estrategias que consideren oportunas. Y los electores, para votarles o no. Ése es el juego.

P.- Hola Vicente, qué necesidad tenía Gallardón de anunciar la victoria de Esperanza cuando aún no se habían hecho oficiales los resultados. ¿Qué interpretación haces tú?

R.- Me da la sensación de que Gallardón, al que se le ve algo alicaído en su nuevo puesto de alcalde, quiso sumarse a la fiesta. Y como era el presidente en funciones, lo hizo. No me gustó el detalle de que anunciará la mayoría absoluta del PP cuando esos datos todavía no habían sido colgados en la web del Gobierno regional. Ahora sabemos que se hizo por deferencia a su persona. Podía haber evitado el gesto: me recordó a un futbolista que quiere lanzar el penalti porque sabe que el portero está lesionado y no lo va a parar.

P.- Hola, ¿me gustaría saber cómom se vivió en el periódico la noche electoral. Gcaias

R.- Con mucha emoción e incertidumbre, como casi siempre. Lo incierto del resultado nos dificultó el cierre en las ediciones más tempranas. En alguna de ellas no pudimos recoger el escaño 57 del PP. Pido disculpas a aquellos lectores que han comprado esos periódicos y han pensado que habíamos cometido un error. Una jornada electoral es algo muy satisfactorio para cualquier periodista.

P.- ¿Cree que los partidos de "izquierda" llegarán algún día a articular una oposición atractiva que sea capaz de llegar a gobernar?

R.- Articular una oposición atractiva capaz de llegar a gobernar, por utilizar sus mismas palabras, es algo tremendamente complicado. Los expertos aseguran que las oposiciones nunca las gana la oposición, sino que las pierde el Gobierno. Al propio PP, que ahora disfruta de su cómoda mayoría absoluta, le costó muchos años articular esa alternativa.

P.- ¿Qué crees que será ahora de la carrera de Simancas? Si la noticia de que Zapatero quería a Peces Barba como candidato, después de perder ayer, ¿seguirá Simancas al frente de la FSM? Gracias

R.- En mi opinión, la carrera de Simancas estaba más amenazada ayer que hoy. El resultado electoral, como se desprende de sus propias palabras, ha sido mejor del esperado, por lo que no parece probable que vaya a dimitir o a ser relevado por la dirección del partido, algo que, además, podría abrir una nueva crisis en la FSM. Simancas es, además, un político fajador. Los que le conocen desde su etapa de concejal saben que no es una persona que renuncie fácilmente. Estoy convencido, además, de que es un político honesto. Su reto consiste ahora en hacer una oposición lo suficientemente buena como para recuperar el voto de los decepcionados.

P.- El candidato Rajoy ya ha anunciado que no se prestará a debates televisivos durante la campaña de las generales. ¿Cree que seguirá la misma táctica que el PP ha empleado en esta campaña: no destacar demasiado porque ya está todo ganado? ¿Qué opina de Rajoy, era el mejor candidato?

R.- No creo que Rajoy fuera el mejor candidato posible del PP. Sí creo, sin embargo, que, frente a otros, es menos vulnerable. Si pretende hacer una campaña de perfil bajo, se equivocará. Unas elecciones generales tienen un registro distinto al de unas autonómicas. Hay que llegar a la gente, hacer calar el mensaje. Creo que Rajoy hará una buena campaña si consigue llevar el debate a aquellos temas en los que se siente más cómodo y en los que el PSOE tiene más difícil desmarcarse: el modelo de Estado y el plan del hendakari Ibarretxe.

P.- ¿Porqué las asociaciones de medios o similares no se rebelan ante el uso político que el PP realiza de los medios públicos?. ¡Los ciudadanos estamos hartos de que se nos trate como indocumentados!

R.- El uso de los medios públicos no es una exclusiva del PP, aunque ahora nos pueda parecer más grosero que en épocas anteriores. Sin embargo, creo que es un problema que,legislando, se puede solucionar o, al menos, mejorar. También es muy preocupante la ocupación que hace el actual Gobierno de los medios privados. Editorialmente, este periódico se ha pronunciado en muchas ocasiones contra la utilización partidista de los medios públicos. Y seguiremos haciéndolo. No nos queda más remedio.

P.- ¿Cree que Simancas debería dimitir después de los resultados? Parece que los dos escaños de más del PP pertenecen a Tamayo y Sáez, que se han terminado saliendo con la suya.

R.- La dimisión de Simancas no me parece una solución en la situación actual, aunque considero que ha faltado autocrítica en el PSOE sobre el asunto Tamayo y Sáez. Como ya he dicho anteriormente, el PSOE apostó por destapar la trama. No pudo y tampoco le dejaron hacerlo. Ha pagado por ello. En mi opinión, el partido debería centrarse ahora plenamente en las elecciones catalanas y en las generales, que están a la vuelta de la esquina. De ellas depende su futuro.


Entrevistado por El País

El 27 de Octubre de 2003




Vicente Jiménez
Periodista

El subdirector de EL PAÍS Vicente Jiménez ha analizado los resultados de las elecciones en la Comunidad de Madrid.



Quizás te pueda interesar

           
Terry M. Neal
           
Julio A. Parrado

           
Pablo Herraiz y Quico Alsedo
           
Marcelo Risi

           
Erasmo
           
Curri Valenzuela

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com