Sábado 21 de Abril del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Valentí Puig el día 29 de Septiembre de 2004

Pregunta.- ¿Está de acuerdo con las tesis de Samuel Huntington sobre el choque de civilizaciones?

Respuesta.- Sí, en la medida que admitan una rectificación no-determnista. Nada está escrito para siempre, ni tan siquiera en el Corán

P.- ¿Está de acuerdo con las opiniones antiárabes y antimusulmanas que Oriana Fallaci ha expresado en sus libros?

R.- Las circunscribo a su estilo tradicional y me resultan creíbles. Ciertamente, hay una ofensiva islamista y pasa por la desaparación del cristianismo en el mundo musulmán

P.- ¿De verdad no hay lugar para las utopías en este mundo?

R.- No, no lo creo, salvo como regresión. Asumir la finitud y la imperfección no es cómodo pero permite una lucidez que no sea cómplice de los totalitarismos utopistas del siglo XX. Creo sí en aspiraciones idealistas como el afán de nobleza o el altruismo.

P.- ¿Qué opina de la propuesta de ZP de una alianza entre occidente y el islam?

R.- Es una afirmación retórica, inadecuada para el tablero de la política internacional pero terápica para las buenas almas. Zapatero seguramente cree tener una compromiso único y especial con la juventud. Esas cosas suelen durar lo que duran

P.- Me gustaría que explicara por qué cree que hay una voluntad de ignorar que Al Qaeda está aquí. Creo que desde el apoyo de Aznar en la ocupación de Irak, todos temíamos que pudiera suceder un ataque.

R.- He de confesar que, para antes de las elecciones, algunos pensábamos en la posibilidad de un ataque de Eta, y en mucho menor grado en un atentado de Bin Laden. A partir del 11-M, como digo, se diría que sectores de la clase política y de la opinión pública parecen empeñarse en olvidar, en mirar para otro lado. Quizás pensasen que no servía de nada crear más alarma o perjudicar la economía pero Al Quaida estaba aquí, con sus células durmitenres, en Leganés, desde antes del 11-S. Por España pasó uno de los cerebros del atentado contra las Torres Gemelas. AlQuaida, insisto, está aquí y no se va ir porque haya cambiado el gobierno ni porque miremos para otro lado.

P.- No cree que su visión del mundo es excesivamente pesimista?

R.- Yo me considero un realista, pero claro está que ustedes tienen la última palabra.

P.- Qué le parece la forma en que se está construyendo Europa. ¿Debe entrar Turquía en la UE?

R.- No, no contra una opinion pública generalizadamente en contra. De continuar incrementando la distancia entre lo que dice la eurocracia y lo que se percibe en la calle vamos a tener tantos euroescépticos que no valdrá la pena convocar referéndums. Creo sinceramente que La UNión Europea tiene que renoar su lenguaje y abrir ventana.

P.- ¿Qué opina sobre las declaraciones de Jordi Pujol en torno a la inmigración?

R.- Pujol está diciendo lo que muchos piensan y no dicen. En su caso, las advertencias ante el riesgo de una immigración descontrolada se suman al temor a una pérdida de identidad de su Cataluña. En no pocos aspectos, quizás le proecupe más el uso de la lengua catalana que otros factores. REcuérdense además los resultados de las candidaturas antimimigración en zonas de la Cataluña profunda como Vic.

P.- ¿Estamos realmente preparados para vivir en un "mundo global?

R.- Zapeamos, viajamos por Internet, consumimos zapatillas "made in Taiwan", comemos en hamburgueserias USA, vemos cine chino, nos trae el butano un repartidor pakistaní. Y al tiempo queremos pertenecer, arraigar. Es la distinción entre vínculos y opciones que hizo Dahrendorf. ¿El equilibrio? Pues en el justo medio.

P.- ¿Cuál es a su entender la receta para erradicar el terrorismo?

R.- En primer lugar, la voluntad de combatirlo. Mirarle cara a cara. Nombrarle. Operativamente, es tan básica como poco frecuente, la cooperación de los servicios de inteligencia. Ganarles la partida en los flujos financieros "off shore", acabar con los mercadillos de armanento de destrucción masiva.

P.- ¿Qué opinión le merece la conferencia dada por Aznar en Georgetown, hablando de la Reconquista y las invasiones del siglo VIII? ¿No se nos está yendo de las manos todo este asunto del choque de civilizaciones? ¿Por qué apelar a los más rancios miedos de la gente a estas alturas de la historia?

R.- ES ciertamente curioso el contraste entre lo que dijo Aznar en Georgetown y lo que estaba diciendo Zapatero en las Naciones Unidas. No veo positiva tanta distancia entre ambas posturas. Confío en que la ley del péndulo modere una discrepancia tan chirriante. DE todos modos, quien hoy dirige la política exterior española es Zapatero y no Aznar.

P.- ¿Y usted también cree que la inmigración pone en peligro la identidad española?otra pregunta: ¿cuál es la identidad española? Y ¿qué es más peligroso para ella: la llegada de africanos que recogen naranjas, o la llegada de americanos que impregnan nuestra cultura?

R.- No por ahora.De todos modos, en estos momentos el problema está en que la percepción social vea el peligro, aunque no exista del todo. En lugar de hablar de identidad española en este caso preferiría hablar de cohesión. Si el multiculturalismo convierta la inmigración en un archipielago de guettos el peligro se hará haciendo real.

P.- Entonces, a su juicio, ¿el terrorismo islámico es simplemente un "capricho" vesánico de una cultura ajena a la racionalidad, sentido común y bonhomía de la nuestra?

R.- Un fanatismo que lleve a la destrucción de vidas humanas no puede ser considerado como un capricho. Es una aberración, un nuevo monstruo de la irracionalidad surgida del pzo de los siglos y hoy capaz de subvencionar bombas-suicida o de usar armas de destrucción masiva.

P.- He leído su artículo en el libro "En Defensa de Israel" y, francamente, me ha encantado. Pero, brevemente, ¿por dónde cree que pasa la solución al conflicto entre palestinos e israelíes?

R.- Qué exista, junto al Estado de Israel, un Estado palestino, que sea un estado de derecho y democrático.

P.- ¿QUé opina de la obra de Carlo Fabretti?

R.- La conozco poco

P.- ¿Qué opina del supuesto rescate por parte de Italia para la liberación de sus 2 rehenes?

R.- Si fuera cierto y es demostrable la intervención del Estado italiano estamos ante una nueva baza ganada abiertamente por todos los terroristas. Si el intento es por parte de individuos o familias, no sé si pensar que consiste en un derecho indiscutible.

P.- Como mallorquín, ¿qué opina del columnismo que se practica en las islas? Pienso en Antonio Alemany, José Carlos LLop, Eduardo Jordá, Daniel Capó o Miguel Dalmau

R.- No lo sigo al día. Conozco y respeto la obra literaria de jcLLop y la de edu jordà. No creo que la amistad me ciegue.

P.- Que opinion le merecen esta escalada de peticiones sin precedentes del tripartito, es justo que no den absolutamente nada a cambio? se esta generalizando un sentimiento visceral anti nacionalismos exacerbados

R.- Hemos pasado por épocas que mayor tensión con los nacionalismos periféricos. El tripartito catalán dudará lo que dicte el sentido del "tempo" electoral en la mente de Maragall. Arrumbada CiU, con los excomunista bajo cero y ERC tutelada, Maragall puede convocar elecciones y ganarlas si acierta en el día.

P.- ¿No cree que en los ultimos años todo el mundo ha radicalizado sus posturas? ¿Es quizas por miedo a lo desconocido, o simplemente nos estamos descubriendo ahora como eramos?

R.- Cada siglo tal vez tiene su "gran miedo". Quizás olvidamos lo que significó para el mundo de postguerra la posibilidad de una guerra atónica. Sumemos al caso em miedo a la libertad, el recelo a la complejidad. Sí, el miedo a lo desconocido. Es natural y humano.

P.- ¿que sentimiento le produce ver un día cualquiera el periódico para el que usted escribe y comprobar cómo los análisis de política internacional, tan acertados en fondo y forma por cierto, son diametralmente opuestos a los de sus TODOS sus compañeros columnistas? ¿No le provoca desazón el simplismo sobre el que se contruyen las relaciones internacionales en los medios de comunicación y los partidos políticos? gracias

R.- Gracias por la parte que me toca. Sostengo que la opinión pública española padece un gravísimo déficit en material de plítica internacional. Luego pasa lo que pasa. A Bush le llaman Hitler, y resulta que Golda Meir resucitó para subirse a un avión y lanzarlo contra Manhattan. Me temo que el antimaericanismo es la superstición del nuevo siglo.

P.- Mil millones de personas se acuestan todas las noches con hambre,la cuarta parte de la,población mundial nunca ha tenido un vaso de agua potable,el 20% de la población mas rica del planeta se reparte el 86% de la riqueza mundial, de los 800 millones de habitantes de Africa, mas de 400 viven con menos de un dolar al día y están desnutridos.........para que seguir ¿como eliminar el terrorismo sin acabar con las situaciones que propician y almacenan injusticia?¿no cree que es un engaño colosal querer sobrepasar la vista sobre esta realidad y achacar el terrorismo sin mas a episodios de fanatismo religioso?

R.- En India la revolución verde acabó con el hambre y en todo el mundo la mortalidad infantil lleva recediendo desde hace tiempo. La biotecnología puede acabar eficazmente con el hambre.

P.- ¿La aparición de políticos tipo Lula, al que desde mi punto de vista, sigue muy de cerca Zapatero, puede mejorar la situación internacional con respecto al terrorismo y a la globalización?

R.- Ponen una nota de color. DE todos modos, se integran finalmente en el paradigma reformista.

P.- ¿En qué puede Estados Unidos, después de la reciente invasión de Irak, inspirar seguridad al pueblo? En mi opinión, tienen mucha culpa de la amenaza terrorista. Gracias.

R.- Con o sin acierto, Los Estados Unidos están en Irak porque Osama Bin Laden hizo la matanza en las Torres Gemelas.

P.- ¿no le da miedo dejar el liderazgo del mundo en manos de gente como Bush, un elemento de un nivel intelectual ínfimo, manipulado por los poderes económicos mas reaccionarios de su país, afectado sobremanera por sus ideas religiosas y convencido totalmente de ser la reencarnacion del bien supremo?

R.- No.

P.- usted dice: “la unidad estratégica de Occidente es condición ‘sine qua non’ de supervivencia”. No le parece que fomenta de esa manera la idea del choque de civilizaciones y que ayuda a crear en Europa y America un clima de desconfianza y recelo hacia las otras culturas?

R.- No creo que la unidad de Occidente -en términos de mentalidad, valores, etc- pueda ser una amenaza contra nadie. Al contrario, implica seguridad global, elementos comparativos, compartir experiencias de sistema etc.


Entrevistado por El Mundo

El 29 de Septiembre de 2004




Valentí Puig
Escritor

El escritor y periodista Valentí Puig apuesta Por un futuro imperfecto (Destino), un libro de ensayos que se pregunta por la receta para superar la batalla de la globalización o el terrorismo.



Quizás te pueda interesar

           
Oscar Campillo
           
Alberto Vázquez–Figueroa

           
Álvaro Sobrino
           
Juan José Millás

           
Ángel Luis Abós
           
José Carlos Somoza

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com