Lunes 21 de Mayo del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Tariq Ramadan el día 02 de Octubre de 2006

Pregunta.- Buenos días. ¿Cree usted como se está afirmando tanto ultimamente, que la libertad de expresión es una conquista exclusiva del mundo occidental? Estoy segura de que la visión del mundo islámico que nos llega a nuestras casas está totalmente sesgada, y viceversa. ¿quién se beneficia más con este desconocimiento mutuo?

Respuesta.- No es justo que la libertad de expresión sea estrictamente de origen occidental. En la historia de la civilización musulmana, en España o en Turquía en el siglo XVI o hoy en ciertas sociedades musulmanas en África o en Asia la libertad de expresión existe. No hay que reducir el mundo musulmán a las dictaduras árabes del mundo contemporáneo. Hay que salir de esa reducción del Islam de las dictaduras que rechazan la libertad de expresión. Esta reducción sirve a los partidos de extrema derecha y a un gran nombre de politicos de derechas y, desgraciadamente de izquierad, que quieren hacer del Islam en enemigo de occidente. Las simplificaciones son peligrosas.

P.- Hola Tariq: ¿Piensas que el islam necesita una renovación para adaptarse a la sociedad moderna?

R.- Pienso que los sabios y los intelectuales musulmanes deben reformar su comprensión y textos de referencia a la luz del contexto contemporáneo. Los instrumentos de esta nueva comprensión están presentes en la larga tradición legal islámica. Hay que reconciliarse con la herencia para aportar nuevas respuestas a nuevos desafios. Hay cosas en el Islam que no cambian (los rezos...) pero hay aplicaciones de principios que debe ser reformados.

P.- Se le considera (en este periódico se ha hecho en varias ocasiones) como un "Renovador del pensamiento islámico". ¿Está usted de acuerdo con este apelativo?

R.- Me situo en la corriente reformista musulmana que queriendo ser fiel a los principios de la fe y de la ética musulmana intenta aportar respuestas adaptadas a la situación comtemporánea. No hay fidelidad al mensaje sin evolución de su aplicación. La literalidad es, a veces, infiel al espíritu de un texto.

P.- Procedo de una ciudad que hace mil años, bajo gobierno islámico, era un faro de cultura y civilización mundial y europea. ¿No piensa que los países islámicos moderados hacen poco esfuerzo por divulgar los logros pasados y presentes de su cultura y civilización?

R.- Estoy totalmente de acuerdo. Pienso que estamos asistiendo a un periodo de autodestrucción. Los países mayoritariamente musulmanes hacen poco esfuerzo en investigar y propagar la producción intelectual de las obras del pasasado y del presente para su mejor difusión. Es desgraciado cuando sabemos que en Europa estamos asistiendo a una memoria selectiva en cuanto a ese pasado. Las declaraciones del Papa son un ejemplo.

P.- ¿Cree usted que es justo o sensato que Occidente censure sus propias expresiones artísticas y culturales en aras de no ofender a los musulmanes? ¿Por qué los musulmanes no parecen asumir la laicidad?

R.- Pienso que la libertad de expresión debe protegerse en el plano intelectual y artístico. No hay que censurar un texto o una obra. El diálogo en este periódo de grande sensibilidad debe estar promulgado de manera profunda y razonable y hay que evitar absolutamente las provocaciones estúpidas o racistas. En cuanto a la laicidad, estamos en una gran malentendido histórico. La laicidad en el mundo musulmán no es sinónimo de más de libertad. En Turquía o en Siria y en Irak con Hussein la laicidad era sinónimo de no religión y no libertad. Asi se instaló la percepción en el mundo musulmán que la laicidad se oponía a la religión. Si observan los millones de europeos musulmanes que viven en las sociedades laicas, verán que viven muy bien y que la inmensa mayoría no tiene problemas. Incluso después de la crisis de las caricaturas en Dinamarca y el discurso del Papa en Alemania, la mayoría de intelectuales y líderes musulmanes han tenido una posición razonable. No hay que obsesionarse por la pequeña minoría extrema o radicalizada.

P.- El responder con violencia al discurso del Papa, (Que se refería a lo dicho hacía variossiglos),¿no le da la razón al Papa.?. Para mi, hombre de la calle, cuando veo la tele oleo el periódico, el islam es violencia.

R.- Es verdad que las reacciones fueron excesivas y que ciertos grupos o gobiernos instrumentalizaron la historia. Pero, una vez más, algunas imagenes en la televisión de manifestaciones emotivas e incontroladas no deben hacerle olvidar que millones de musulmanes se quedaron tranquilos y no reaccionaron de forma violenta. Repito a los musulmanes que hay que distanciarse intelectulamente con un sentido crítico de las provocaciones a las que enfrentan. Es una de las condiciones del diálogo exigente que necesitamos.

P.- Buenos días señor Ramadan, ¿qué opina usted sobre la autocensura que están actuando los países europeos por miedo de herir a los sentimientos de los musulmanes? No es un poco tonto echar sus propias orígenes y tradiciones por miedo de un grupo de extremistas ¿por qué a la gente que trabaja y vive su vida le dan igual estas cosas? ¿No se puede correr el riesgo de rechazar a todas nuestras origenes por miedo? Gracias por su contestación.

R.- La autocensura nos hace entrar en un círculo vicioso motivado por el miedo. Ello no nos ayudará a avanzar. Hay que promover la libertad de expresión. Sobre el plano artístico, la promoción de obras debe estar asegurada. Me gustaría añadir que la libertad de expresión necesita también, de la parte de los intelectuales, la dignidad del mensaje. Es legal pero totalmente estúpido insultar al otro o provocarlo esperando una reacción que confirme la mala opinión que teníamos de él. Otra vez, este tipo de provocaciones es totalmente contraproducente.

P.- Hola muy buenas Me pregunta es la siguiente: Mientras no haya respecto hacia la creencia del otro, jamas llagaremos a vivir en paz-¿ Como se puede unir entre moderindad, libertad y civilización con Islam, de manera que no haya conflictos? Gracias

R.- Tenemos todos la necesidad de educarnos sobre nuestra propia historia, nuestros propios valores y, al mismo tiempo, la historia de nuestros conciudadanos que no comparten nuestra religión o nuestra memoria. Conocimiento y humildad es hoy en día lo que falta en cada una de las comunidades sociales y religiosas de la tierra. Nos amparamos en el miedo y nos afirmamos en la arrogancia: difícil vivir juntos en estas condiciones.

P.- ¿Cuál es el mensaje más rescatable para occidente del pensamiento islamista contemporáneo?

R.- Es importante comprender la presencia de musulmanes en occidente no solamente como un problema sino como una posible riqueza. Lo que los musulmanes pueden contribuir (si ellos mismos se reconcilian con la profundidad de su mensaje) es un sentido de la ética en el comportamiento social, del respeto de la naturaleza, del servicio a los pobres. Islam es también y antes que nada, un mensaje de espiritualidad plena en dónde lo esencial es la búsqueda de sentido y la búsqueda de paz.

P.- Señor Ramadan: ¿Cuándo los musulmanes de bien van a criticar y condenar las intenciones, objetivos y actuaciones del islamismo radical? No se olvide que en Occidente hemos progresado gracias a la crítica a nuestros radicales. En el mundo árabe e islámico hay demasiado victimismo y ataque a los exterior, pero poca crítica a lo propio. Esa es la asignatura pendiente

R.- He escrito en muchos libros y artículos que uno de los problemas más importantes del mundo árabe musulmán contemporáneo es efectivamente la ausencia de autocrítica y la postura victimista. En este punto, pienso que tiene razón insistir sobre el hecho de que los árabes y los musulmanes tienen que analizar las cosas para buscar soluciones en vez de sistemáticamente mirar a occidente.

P.- Usted estudió Islam en la universidad de Al azhar en Egipto. ¿Por qué su colegas de universidad son tan reacios a prohibir claramente la ablación del clítoris?. ¿Cómo pueden mantener que es la sunna más importante para preservar la dignidad de la mujer?, ¿Lo ha denunciado usted?

R.- He dicho y he repetido que la ablación no es islámica. Vuelvo de una viaje de siete semanas en África en dónde he manifestado una posición clara sobre esta cuestión. La universidad de Al Azhar tiene opiniones divergentes pero la mayoría está en contra de la práctica de la ablación. Continúo este combate en el nombre de la dignidad de las mujeres como sigo la batalla contra el analfabetismo en dónde está inmersa la mujer en la mayoría de las sociedades musulmanas, contra la violencia de género o los matrimonios forzados.

P.- ¿bajo que supuestos y en qué contextos entendría usted legítima la violencia política?

R.- En el plano ético hay que evitar buscar legitimar la violencia. Aunque cuando una pueblo es oprimido, explotado y sumido a la represión la defensa se convierte en legítima. En esta caso únicamente que podemos admitir la resitancia por las armas. Esta legítima defensa es considerada el último recurso.

P.- Encantado Sr. Ramadan. 2 preguntas. No cree que hay una tremenda hipocresía de muchos gobiernos europeos y occidentales privilegiando relaciones con muchos gobiernos árabes represivos. Y siendo víctimas diariamente los ciudadanos de muchos paises arabes de la corrupción, supeditación sin precio a Occidente y falta de libertades de sus gobiernos, ¿por qué no se rebelan? ¿por qué no explota la calle árabe? Gracias

R.- Sí, muy claramente. Se critica algunas prácticas islámicas y las condenamos cuando los países son pobres (Nigeria) pero nos callamos cuando el país es una petromonarquía (Arabia Saudita). En el mundo musulmán esta hipocresía se percibe. hace perder la cerdibilidad a las críticas que vienen de occidente. En cuanto a la segunda preguunta, si usted lee mis libros o artículos verá que las críticas a los gobiernos árabes y musulmanes son permanentes y denuncio la corrupción y la dictadura. No puedo ir a Arabia Saudí, Túnez y Egipto por estas críticas. Es por lo mismo que es difícil que los ciudadanos de estos países se puedan manifestar. Están bajo dictaduras.Aunque pienso que tenemos la necesidad en el mundo musulmán y árabe de grandes manifestaciones no violentas para mostrar en las calles la contrariedad a las dicturas y los gobiernos corruptos.

P.- En que parte de El Coran se habla del amor al projimo, de la paz ye la tolerancia... La guerra Santa tiene que ser contra uno mismo parea ser mejor persona, más tolerante y respetuoso con su vecino... ¿Dónde se encuentra en el Corán el "no mataras, No odiaras, Ser cada día mejor persona"...

R.- El Corán está lleno de llamadas al amor, a la paz y al respeto de la vida humana. La Yihad no quiere decir Guerra Santa pero esfuerzo y resistencia. Esfuerzo en uno mismo para conseguir la paz interior, resistencia al opresor para establecer la paz. Los musulmanes, porque están ocupados hoy en día en defenderse ante las acusaciones de violencia o de discriminación con las mujeres, no llegan a expresar el mensaje espiritual de su religión fundada sobre la educación, la fraternidad humana y el amor. Necesitamos escucharlos más sobre estos temas. Islam quiere decir entrar en la paz de Dios con la fuerza del corazón.

P.- Estimado Tariq, actualmente vivo en Seattle, USA, y en este país es difícil disociar islam de violencia-terrorismo-degradación de la mujer-etc. Varias de las personas más tolerantes que he conocido son musulmanes, y sé que el islam es muy diferente del triste estereotipo del fanático. ¿Hay algún libro de divulgación que pueda recomendar a personas que tienen muy arraigada la asociación Islam=Demonio, para contrarrestar?

R.- Hay libros publicados el profesor John Exposito que son muy interesantes. Por mi parte hay una obra en inglés y en español dónde hay un diálogo alrededor del Islam, un libro que aparece este mes que es una introducción del Islam: "Vida del profeta Mohamed"


Entrevistado por El País

El 02 de Octubre de 2006




Tariq Ramadan
Profesor

Las relaciones entre Europa y el islam no pasan por su mejor momento. Las caricaturas de Mahoma, el discurso del Papa en Ratisbona o la suspensión de una obra en Alemania que critica a las religiones, han suscitado la ira de radicales musulmanes y el debate en Europa sobre la autocensura para no herir sensibilidades. Tariq Ramadan, ulema y profesor de estudios islámicos en Oxford, ha charlado con los lectores sobre este y otros temas.



Quizás te pueda interesar

           
Jordi Surrallés Calonge
           
Álvaro Beamonte

           
Lorenzo Dávila
           
Chesús Bernal

           
Sergi Jiménez Martín
           
Enrique Miret Magdalena

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com