Martes 11 de Agosto del 2020     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Pedro Martínez el día 23 de Enero de 2008

Pregunta.- Empecemos por lo más sencillo: Artículo 44 1. Los poderes públicos promoverán y tutelarán el acceso a la cultura, a la que todos tienen derecho. 2. Los poderes públicos promoverán la ciencia y la investigación científica y técnica en beneficio del interés general. (Constitución Española) Mi pregunta: ¿Hasta que punto podría considerarse inconstitucional la medida tomada por la SGAE respecto a la implantación "por que si" de su impuesto? ¿quién es la SGAE para imponerlo? muchas gracias.

Respuesta.- El problema no es la SGAE, el problema es el Gobierno que consiente el mantener una situación de privilegio en un Estado de Derecho y democrático. El canon no es más que eso, un privilegio, una norma especial autorizada y consentida para favorecer a una serie de personas. Es como un impuesto privado, que ellos mismos lo autorregulan, lo recaudan, y lo distribuyen, pero el Estado es quien consiente esa situación.

P.- ¿Es ilegal descargarse películas de Internet, o, al pagar el canon, se ha convertido en una actividad lícita?

R.- Esto me gustaría que quede claro: descargarse películas y música de internet no es delito. Únicamente podría ser delictivo si existiese ánimo de lucho, pero si no hay actividad comercial no puede ser nunca delito con arreglo a la legislación actual. Otra cosa distinta es que pueda originarse una responsabilidad civil por violar los derechos de autor al descargar sin consentimiento del autor, pero estaríamos hablando siempre de responsabilidad civil, nunca de delito.

P.- Si no es legal obtener copias de internet sin autorización ... ¿es legal grabar una emisión pública de, por ejemplo, una película y conservarla o prestarsela o copiársela a familiares o amigos ?

R.- La situación es exactamente la misma, es lo que antes hacíamos con las cassettes en las que nos grabábamos la música de la radio y la distribuíamos entre nuestros amigos. Lo único que ha cambiado es la tecnología, que hoy en día disponemos de una tecnología obviamente mucho más numerosa, que permite hacer un mayor número de copias, pero jurídicamente es exactamente igual grabar un vídeo de una película que descargarse la película de internet. Lo que ocurre es que, para los titulares de los derechos de autor, la primera conducta no les preocupa, porque es individualizada y se pueden hacer pocas copias, mientras que la seguna, al ser universal y poder descargarse un gran número de copias, les preocupa mucho.

P.- ¿No constituye el canon digital "incitación al delito"? Nos están cobrando por un delito que aún no hemos cometido, dando por sentado que vamos a cometerlo

R.- Lo que viola el canon es la presunción de inocencia. Se piensa que todos vamos a utilizar la tecnología para defraudar. Y, por otra parte, considera la cultura como una mera mercancía, no como una creación artística. Los que lo defienden, lo justifican en la necesidad de salvar la cultura, pero lo cierto es que la cultura ahora está más viva que nunca y precisamente gracias a las nuevas tecnologías. Lo que tiene problemas, lo que agoniza, es el mercado de los derechos de autor, que no tiene que ver nada con la cultura.

P.- ¿No le parece que si se paga el canon digital se está legitimando la piratería de forma directa aunque el razonamiento para imponerlo sea precisamente el contrario, y además siendo España el país de Europa en que más descargas de internet se realizan?, y por otro lado si uso un CD o DVD para grabar fotos que yo he sacado ¿qué sentido tiene el canon?

R.- El problema del canon, el gran problema, es que la gente, por el hecho de pagarlo, se siente legitimada para poder hacer cualquier cosa. Piensa que, porque paga, no tiene límites, y que todo es gratis, porque ha pagado por anticipado. Curiosamente, el canon se vuelve precisamente en contra de la idea originaria, y fomenta la cultura del todo gratis, porque se ha pagado previamente.

P.- ¿ Cómo debe controlarse la violación a la propiedad intelectual?

R.- Debe controlarse con los mecanismos legales, quien crea que su derecho ha sido violado debe acudir a los tribunales para que le repongan en su derecho. Lo que no puede hacerse es lo que pretenden algunas gestoras de derechos de autor, que es tomarse la justicia por su propia mano y resarcirse de su derecho sin acudir al juez. Es el caso del procedimiento de notificación y retirada que las gestoras de derechos de autor intentaron introducir en la LISI en el famoso Artículo 17 bis. Con esto, lo que pretenden es eludir que el juez sea el garante de los derechos de los ciudadanos y que las páginas web no tengan la misma protección que las páginas impresas y puedan ser cerradas sin necesidad de autorización judicial por estas gestoras mediante ese procedimiento.

P.- Buenos días. El actual debate parece centrarse en la oposición entre los intereses y derechos del creador y los del consumidor, ¿No se estará simplificando demasiado, intencionadamente o no, la cuestión al eliminar los derechos e intereses de productores y distribuidores?¿Es entonces un debate de cultura o industria?

R.- Nadie duda de la necesidad de restablecer el equilibrio entre el derecho individual del autor y el derecho a la cultura. Pero es evidente que la sociedad, el mundo en el que vivimos, está cambiando, y que lo hace muy rápidamente. Los modelos de negocio están cambiando. Internet elimina la figura del intermediario, establece un sistema de información compartida en la que relaciona directamente al productor con el consumidor, sea productor de ideas, de arte, de canciones o de cualquier otra cosa material. Esa innovación supone un cambio radical en las estructuras de mercado, y obviamente el mercado de la cultura y la cultura como mercado se ve afectada, pero también el comercio en general más tarde o más temprano también se verá afectado, e incluso la política, pues en un sistema de información compartido, la figura del representante empieza a dejar de tener sentido y lo que se reclama son sistemas de participación directa.

P.- Es verdad que el canon no parece lo más lógico, casi parece una medida predelictual (te sanciono por si acaso), pero no se me ocurren otras soluciones, porque el problema no lo tiene la música (nunca se ha escuchado tanta como ahora) sino la industria musical. ¿Qué otras soluciones cree usted que cabrían?

R.- Solamente quiero añadir una idea, si la cultura necesita financiación, que se haga mediante el sistema impositivo estatal, controlado y gestionado por el Estado, pero no mediante un impuesto privado que no es más que un privilegio. Por otra parte, el Estado no puede nunca sustituir al mercado, y lo que está en crisis es el modelo de negocio.

P.- Señor fiscal: He leido tribunas de usted y me sorprenden la profundidad de sus apreciaciones respeto al uso de las tecnologias desde el Poder contra los ciudadanos (es la primera autoridad judicial que entran abiertamente en este tema). ¿Cómo un gobierno que se dice socialista puede prescindir de usted como teniente fiscal de Madrid? ¿El señor Fernandez Bermejo es el artífice de su relevo?

R.- Siempre he sostenido, y así figura en la Tribuna publicada en este periódico, que la tecnología puede y debe ser utilizada para luchar contra la delincuencia. Pero un Estado democrático exige que el poder sea transparente, no los ciudadanos, por eso las medidas, además de ser respetuosas con el régimen de garantías, deben ser públicas y conocidas, pues es la única forma que tiene el ciudadano para exigir el cumplimiento de la ley y el respeto a sus derechos. Éste es un valor universal que corresponde a todo hombre defender como demócrata, y no tiene nada que ver con ser socialista o no serlo. Las razones por las que fui cesado no me han sido aclaradas. Por otra parte, ignoro si fue el señor Bermejo u otra persona de su entorno, pero lo evidente es que no fueron mis compañeros.

P.- ¿Existe alguna posibilidad real de que algún día se anule el cánon digital en Europa? ¿O está aquí, por desgracia, para quedarse? ¿Cómo protegernos de la depredación de sociedades privadas como SGAE?

R.- Soy optimista. En España, por ejemplo, cuando se inició la campaña contra el canon, era un pequeño grupo de personas quienes lo pusimos en marcha. Hoy, tenemos más de 30 colectivos, y más de dos millones de firmas, que próximamente se le presentarán al presidente del Gobierno. Y es de resaltar que fuerzas políticas importantes como el Partido Popular o Ciudadanos han firmado el documento contra el canon. Han sido estas fuerzas las que se han aproximado a nosotros y las que apoyan el movimiento. Por eso creo que el canon no tiene futuro.

P.- Según la UE, la dirección IP (que identifica un ordenador conectado a internet) es un dato de carácter privado. Sin embargo, el Reglamento de Desarrollo de la LOPD, aprobado el sábado, sólo establece privacidad par los registros de las IPs asignadas por los proveedores de Internet (ISPs) y no para los registros de nuestras IPs de cientos de servicios web que se usan normalmente (ej. correos web). ¿podemos hacer algo los usuarios para proteger nuestra privacidad?

R.- La tendencia que se está imponiendo en el Consejo de Europa es considerar las IP como datos de carácter personal y, por lo tanto, gozan de esa protección especial, de forma que solamente puedan ser reclamadas y por lo tanto desveladas cuando la autoridad judicial, en un proceso por delito, las reclame, pero no pueden ser entregadas para otros fines de carácter privado. Éste es el caso de Pro-Musicae en España, en el que la abogada general del Tribunal de Estrasburgo informó que Telefónica no tenía obligación de revelar esas IP a las sociedades de derechos de autor para que éstos pudieran demandar a las personas que desde esas IP se bajaban música.

P.- ´D. Pedro, Usted díce que él, ."el impuesto de la SGAE es sólo la punta del iceberg de los numerosos desafíos que presenta la sociedad de la información".., en cambio el Psoe afirma que el canon es un prblema menor al que se le está dano más importancia de la que tiene. ¿qué opinión le merece esta minimización del problema por paret del Gobierno?

R.- Es una miopía politica. Es no querer ver nada más que lo inmediato. Los cambios sociales que está produciendo internet y las nuevas redes sociales son ya evidentes. Lo observamos todos los días. Es más, el siglo XX introdujo importantes derechos sociales, como es el derecho a la sanidad universal y la educación universal, pero ahora, en el siglo XXI, el derecho al conocimiento solamente es posible si se garantiza la universalidad de la banda ancha. El saber ya no está en los libros ni en las Universidades, el saber está digitalizado, el saber se encuentra en la red, por consiguiente, si se quiere garantizar la igualdad en el acceso al conocimiento, es preciso la banda ancha universal. El canon es una restricción a ese derecho universal que todos tenemos al conocimiento, y dejarlo a disposición únicamente de las rentas más pudientes. ¿Cómo se explica usted que con un salario mínimo de 600 euros se puedan comprar DVD en torno a 20 euros? ¿Quiénes pueden hacerlo?

P.- ¿Qué le parece el nuevo sistema implantado en Francia que persigue a los internautas que descargan contenidos a través de plataformas P2P de forma reiterada? En su opinión, ¿sería este un buen método para proteger los derechos de autor en España? ¿Cuál recomiendaría usted? Gracias

R.- Primero, en Francia, por el momento, las descargas están permitidas. Se ha anunciado una legislación restrictiva basada en un control de las IP que efectúen esas descargas. Primero se harían unos avisos a los titulares y después podría incluso desconectarse. Pero esto no es más que un anuncio, tiene problemas jurídicos graves para su implantación, puesto que supone la existencia de un ente que vigile la red constantemente para saber quién descarga y de dónde descarga y qué descarga, y eso acarrea problemas constitucionales en relación con el derecho a la vida privada. Y, por otra parte, está la industria, las operadoras de telefonía, que puede ser que este sistema no les resulte rentable porque tienen un volumen de negocio importante en las redes de ADSL y de banda ancha.

P.- ¿Qué certeza tenemos los ciudadanos de que la empresa privada beneficiada por esta medida hará un uso adecuado del dinero, y no servirá para mantener en sus puestos a unos señores a los que se les ha terminado el negocio?

R.- Certeza no tenemos ninguna. De hecho, en España, existe una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción que afecta a las gestoras de los derechos de autor, precisamente por la falta de claridad en las operaciones mercantiles que realizaban con otras entidades filiales y por la falta de controles externos. Por eso, decimos que si es precisa la financiación, se haga a través del sistema impositivo general, como se pagan otros servicios públicos, como la sanidad o la educación.

P.- ¿Cree que el actual marco jurídico garantiza los derechos de los diferentes actores que intervienen en el negocio de la distribución (desde creadores a usuarios de contenidos)?

R.- Sinceramente, creo que no. El actual marco jurídico está pensado de una idea básica que es considerar la cultura como una mercadería, y por lo tanto es un bien que está en el mercado. Garantiza los derechos en relación con esa mercadería, pero no garantiza el derecho del creador ni el derecho universal a la cultura. Ésta es una de las transformaciones sociales que se están produciendo ahora, en que gracias a las nuevas tecnologías la cultura ha dejado de ser un bien privado y elitista para ser un bien universal, y por eso los ciudadanos, con independencia de su situación económica, reclaman ese derecho a la cultura. Igualmente, los creadores reclaman su derecho a una retribución.

P.- ¿no hay un poco de demagogia por ambas partes? yo tengo musica comprada (mucha) y tambien bajada. Voy al cine religiosamente pero alguna la he visto bajada. ¿No tienen que hacer una reflexion tambien los que no van al cine ni compran ni un solo disco pero no se privan ni de escuchar musica ni de ver peliculas por la cara?

R.- Mi opinión personal es que sí, que la gente que le gusta la cultura, que le gusta el cine, no deja de ir al cine porque pueda ver una película que se baje de internet o que pueda comprar en la calle. Es más, en ocasiones estas compras no son más que propaganda para que luego después la gente compre realmente aquellos que les satisfacen para tener una grabación de mayor calidad. Con la música, pasa algo parecido, de hecho, ya los intérpretes, sobre todo los que utilizan licencias copy-left, difunden gratuitamente en la red sus canciones para, de esta forma, promocionar sus propios conciertos, que son las actuaciones en directo, y por lo tanto únicas, que son en las que centran su actividad comercial, y hay un entendimiento entre el público y los actores en este sentido, de forma que la música bajada es el reclamo para después ver la actuación directa.

P.- Teniendo como referente, por ejemplo, el préstamo gratuito de libros, en ¿qué difiere y se asemeja la actividad del tráfico de música y por qué razón no se cuestiona la primera y si la segunda? ¿simplemente por la posibilidad de la posesión continuada? Estoy muy de acuerdo con Vd. en que es el modelo de negocio lo que finalmente se pretende proteger, por supuesto, y con sus intereses y ánimo de lucro, que a mi juicio, son hoy día innecesarios y desproporcionados Muchas gracias por sus respuestas

R.- La gran diferencia es la era digital. Un libro es un bien físico que circula de mano en mano. Lo puede utilizar una persona cada vez. Pero cuando ese libro está digitalizado y está subido a la red, es accesible a todos los ciudadanos del mundo y en el mismo tiempo. Esa es la gran transformación de la era internet, y hay que entender que internet, como medio de comuniación, ha revolucionado y ha terminado con la imprenta y el libro como soporte del conocimiento. Eso, aunque cueste, es una realidad que tenemos que asumir, aunque durante un largo periodo los medios impresos seguirán vigentes y serán un soporte para nutrir las ediciones digitales. Evidentemente, todo esto supondrá un cambio radical de los modelos de negocio, pero no únicamente en la cultura, también pasará en el comercio. Cuando el comercio electrónico explote y la gente pueda comprar con seguridad tecnológica de que sus datos no van a ser utilizados por terceros y con seguridad jurídica para poder reclamar, el comercio tradicional no podrá competir con unos precios que serán mucho más bajos y tendrá que adaptarse. De hecho, ya podemos observar cómo las grandes superficies, sobre todo en el área de alimentación, utilizan el comercio electrónico como medio de venta. Y esto se seguirá expandiendo.

P.- ¿Que le parece la idea de Ibarra.? Ibarra propone sustituir el canon por una casilla en la Renta

R.- El señor Ibarra, en Extremadura, tierra por la que han pasado todos los trenes del progreso y los ha perdido todos, ha conseguido ponerla a la cabeza del progreso y de la tecnología digital. Ha creado una auténtica red de banda ancha que la ha llevado al mundo rural, haciéndola accesible prácticamente a todos los ciudadanos. En Extremadura, existe un promedio en las escuelas de un ordenador por cada dos alumnos, mientras la media europea es de cinco, aunque el ideal está en tres alumnos por cada dos ordenadores. Y, por otra parte, es un pionero del software libre, utilizando linux como sistema operativo que es totalmente gratuito. Por lo tanto, conoce muy bien el reto tecnológico, y por consiguiente su opinión a este respecto debe ser muy tenida en cuenta y, evidentemente, es una posición aislada frente a la postura oficial del PSOE.


Entrevistado por El País

El 23 de Enero de 2008




Pedro Martínez

Pedro Martínez, ex fiscal de delitos laborales de Madrid, es un destacado detractor del canon digital pero, según él, el impuesto de la SGAE es sólo la punta del iceberg de los numerosos desafíos que presenta la sociedad de la información. La lucha por los derechos civiles en las nuevas tecnologías o la censura en Internet son otras cuestiones de gran relevancia.



Quizás te pueda interesar

           
Veneno, Kiko
           
Esteban de Manuel

           
Jordi Padilla
           
Verónica Caballer

           
Camela
           
Isabel

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com