Domingo 20 de Septiembre del 2020     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Paco Andújar y Marcel Camacho el día 18 de Abril de 2006

Pregunta.- ¿Creen que la reducción de plantilla en TVE es la solución para los problemas económicos de TVE?

Respuesta.- Pues no. En los presupuestos de este año 2006, la aportación pública que han hecho suponen el 37% del los gastos de RTVE; nos han dejado un déficit de 226 millones de euros. Curiosamente, hablan de una reducción de empleo que supondría una cantidad similar a ese déficit. Esto quiere decir que los planes que han presentado no han vienen a mejorar o a hacer más eficiente el servicio público sino sólo a ajustar las cuentas del ministerio de economía. Si la emisión se mantiene con las mismas cadenas o más y esa emisión hay que llenarla con programas, se llenará con productos comprados a otras productoras y bajando la calidad de lo que se ofrece. Luego la solución no es una reducción de plantilla, sino fijar los objetivos de servicio público, que sean objetivos asumidos y necesarios y de los que se responsabilize el Parlamento. Con eso objetivos en la mano, los ciudadanos, entenderán la necesidad de una RTV pública y por lo tanto se pagará porque es algo necesario y nada es gratis, ni el servicio público ni la televisión privada tampoco.

P.- El grosor de la deuda de RTVE, ¿es cierto que se debe a la falta de aportaciones de los gobiernos al ente? Mucha suerte en vuestra labor, que no es fácil.

R.- La deuda de RTVE es consecuencia de una forma determinada de financiarla que ha sido aplicada por diferentes gobiernos durante unos 15 años. A diferencia de otros servicios públicos, RTVE no ha recibido de los Presupuestos Ggenerales del Estado los fondos para equilibrar cada año sus cuentas, como hemos dicho anteriormente, recibía una autorización para endeudarse y el aval del Reino de España. Esto se empezó a hacer para enmascarar, de cara a la convergencia europea, el déficit español y así cumplir los requisitos para la entrada en vigor de la Moneda Única. Lo mismo se podía haber hecho con cualquier otra dirección general necesitada de fondos públicos para prestar sus servicios, y ahora habría que hablar de la deuda acumulada de esos organismos. La deuda es del Estado español por haber sustituido la aportación de fondos efectivos por avales y, lo cierto, es que no hay nada que pudiera hacer RTVE para regularizar esa deuda, siempre y en cualquier caso, con plan de ajuste o sin él, el Estado español será el único que pueda responder de la solución de esa deuda. Mientras tanto la Banca privada lleva haciendo negocio de años en el que han obtenido 2.474 millones de euros gracias a la política "financiera" de gobiernos del PSOE y del PP.

P.- ¿Por qué los trabajadores tienen que pagar los platos rotos de la mala gestión de RTVE? ¿ Por qué se han pagado sueldos tan elevados a presentadores estrella sabiendo que había crisis económica?

R.- Los trabajadores no vamos a pagar los platos rotos de la mala gestión de RTVE ni de los malos planes de la SEPI. Para eso, los sindicatos hemos olvidado toda diferencia y nos hemos fundido en una unidad de acción contundente y hemos contado con el respaldo de más del 90% de la plantilla en la huelga del pasado 5 de abril. La SEPI y la dirección de RTVE tienen que renunciar a sus pretensiones de cerrar centros de trabajo, reducir el servicio público y destruir más de 4.000 empleos. Sólo a partir de esa renuncia será posible establecer unas conversaciones que permitan lograr un acuerdo para reformar RTVE en beneficio de la sociedad y de sus trabajadores.

P.- ¿Cuáles son los efectos de Plan de saneamiento para la tve internacional?

R.- Lo dado a conocer hasta ahora por la SEPI no revela efectos concretos en determinadas unidades, sino que deja ver los grandes efectos de tipo general: cierre de centros y pérdida de la mitad de los empleos. Podemos adivinar que ciertas aportaciones de los centros territoriales a TVE internacional dejarían de hacerse y como ocurriría de forma general para dotar de contenidos a este canal habría que recurrir a la compra o subcontrata de producción ajena.

P.- Desde mi absoluta convicción de la necesidad de un sector público, y en particular estatal, en el campo de la radio y la televisión, ¿cómo se compatibiliza esa existencia con el requerimiento, también ineludible, de que su coste se mantenga en una magnitud que pueda ser asumida por el Estado?

R.- Somos una de las RTVE más baratas de Europa. De hecho, podemos decir que Alemania tiene 193 euros por año y hogar, el Reino Unido 178, 116 Francia, 91 Italia y 56 España. No son datos nuestros, se pueden recoger en la web de RTVE, en el informe de servicio público del año 2004 presentado por la empresa en el Parlamento. La rentabilidad de una televisión pública en Europa no se mide sólo en términos económicos sino también sociales. Los beneficios económicos del servicio público que prestamos también aparecen cuando, por ejemplo, después de programas sobre prevención y salud, los ciudadanos adquieren mejores comportamientos sanitarios y eso reduce los costes médicos y hospitalarios. Esa reducción de costes y la mejora de beneficios en otros casos se produce también por la presencia del servicio público de la radio y la televisión. Si no fueran efectivas estas acciones en la televisión, no se entendería por qué se hacen tantas campañas mediáticas para conseguir, por ejemplo, la reducción de los accidentes de carretera.

P.- ¿En qué situación quedan las emisiones en RTVE en las lenguas oficiales del Estado distintas al castellano con el plan de la SEPI?

R.- El plan de la SEPI pretende la desaparición de emisiones amplias exclusivas en alguna otra lengua oficial como es el caso de Cataluña, donde se perdería la emisión específica en catalán de Radio 4 y la programación alternativa en La 2 del circuito catalán. La presencia de otras lenguas oficiales quedaría reducida a las desconexiones para difundir en cada ámbito escuetos boletines de noticias locales o regionales que sí podrían darse en la lengua correspondiente a cada lugar.

P.- Todos los trabajadores sabemos que sobra gente en RTVE, sobra porque no nos dan trabajo, claro. Donde más se nota este exceso de plantilla es en Madrid, en Prado y en Torre. ¿Cuántos compañeros conocéis que no van ni siquiera a fichar porque están hartos de hacer pasillos? Creo que el Plan ya lo tenéis pactado y que se pondrá en marcha cuando la ley se aprube en el Congreso. ¿No os parece?

R.- Yo no conozco ningún compañero que no fiche porque los tres días de ausencia es motivo de despido y algunos casos hemos tenido por esta causa. Desde luego, no sobra gente, lo que sobran son productoras que se llevan el trabajo fuera y paulatinamente han encarecido los costes de producción y han sido el nido de privilegios de amigos, de unas y otras direcciones. Desde luego, nada hay pactado y precisamente tras la huelga lo que esperamos es un cambio de rumbo en la negociación y la retirada de la propuesta del plan de saneamiento.

P.- Como telespectador, no percibo una oferta de RTVE diferente a la de las cadenas privadas. En su opinión, ¿cuál es la causa de que los resultados económicos de unas y otras sean tan diferentes?

R.- Los beneficios de las televisiones privadas se han asentado en programas de telebasura que son los que garantizan desgraciadamente amplias audiencias y por tanto, grandes ingresos comerciales por la publicidad. Una radio televisión pública no debe hacer un Gran Hermano, ni asentarse en géneros de ese estilo, que denigran la dignidad humano y elevan a categoría de éxito social a personajes que no suponen ningún ejemplo de comportamiento digno, ético o profesional para el conjunto de la sociedad. Por lo tanto el beneficio de las privadas se asienta en la baja calidad y en los bajos costes salariales. Por el contrario una RTVE pública debe asegurar la permanencia de los valores humanos por encima del negocio y el beneficio empresarial . Nuestra rentabilidad no será nunca la económica sino la social.

P.- A su juicio, ¿en qué condiciones deberían permanecer abiertas las emisoras provinciales de RNE que la SEPI pretende cerrar?

R.- Las condiciones mínimas es que se garantice una emisión propia para su propio ámbito provincial o local. Hasta ahora eso se garantizaba mediante desonexiones en Radio 5 y daban a esta emisora una característica de proximidad que no tiene ninguna otra emisora de RNE. Si se pierden estas desconexiones, Radio 5 perdería una de sus principales funciones sociales.Muchas de estas emisoras están ubicadas en provincias que sufren un tradicional aislamiento, que pierdan unos informativos locales no hará más que profundizar y aumentar ese aislamiento.

P.- Cómo se expllica que la BBC tenga 20.000 empleados y la SEPI pretenda dejar a RTVE con sólo 4.000.

R.- La única explicación a bote pronto, es que la BBC, como todo el mundo reconoce es un ejemplo emblemático de servicio público en la comunicación y la SEPI pretende cargarse el servicio público en España. Estamos usando una metáfora por la que decimos que han decidido que hay que usar un traje de talla 36 y por tanto hay que hacer adelgazar a quien lo va a usar. La SEPI ha demostrado con su plan un desconocimiento absoluto no solo de lo que en general es una radio y una televisión pública, también de la realidad del día a día. Nos está sorprendiendo saber que ahora, semanas después de haber terminado su plan, sus asesores están descubriendo, que una emisora local de RNE como Gijón, puede hacer dos horas de producción para Radio 4 en Barcelona porque en Gijón se celebra una semana de novela negra en la que se rinde homenaje al catalán Vázquez Montalbán. O que la emisora de RNE en Granada produce más de cuatro horas de grabaciones para Radio Clásica cubriendo el festival de música de esa ciudad. Si desconocían estos simples detalles de la realidad de nuestro trabajo cada día, ¿cómo han podido hacer un plan en el que reducen a la mitad los recursos?

P.- ¿No sería la mejor manera de sanear RTVE "tirar" de cosecha propia en vez de tirar el dinero en productoras (último ejemplo Apaga la luz, 1 millón de euros, en una serie brevísima -5 minutos- y soporífera)?

R.- Estamos convencidos de que la mejor manera de gestionar RTVE es utilizando al máximo todos los recursos propios, técnicos y humanos de que disponen. En los sindicatos, ya hemos reiterado nuestra disposición a negociar medidas tendentes a la mejora de la eficacia y la productividad. A partir de utilizar adecuadamente los medios propios , siempre habrá un margen para posibilitar el desarrollo de una industria audiovisual independiente y europea.

P.- ¿Por qué no privatizar RTVE? No entiendo el desperdicio de dinero que se usa, en vez de atender necesidades más importantes como la sanidad o la educación. Tenemos suficientes televisiones, de ideologías diferentes. ¿Por qué una televisión pública? ¿Acaso hay periódicos públicos? Nadie se extraña de ello. En la sociedad de la eficiencia no tiene sentido RTVE como ente público.

R.- Las televisiones privadas solo tienen una ideología, que es la de generar beneficios con su actividad para repartir entre sus accionistas y esta obligación marca toda su actividad. Su cliente objetivo no es el espectador, es el anunciante y su negocio se basa en conseguir el mayor número de espectadores para cobrar más caros los anuncios. Para esto vale cualquier medio. Y si pudieran retransmitir en vivo y en directo el Circo romano con los leones comiéndose a los cristianos lo harán gustosos. La televisión pública es un servicio público que refuerza otros como la sanidad o la educación o, ¿creeemos que el efecto de lo que se emite no afecta a la educación, a los comportamientos, a los hábitos de vida, a la infancia y a la juventud? Los enseñantes saben muy bien cuando media hora de telebasura echan a perder un trimestre de enseñanzas. En el ámbito de la información es donde la necesidad de una televisón pública que garantice al ciudadano disponer de todos los datos necesarios para que sus decisiones tomadas en el ejercicio de su libertad no estén dirigidas ni manipuladas, se vuelve prioritaria y hemos visto ejemplos claros de cómo la televisión privada suele supeditar la política informativa a sus intereses económicos. En cualquier caso este sería un debate de horas.

P.- La SEPI califica de "insostenible" la plantilla de RTVE al hablar de la situación general... ¿y ese "plantel de artistas contratados a dedo" que vienen a llevárselo crudo, y además deja al margen a los buenos profesioales con el argumento de que "no hay personal fijo o contratado para hacer dicho trabajo"?...¿ No sería bueno para el ciudadano y para el servicio público que presta RTVE que se empezara por sanear estos "gastos corrientes y excesivos"?

R.- Todo lo que sea aclarar los gastos y que éstos estén plenamente justificados es evidente. Las contrataciones artísticas han venido de la mano de las direcciones generales. El mayor problema no es que algunas hayan sido millonarias, sino que no se ha buscado dentro del personal de la propia casa a alguien que con mayor profesionalidad lo podía haber hecho igualmente. Lo que heredamos es una RTVE dirigida por los gobiernos en que cada director general ha incorporado al igual que se hacía en cualquier ministerio sus equipos, los amigos de sus equipos, las empresas de sus amigos de sus equipos y finalmente, eso ha llevado a una gestión condicionada a otros intereses que no eran los de servicio público. El modelo de RTVE que debiera nacer a partir de la nueva ley debe acabar con esas prácticas y anteponer el interés de servicio público y la independiencia del medio a los amigos de cualquier gobierno.

P.- Después del éxito de la huelga de los trabajadores de RTVE el pasado 5 de Abril y la presentación del plan alternativo de los sindicatos (por cierto muy, muy flojito) los trabajadores de RTVE estamos esperando que nuestros representantes se sienten a negociar con la SEPI en defensa de nuestros puestos de trabajo. ¿Cuándo van a comenzar las negociaciones y para cuándo se prevee la aplicación del plan?

R.- Las negociaciones comenzarán en cuanto que la SEPI y la dirección planteen medidas a los sindicatos y a los representantes de los trabajadores. Hasta ahora la dirección ha presentado unas líneas generales que no han concretado más allá de una cifra global de reducción de empleo. De momento no hay fecha concreta y es la propia dirección y la SEPI las que la fijan. No tenemos previsión por tanto de fecha para la aplicación de ningún plan.

P.- A los sindicatos de RTVE se les llena la boca diciendo que defienden a los trabajadores de RTVE que están en "provincias" . Pero para la mayoría de los trabajadores de CCTT de TVE, de emisoras de RNE y DelegacionesInformativas y Comerciales, el traslado forzoso a Madrid supone un "despido encubierto". ¿Por qué ustedes acordaron con la empresa la posibilidad de traslados forzosos que ahora puede aplicar la dirección de RTVE y que afecta mayoritariamente a los trabajadores de "provincias"?

R.- No hay ningún acuerdo de ningún tipo con RTVE. Debe usted estar muy mal informado para afirmar tal cosa.

P.- Hizimos una huelga calificada de éxito total. ¿Para qué ha servido? ¿Por qué se hizo la huelga sin tener conocimiento previo del contenido del expediente de regulación?

R.- Hemos hecho una huelga para rechazar un plan de saneamiento que pretende reducir un 44% del empleado de RTVE y suprimir buena parte del servicio público que hasta ahora prestamos. Eso es lo que se nos había presentado y por tanto, si tenemos conocimiento de las consecuencias de ese plan. El objetivo que perseguimos es que la negociación se de en otras condiciones, en las que primero se disponga de un modelo definido por el parlamento y después se pueda abordar aquellas consecuencias que ese modelo tenga. Luego, cualquier ERE es no el principio de una negociación sino el final.

P.- ¿Qué opinan sobre la propuesta de la Junta de Extramadura de reclamar la transferencia del centro territorial?

R.- Nos parece respetable las pretensiones de la Junta de Extremadura, pero nuestro modelo de RTVE se basa en la integridad de una estructura productiva de radio y televisión como presente en todos los territorios del estado, realizada por profesionales de todos los lugares y que garantiza un servicio cuya primera consecuencia debe ser potenciar la cohesión territorial, social, cultural, étnica, de tipo.

P.- La opinión pública tiene una imagen de RTVE como la de una empresa que genera un volumen de deuda gravoso para el bolsillo del contribuyente. ¿Podrían explicar cómo de un boyante beneficio en los años 80 y anteriores se ha llegado a la situación actual?

R.- RTVE nunca ha sido un boyante negocio. Pero en los ochenta al no existir ninguna otra televisión resultaba fácil ajustar las tarifas y por tanto los ingresos por publicidad para poder cubrir la totalidad de los gastos de explotación. Con la aparición de las televisiones privadas y televisiones públicas autonómicas se tuvo que repartir el mercado publicitario y ya no resultaba posible equilibrar gastos con ingresos comerciales. En cualquier caso TVE tiene la obligación de producir y emitir contenidos de servicio público que no tienen "valor comercial" a la hora de captar publicidad: misas los domingos, desfiles militares, propaganda electoral gratuita...

P.- ¿Por qué, en estos difíciles momentos de RTVE, se pierde la unidad sindical, y no hacen esfuerzos entre todos, para tirar en la misma dirección, y no gastar fuerzas ni tiempo, en luchas sindicales?

R.- En estos momentos hay una clara unidad sindical. CC OO y UGT presentamos conjuntamente enmiendas a la nueva ley de RTVE que se debate en el Senado. CC OO y UGT hemos mantenido las mismas posiciones frente al plan de saneamiento de la dirección y la SEPI. Todos los sindicatos de RTVE estamos en el mismo acuerdo. Todos convocamos la última huelga y la manifestación de Madrid. No hay mejor prueba de que hay una gran unidad sindical.

P.- Por lo que he podido leer en la página web de RTVE, el plan de saneamiento garantiza la existencia de nueve canales de televisión, cinco cadenas de radio, 15 centros territoriales de TVE, 17 emisoras regionales de RNE y dos grandes centros de producción de TVE en Madrid y Barcelona. ¿Podrían explicar a los ciudadanos cómo se concilia esa realidad prevista en el plan con la afirmación de los sindicatos de que se desmantela el servicio público?

R.- No se garantiza nada de lo que dices dado que el propio plan deja la incógnita de la viabilidad de futuro de parte o de la totalidad de las emisiones de RNE y TVE a que se consigan o mantengan determinados niveles de audiencia. Cuando lo cierto es que de la propia gestión que se viene haciendo estos niveles se convierten en referencias inalcanzables. Lo que el plan de la SEPI permite en un primer momento es un servicio público marginal con respecto de la oferta privada y al borde de la desaparición y en una segunda fase. Simplemente la merma de empleo, uno de cada dos puestos actuales, hacen imposible asegurar los contenidos para la emisión de radio y televisión.

P.- Hola y gracias de antemano por contestar. Creo firmemente en la necesidad de una televisión pública de calidad y esperaba que el cambio de gobierno de hace dos años se notara también en TVE. Sin entrar en por qué se hacen todavía determinados programas ¿por qué el plan de saneamiento propuesto pasa primero por un ERE en lugar de por replantearse algunas prácticas que se siguen desde hace tiempo como trabajar con productoras privadas cuando TVE cuenta con personal muy preparado y equipos?

R.- Parece evidente que el denominador común de este plan es dejar la producción de programas al sector privado. Esta es una tendencia que desde la aparición de las privadas se ha aplicado en TVE. En este momento, esta tendencia está en su máximo auge y lo que hace en la práctica es transformar empleo estable en empleo precario. Los trabajadores de RTVE en la producción de programas lo hacen con un convenio y con salarios dignos. Los trabajadores que trabajan para productoras lo hacen con salarios bajos y por el tiempo que pueda durar un programa, si no menos. Ese ahorro de costes laborales va a parar a los bolsillos de los empresarios y se saca de los bolsillos de los trabajadores. Esa es la razón.

P.- ¿Permitirán a los sindicatos debatir el modelo de RTVE pública, o el Plan de Saneamiento se llevará a cabo haya o no acuerdos con los sindicatos? Gracias

R.- Es una pregunta dirigida a la dirección general o a la SEPI. Hasta el momento las negociaciones o reuniones que ha habido no se ha entrado en el debate del modelo de RTVE. La dirección actual y la SEPI pretenden un ajuste de plantilla sin que previamente el Parlamento haya definido el modelo y los objetivos de servicio público para la nueva RTVE que se contempla en la ley que ahora se tramita en el Senado. Los sindicatos no vamos a consentir fácilmente que se haga este ajuste sin que previamente haya un acuerdo sobre el modelo.

P.- ¿Los sindicatos de RTVE han pensado en pedir responsabilidades legales a los malos gestores políticos y empresariales que han dejado a esta empresa pública al borde de la ruina?

R.- No es a los sindicatos a quien correspondería este tipo de acciones de contenido legal, que no obstante ejerceríamos de disponer de evidencias claras de conducta dolosa. En cualquier caso, el Tribunal de Cuentas ha señalado practicamente en todos los ejercicios económicos de los 10 últimos años irregularidades que no han merecido por parte de los gobiernos de turno ni de las sucesivas comisiones de control parlamentario de RTVE acciones de responsabilidad política económica o penal hacia las distintas direcciones generales.

P.- Si los actuales gestores de RTVE defienden en teoría un modelo de televisión pública serio y riguroso, ¿por qué ponen en marcha programas que rayan con la zafiedad como el estrenado el pasado domingo "Teleobjetivo"?

R.- Los actuales gestores defienden "sólo en teoría" un modelo serio y riguroso. En la práctica, tras una primera etapa de programación y contenidos incoherentes se han decidido por tratar de recuperar audiencia "a toda costa" y por eso los últimos intentos (Teleobjetivo, Rufus y Navarro...) han incurrido en la típica telebasura que busca convocar a los televidentes a cualquier precio.

P.- Esta es una pregunta para Marcel Camacho de CCOO: ¿Por qué razón CCOO no pide la dimisión de la directora general Carmen Caffarell tanto por su participación en este plan, al que todos los trabajadores se oponen, como por su desastrosa gestión en la dirección del grupo RTVE e incluso por sus continuas tergiversaciones e imprecisiones en sus comparecencias ante la comisión de control de RTVE del Congreso de los Diputados?

R.- Tampoco pedimos la dimisión del presidente de la SEPI, ni del Gobierno, ni de la vicepresidenta del Gobierno, que en cualquier caso todos ellos son responsables de la política que se ejerce en la empresa. Nosotros estimamos que el objetivo fundamental no es que se cambie un director general por otro sino que haya una política de servicio público para RTVE y finalmente un plan pactado con los sindicatos y con la representación de los trabajadores que saque a RTVE de las manos de las productores y garantice un futuro estable en lo que a la financiación se refiere.

P.- ¿Qué concesiones o sacrificios estarían dispuestos a hacer, si se diera el caso, para garantizar la viabilidad futura de la RTVE?

R.- Nosotros entendemos que el modelo de RTVE debe cumplir un objetivo de servicio público al conjunto de la sociedad que debe ser definido por el parlamento. Así sucede en la mayor parte de los países europeos en los que la radiotelevisión pública está al servicio de los ciudadanos. Si el Parlamento definiera un modelo de servicio público acorde con el de nuestro contexto polítco en la Unión Europea, estaríamos dispuestos a buscar los mejores mecanismos para cumplir esos objetivos. En este sentido, cabe adoptar medidas en las que podamos lograr más eficacia en el conjunto de la productividad que supondrían cambios en estructuras de categorías o en readaptación del personal para las nuevas tecnologías o los nuevos objetivos de servicio público que se plantearan. Dicho esto hay que señalar que nuestro modelo de RTV es uno de los más pequeños y menos costosos de los países europeos de nuestro nivel económico.

P.- ¿Las televisiones autonómicas no tienen pérdidas económicas?

R.- Todas las televisiones autonómicas tienen un déficit de explotación entre los gastos y los ingresos comerciales. Este déficit es cubierto a cargo del presupuesto de la comunidad autónoma correspondiente. De esta forma terminan sus ejercicios a cero porque no recurren como en el caso de RTVE, a verse obligados a enjugar el déficit solicitando un crédito autorizado por el consejo de ministros y avalado por el reino de España.

P.- ¿Aprobáis el hecho de que unos 300 trabajadares de TVE con su protesta a la puerta del estudio obligaran a suspender el Telediario de las 15 H el día de la huelga?

R.- La interrupción del telediario en el día de la huelga fue una decisión de la dirección y no de los trabajadores que protestaban fuera. Se les había pedido que el telediario se redujera a 15 minutos y la dirección de informativos después de alcanzar un preacuerdo con el comité de huelga se vino atrás. Ello provocó la ira y el enfado de los trabajadores que estaban a la espera de ese acuerdo. En definitiva, la responsabilidad fue de la propia dirección que fija unos servicios mínimos en la programación que de facto no reflejan la participación en la huelga porque si un 90% de los trabajadores de la redacción estaban en huelga por qué no se reduce el informativo en la misma proporción. Las sucesivas direcciones de RTVE y los sucesivos gobiernos han vulnerado el derecho de huelga de los trabajadores imponiendo servicios mínimos abusivos que han sido reiteradamente condenados por la audiencia nacional.


Entrevistado por El País

El 18 de Abril de 2006




Paco Andújar y Marcel Camacho

El Gobierno ha planteado la necesidad de realizar una reforma a fondo en Radio Televisión Española. El resultado ha sido un plan de saneamiento, propuesto por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), cuya principal novedad es la eliminación de más de 3.000 empleos. El plan cuenta con el rechazo frontal de los trabajadores quienes convocaron una huelga que obligó a suspender en directo la emisión de la primera edición del Telediario. Paco Andújar (UGT) y Marcel Camacho (CCOO), que negocian ahora con la SEPI la remodelación del plan de saneamiento, han charlado con los lectores.



Quizás te pueda interesar

           
José Ángel Ezcurra
           
Miguel Hinojosa Macías

           
Arturo Soriano
           
Adela Cortina

           
Daniel Sánchez Arévalo
           
Francisco Nixon

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com