Miercoles 17 de Enero del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Marta (víctima malos tratos) el día 25 de Noviembre de 2005

Pregunta.- Hola, y ante todo mucha suerte con sus nuevas relaciones. ¿Se siente protegida por las autoridades? ¿Que lleva a una mujer a aceptar el primer golpe? Ánimo y suerte. Pedro

Respuesta.- Sí me siento protegida por las autoridades. El primer golpe creo que te llega sin esperarlo. Muchas gracias.

P.- ¿cómo se vive el día a día con un móvil de teleasistencia? ¿te entra el pánico si de repente te das cuenta de que no lo tienes a mano?

R.- Yo le llamo el "móvil negro". El móvil no me ha quitado el miedo, aunque siempre tienes la esperanza de que cuando lo necesites va a funcionar. No me entra el pánico cuando no lo tengo a mano porque pánico tengo siempre.

P.- Creo que asumir un maltrato es muy dificil para cualquiera. En que momento se dio usted cuenta de que su marido es un maltratador y del delito que cometia??

R.- Yo me sentía culpable de los maltratos. Empecé a informarme y a buscar consejo para ver en qué podía cambiar yo. Tampoco era consciente de que eran maltratos. Ninguno pensamos que nos puede estar pasando a nosotros. En ese camino fui descubriendo que era una mujer maltratada y que las técnicas que él usaba eran típicas del hombre maltratador. De repente tomas conciencia de cómo es el hombre con el que estás viviendo.

P.- Hola Marta. En primer lugar, me gustaría felicitarte por tu valentía al participar en este foro. ¿Alguna vez has barajado la posibilidad de mudarte de ciudad o de país para salvar tu vida?

R.- Una vez, y lo descarté, pues me ha costado mucho tener lo que tengo y que mi hija se mantenga en paz dentro de este calvario, con lo cual, con todas sus consecuencias, decidí defender mi vida y mi sitio. ¿Por qué me tengo que ir yo? Siempre somos las mujeres las que tenemos que romper con todo. Yo por lo menos he optado por no romper.

P.- los malos tratos empiezan sobre todo con los celos?

R.- Yo creo que es un factor más a tener en cuenta. Más que celos se trata de posesión. Celos de una amiga, de tu propia hija, de tu trabajo... Todo lo que signifique no tenerte controlada continuamente.

P.- ¿Realmente puedes querer a alguien que te maltrata?¿No le odiabas?

R.- Yo creo que ningún ser vivo del mundo desea ser maltratado. Primero, no eres consciente de que estás siendo maltratada. Cuando te das cuenta, piensas: no puede ser. No sé cómo explicarlo. El corazón y los sentimientos no se pueden controlar, van por otro lado. No le odio, pero sí me alejo porque sé que no quiero ser maltratada.

P.- Me pregunto por qué se tarda tanto tiempo en pedir ayuda para salir de una situación tan denigrante. ¿Cómo podemos ayudaros? ¿Qué carencias encuentras que hay en el sistema?. Te doy todo mi apoyo y me gustaría saber cómo ayudar.

R.- Primero, porque no te lo crees ni tú misma. Segundo, porque encuentras bastante rechazo incluso en los que crees que son tus amigos, con lo cual, empieza a encerrarte en ti misma. Cuando has vuelto varias veces con él, te sientes tan perdida y tan avergonzada que no eres capaz de contárselo a nadie. Cada vez que vuelves es como si te murieras. No lo comprendes ni tú. A mí lo que me ha ayudado ha sido la comprensión sin juicios y un estar ahí, volviera o no, de la gente que me quiere. La mayor carencia, para mí, es lo largo que llega a ser todo el proceso judicial. La mejor manera de ayudar es simplemente estar.

P.- En algún momento los maltratos físicos y psíquicos se produjeron en la calle a la vista de la gente, si es así, como reaccionaron ¿indiferencia, la ayudaron? Ánimo Marta, el primer paso ya lo has dado, la mayoría de los hombres estamos con vosotras. Jesús

R.- Sólo en una ocasión, en Madrid, puesto que es un lugar donde no le conoce nadie. La gente se mostró indiferente. Donde yo vivo siempre fue de puertas para adentro. Y, desde luego, si alguien oyó algo, que te aseguro que sí, nadie hizo ni dijo nada. En una ocasión hasta, cara a cara, pedí que le sujetaran, y me dijeron que me tranquilizara. Es agradable saber que hay hombres que nos apoyan.

P.- Después de tu dura experiencia, cuál es el mejor consejo que puedes dar a las mujeres que puedan estar en riesgo de maltrato?

R.- Contarlo. Me parece muy importante tener referencias externas tanto de amigos como de asociaciones, para ver que hay otro mundo, una referencia para que tú puedas identificar que estás siendo maltratada.

P.- Hola Marta; cuando acudías a comisaría a denunciar, ¿cómo era el trato y la actitud de la policía?, ¿apoyo y asistencia, impotencia, rechazo?. Un beso y gracias por tu valor. David

R.- Tengo que decir, en mi gran asombro, que me trataron estupendamente. Súper apoyada, me dieron un trato muy personal, estuvieron pendiente de cualquir necesidad que tuviera durante las horas que estuve allí, me dieron todo el tiempo que necesité para poder hablar... Se desvivieron por atenderme, apoyarme... Y lo siguen haciendo. Aprovehco para darles a todos las gracias.

P.- Lo primero, expresarte todo mi cariño, ternura, admiración y apoyo, por todo lo que has sufrido, y sigues padeciendo, y además por tomar un buen día la decisión de acabar con esa situación. Me imagino bien la personalidad del maltratador ( posesivo, violento, acomplejado, egoísta...) Pero, ¿existen también unas características comunes en el prototipo de víctima? Besos y todo mi respeto. Eva

R.- Por un lado pienso que no, que cualquier mujer en alguna etapa de su vida puede ser víctima de un maltrato. Yo no soy experta para contestarte a esto, pero creo que las carencias emocionales, tu estado personal en un momento determinado de tu vida, nos hacen más vulnerables. Ahí el agresor tiene un arma de poder.

P.- Buenos días Marta. Siento tu problema. Cuándo notaste que tu pareja tenía impulsos violentos? Al principio de tu relación, o muchos años despues de iniciada esta? Cuando empezaste a detectar síntomas de violencia, ya teníais una relación muy establecida (hijos, casa común, ...)? Tenía tu marido problemas colaterales: antecedentes penales, consumo de estupefacientes/alcohol?

R.- A los seis meses de empezar la relación, en dos ocasiones me pareció que tenía reacciones violentas, no específicamente contra mí. A partir de los ocho meses, que me dio la primera paliza, y una vez que vuelves, ya se repiten los actos violentos sin un calendario establecido. Él no tenía antecedentes penales, porque más tarde he descubierto que ninguna de sus anteriores parejas, a las que también maltrató, le habían denunciado.

P.- Marta, primero mi apoyo como mujer a tu lucha diaria por tu derecho a una vida digna y libre. ¿ Que consejo darías a las adolescentes que comienzan a relacionarse con chicos que las insultan cuando se visten de una forma que a ellos no les gusta?

R.- Precsiamente ayer estuve hablando con mi hija de eso. Le dije que, ante todo, crea en sí misma y que ella es lo suficiente buena como cualquier otra niña para saber lo que la conviene. Que nunca tenga miedo de decir NO. Que no permita ni que nadie la chille ni la insulte. Que nunca pases de la primera oportunidad. Las adolescentes tienen que tener claro que no hay que servir a ningún hombre ni tenerles miedo. Somos tan buenas o más que ellos.

P.- Dolerá más el alma que el cuerpo cuando se recibe la primera bofetada.

R.- Sí. Cuando se recibe la primera, la segunda... Hasta que caes y pierdes el alma y te sientes vacía. O quizá quieras perderlo para que no te duela. Duele mucho más el alma que los golpes. Muchísimo más.

P.- No te pregunto nada. Mucho animo corazon. Como en los cuentos, a los monstruos se los derrrota luchando. Besos

R.- Muchas gracias por tu ánimo. Espero derrotar al mostruo con mi lucha. Pero además de mi lucha, la lucha no es sólo mía. Es una lucha social.

P.- Cual fue el rol que jugaron tu familia y amigos? Fue positvo? negativo? que podrian ellos haber hecho para ayudarte?

R.- En principio, mis amigos más allegados y mi familia me juzgaron muy duramente. Me alejé de ellos porque aumentaban mi dolor. Me sentía aún más castigada. Pero mis amigos de toda la vida han estado incondicionalmente a mi lado. De hecho, siempre les digo que si hoy sigo teniendo ganas de vivir es porque su amor y su apoyo incondicional me mantiene viva. Al final, mi familia, aunque no comprenda, se ha acercado y me está ayudando.

P.- si conocieses a otra mujer que está sufriendo malos tratos ¿qué harias para animarla a denunciar?

R.- Lo que yo he sacado en claro de mi denuncia es que te ayuda a ver las cosas más claras, se te empieza a quitar la venda de los ojos. Ha valido la pena, aunque llegar a denunciar no es tan fácil, y sacar fuerzas para seguir con el camino judicial. Desde luego, darla mucho cariño y muchos ánimos. Lo más importante es que valore su vida.

P.- Marta, ¿intenta incumplir la orden de alejamiento a menudo?. ¿No es motivo suficiente para que lo detengan?

R.- La ha incumplido una vez y para mí fue horrible. Según mi criterio, sí sería motivo suficiente para que lo detengan. Pero no lo hicieron.

P.- hola Marta, en primer lugar quiero ofrecerte, mis mas cincero apoyo por lo que estas pasando, tu mejor que nadie conoces a un maltratador, ¿dirias que es un enfermo, psicopata, o un ser que no quiere cambiar? un abrazo y ten fuerzas.

R.- Para mí, psicópata o un ser que no quiere cambiar es lo mismo. Pero que quede claro que es consciente de todo lo que hace. Cuando miras para atrás y ves todo lo que te ha hecho, alucinas. El maltratador lo tiene todo previsto.

P.- Marta, ante todo decirte que me sensibilizo con tu situación y te mando muchos ánimos. Y mi pregunta es: Es cierto que el maltratador suele ser inicialmente una persona encantadora?

R.- Totalmente. Sería el príncipe azul de cualquier mujer. De cara al resto del mundo, el amigo que lo da todo, el chico simpático que llevaría las bolsas a una señora mayor... Hasta que cruza el umbral de su casa, cuando entra en su guarida, su territorio... Se transforma totalmente y le sobra el resto del mundo.


Entrevistado por El Mundo

El 25 de Noviembre de 2005




Marta (víctima malos tratos)

Tras sufrir malos tratos físicos y psíquicos, Marta vive ahora pegada a un móvil de teleasistencia que le permite dar la alarma cuando su agresor incumple la orden de alejamiento que le impuso un juez. Tiene miedo a dar la cara, pero sabe que contar su historia es la mejor manera de denunciar el infierno que ella y otras muchas mujeres han tenido o tienen que soportar.



Quizás te pueda interesar

           
Carmen Navarro
           
Eliades Ochoa

           
S.J.K. (Santa Justa Klan)
           
Enrique Cerezo

           
José Antonio Pérez Tapias
           
Francisco Javier Sáinz de Murieta

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com