Sábado 26 de Mayo del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Manuel Ollé Sesé el día 31 de Julio de 2009

Pregunta.- Don Manuel ante todo mi felicitación por la encomiable tarea que desempeña en favor de los derechos de todos. Como presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos de España, ¿cuál es su postura en relación a la reforma del Artículo 23.4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial que echaría por tierra la jurisdicción universal? Un caluroso saludo y le reitero mis felicitaciones por el trabajo que realiza.

Respuesta.- Gracias por su felicitación. La reforma de la LOPJ es inadmisible, si finalmente se aprueba será un grave retroceso en el ámbito legislativo sspañol que beneficiará lamentablemente la impunidad de los grandes criminales. Minetras no tengamos un tibunal penal internacional eficaz y efectivo (tiene actualmente muchas limitaciones) la única forma de combatir y perseguir estos horrendos crímenes internacionales es a través del principio de jussticia universal. España ha contribuido en los últimos años, desde el caso Pinochet, a la comunidad internacional de forma eficaz en la defensa de los Derechos Humanos, gracias al principio universal aplicado por nuestros tribunales. Esta reforma, además, sería contraria al Derecho internacional. Estos crímenes que ofenden a toda la humanidad no pueden ser objeto de limitaciones artificiales e interersadas en su persecución como pretende el poder legisltaivo español. La reforma obdece, bajo mi criterio, a presiones diplomáticas, principalmente de Estados Unidos, Israel y China. Además se ha introducido de tapadillo o por la puerta falsa para evitar el necesario e imprescindible debate.

P.- Hola Manuel. Mi pregunta es sobre Argentina. Tengo entendido que se están reabriendo los procesos contra la Junta Militar de 1976 encabezada por Videla. 33 años después y a posteriori de las leyes de punto final de Menem, ¿es factible? ¿Hay materia sustentable jurídicamente después de ese tiempo, teniendo en cuenta que el dictador aún vive? ¿Se le puede condenar o revisar la condena? O, por el contrario, dinos si después de las leyes de punto final, el informe CONANDEP, etc., ya no es posible. Un saludo, Fco. Peña

R.- Retomo la pregunta. Se disparó. Se están reabriendo las causas. La sociedad argentina, organismos de Derechos Humanos, víctimas y familiares especialmente, Madres, Abuelas de Plaza de Mayo, etc., nunca han dejado su deber de que se alcanzara la verdad judicial y que no imperara el olvido y la impunidad. Las pruebas existente sobre ese aberrante genocido de más de 30.000 seres humanos son evidentes y contundentes. Lo ideal hubiera sido que se juzgaran antes y, a pesar del tiempo transcurrido, es posible; los juicios ya celebrados, a pesar de las dificultades propias (procesales, de proteccción de testigos, etc.) están demostrando que el deber de la Argentina de hacer justicia como elemento esencial para la consolidación de su democracia lo está cumpliendo. Eso sí, el tiempo trascurrido siempre es un factor que no favorece especialmente a las víctimas y sí beneficia a los acusados.

P.- Cree que se deberian perseguir en España los delitos cometidos durante el franquismo?

R.- La respuesta para mí es evidente: sí. Es una obligación que deriva del Derecho internacional y del Derecho internacional de los Derechos Humanos, el deber de perseguir, de averiguar, de enjuiciar y de reparar los crímenes contra la humanidad. España tiene una deuda con la averiguación judicial y, en su caso, la depuración de las responsabilidades incurridas.

P.- Hola Manuel. ¿Existen diferencias jurídicas a la hora de enjuiciar los procedimientos de dirigentes de diversos países? Por ejemplo, ¿hay diferencias a la hora de enjuiciar a Obiang (Guinea), al régimen chino y/o ex dictadores como Jorge Rafael Videla (Argentina)? Gracias...

R.- Diferencias materiales o de fondo ninguna. Formales sí. La reponsabilidad penal individual se exige o se debería exigir a todos por igual, sin embargo, en ocasiones, como las que apuntas, las diferencias formales son notorias. En ocasiones, lo más frecuente, en los propios países donde se cometen, desde los poderes públicos los crímenes, por razones obvias, impiden el enjuiciamiento de sus responsables, y, además, tampoco es posible enjuiciarlos en un tribunal penal internacional o en las jurisdicciones internas con en el principio universal.

P.- ¿ Cómo deben ser penalizados los abusos contra los Derechos Humanos?

R.- Lo deseable sería, en primer lugar, una contundente política en materia de Educación en Derechos Humanos, que a todos los ciduadanos desde el colegio, de sus lugares de trabajo, universidades, etc., se les enseñara qué son los Derechos Humanos y su máxima vigencia e importancia. Esta labor de educación contribuirá a la promoción y observancia de los mismos. En un segundo estadio, una vez que lamentablemente son violados, se debe actuar con contundencia desde dos ámbitos, uno judicial al consituir esa violación un ilícito penal y dos desde los poderes públicos para corregir las deficiencias y evitar una posible reiteración. Los ciudadanos debemos conocer cuáles son los mecanismos jurisdicciones y no jurisdicciones de protección de los derechos humanos derivados fundamentalmente del Pacto Interacional de Derechos Civiles y Políticos o de otros convenidos en materia de Derechos, como por ejemplo, el de la torutra. Que sepamos y podamos exigir -es nuestro Derecho- dónde acudir y qué hacer, organos nacionales o internaciones, ante cualquier violación de Derechos Humanos.

P.- Sirvieron de algo los Juego Olimpicos que se celebrarón en China?.. Fue un acierto o un error el otorgarle estos Juegos a un país tan poco respuestuoso con los Derechos Humanos?

R.- Mas allá de otras valoroaciones sobre el por qué se celebraron en China los pasados Juegos Olímpicos, al menos sirvió para que el mundo comprobara y se asombrara de las violaciones de los Derechos Humanos en China. Lamentablemente el efecto no fue el que todos deseábamos, pero, por lo menos, se consiguió sensibilizar a muchas personas que no se puede consentir y que debemos luchar por la erradicación de estas violaciones. Lo positivo, sin duda, fue el movimiento social internacional para conseguir este propósito y para denunciar los hechos.

P.- ¿Cree que la prensa informa bien sobre su ámbito de trabajo o por el contrario le falta rigor?

R.- No sé si me dejaran seguir escribiendo después de contestar que, en general, los grandes medios de comunicación no informan como se requiere. Es una asignatura pendiente que los medios se comprometan a informar y a hacerse eco de las violaciones de los Derechos Humanos con la objetividad y el rigor necesarios. No digo que no se haga, pero desde luego no con la continuidad que la materia exige.

P.- Los centros de detención como Guantánamo han sido uno de los episodios más oscuros de los últimos años en cuestión de Derechos Humanos. ¿Se juzgará algún día a los responsables o es una utopía?

R.- Efectivamente ha sido y está siendo, cada minuto que pasa, uno de los acontecimientos más deplorables de los últimos años. La lucha por los Derechos Humanos siempre tiene algo de utopía, pero es esta utopía la que en ocasiones se ha convertido en realidad. En el caso de Guántanamo, Estados Unidos se niega, en Espña existen dos procedimientos abiertos en la Audiencia Nacional, ¿qué sucederá? El impulso de todos y la fuerza que debemos desplegar la sociedad civil debería llegar a juzgarlos, perdone la utopía aunque la realidad parece que pueda ser otra.

P.- Países como China, Cuba o Irán se empeñan en facilitar un acceso libre a Internet. ¿No cree que se trata de una violacíon flagrante de los derechos de los ciudadanos de esos países?

R.- Sin lugar a dudas, es una forma de impedir la libertad de información y de expresión, derechos absolutamente irrenunciables.

P.- Se podría juzgar al trio de las Azores por delitos contra la humanidad?

R.- Claro que se podrán juzgar y, de hecho, en diferentes países se han iniciado acciones penales. En España también, aunque fueron archivadas.

P.- Dónde acaba el derecho universal y empieza la intromisión en los asuntos de los países soberanos?

R.- El concepto de soberanía debe ser interpretado a luz del actual derecho internacional, precisamente por ser soberanos los estados tienen obligaciones de derecho internacional. Los grandes crímenes por su caracter de ius cogenes generan la obligación de perseguirlos en cualquier lugar, si un estado concreto no lo hace y sí lo hace otro, atendiendo a esa obligación internacional, eso no es intromisión o injerencia, sino cumplimiento de las obligaciones internacionales.

P.- Perdone mi desconocimiento, pero, ¿cuál es el trabajo de la Asociación Pro Derechos Humanos? Un saludo.

R.- La Asociación Pro Derechos Humnanos de España (APDHE) tiene como objetivos promover y defender los Derechos Humanos. Dentro de nuestras limitaciones, que no son pocas, tratamos fundamentalmente de temas de justicia (procedimientos nacionales e interacionales por violación de Derechos Humanos) de Educación de Derechos Humanos, de Enfoque de Derechos Humanos en la Cooperación, participamos y opinamos en muchas materias de Derechos Humanos en organismos públicos y privados, organizamos cursos, etc. También tratamos, desde el grupo de trabajo de la mujer, todo lo relacionado con la misma, etc.


Entrevistado por El Mundo

El 31 de Julio de 2009




Manuel Ollé Sesé
Político

Manuel Ollé Sesé, doctor en Derecho, abogado penalista experto en crímenes de lesa humanidad y Director de la Cátedra de Derechos Humanos de la Universidad Antonio Nebrija y presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos de España. Hablará sobre los abusos que se producen contra los Derechos Humanos por parte de los Gobiernos de Guinea, Gabón, Honduras y China, entre otros países. Únase al grupo de los encuentros de elmundo.es en Facebook



Quizás te pueda interesar

           
Rafael Bosch
           
Pilar Del Castillo

           
Carlos Kurdi
           
Arturo Vinuesa

           
Joaquin Ruiz Gimenez
           
Duran i Lleida

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com