Jueves 21 de Junio del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a José Ribas el día 31 de Mayo de 2007

Pregunta.- No podemos decir que la sociedad no haya cambiado desde los años 70, pero todavía quedan muchas cosas por hacer. ¿Qué no se hizo en los años 70 que ahora nos está pasando factura en el país en el que vivimos?

Respuesta.- Estructurar la sociedad civil, elevar el nivel educativo y mantener la cultura sin subvenciones, sin injerencias del poder político y económico.

P.- Estimado José: la década de los noventa fue mi década de los veinte y maduré con Ajoblanco. Me dejaste huérfano al cerrarla y ahora me consuelo con otras, aunque todas extranjeras. ¿Qué visión tienes de los noventa? ¿Crees que la ascensión del PP marcó una posibilidad de cambio que se truncó en la segunda legislatura o piensas que no había nada que hacer? ¿Cómo ves el futuro? Un fuerte abrazo. Javier

R.- El PP subió con la promesa de reformar la democracia, democratizando los partidos políticos, listas abiertas y más propuestas de este tipo. No cumplió ninguna. Hay que tener en cuenta que las instituciones manejan el dinero público, que en este momento es inmenso. Y que este dinero en vez de ir a la cultura que nace desde la vocación y desde la base social va a la cultura espectáculo y a la caza del voto.

P.- ¿cree usted que es posible realizar una revista parecida a la suya, salvando las distancias, por la juventud de hoy?

R.- Sería posible apoyándose en Internet y montando una distribuidora de kioscos independiente o alternativa. Una revista como Ajoblanco implica mucha pasión, muchos contactos, saber escuchar y saber sintetizar lo que uno ve mediante un lenguaje ágil, comunicativo y honesto. Contar la verdad de lo que uno ve sin planteamientos previos que manipulen el punto de vista.

P.- ¿Cómo ve a Barcelona hoy?. Recuerdo que usted llego a definirla como una ciudad muerta, anestesiada por el nacionalismo convergente y sus acólitos. ¿Se salvó del peligro o el virus sigue carcomiéndola como una gangrena?. Felicidades por su valentía e independencia, Carlos.

R.- El virus que ha convertido mi ciudad en un parque temático es la búsqueda de la máxima rentabilidad económica con el mínimo esfuerzo. La Barcelona olímpica escondía la impotencia ante los nuevos retos del mundo moderno. Así los políticos, con dinero público, se cargaron el paisaje urbano, mediterráneo y popular para llenarnos de diseño, de bares con franquicia internacional y han transformado la fachada maritima de la ciudad en Miami. Qué paradoja. Resulta que los que en nombre del nacionalismo pretenden mantener la tradición han convertido Barcelona en un centro turístico en el que hasta es imposible sentarte en una terraza a partir de las doce de la noche. Será porqué a esta ahora las tiendas del shopping están cerradas. Los ciudadanos se han convertido en actores dentro de una representación para los turistas.

P.- ¿Por qué desapareció Ajoblanco? ¿Qué ocurrió con el intento de reeditarla hace pocos años?

R.- Algún día contaré esa historia. Fueron muchos factores concadenados y necesito tiempo para articular cómo acabó el festín de los 90.

P.- Creo que están mitificadas las manifestaciones y actividades de los 70, ahora en la calle también hay bastante contestación a según que cosas (como la vivienda) y continuamente se hacen manifestaciones por múltiples razones. ¿No lo ve así?

R.- Sí, lo veo así. Lo que ocurre es que en este momento la prensa y los medios de comunicación no dependen de los lectores sino del dinero publicitario con lo que sólo hablan de lo que está dentro del sistema capitalista global. Por eso sería importante sintetizar en uno los diversos discursos de la contestación, con más sentido común y ética libertaria que ideología, para crear un movimiento coordinador que juntara las diferentes luchas hacia el nuevo mundo que soñamos, que no es otro que el de la democracia directa, sin intermediarios.

P.- Que opina sobre la "cultura de prohibiciones e imposiciones de los gobernantes, así como el éxito que en la sociedad tienen las "andanzas" de los famosillos / pseudo famosillos y " tener dinero es lo que cuenta para ser alguien en la sociedad" ( y desgraciadamente, podría continuar). ¿No cree que por este camino, y con los valores que la sociedad está dando a través de medios generalistas; las generaciones venideras, van a tener un camino difícil para ser personas con criterios y valores?, Gracias

R.- La libertad se toma, no se mendiga. Con Franco vivo lanzamos una revista sin dinero, sin periodistas y en las cuatro lenguas del Estado. Parecía que todo estaba prohibido y nos colamos. Ahora es lo mismo. Fumo donde me da la gana y me arriesgo a decir lo que pienso en cualquier medio de comunicación. Lo políticamente correcto y la televisión basura son asuntos que desconozco por completo: no miro.

P.- ¿Que revistas en español lee? ¿qué revistas extranjeras recomendaría hoy en día?

R.- No leo revistas españolas desde hace tiempo. Cuando me hablan de algún artículo interesante lo busco por Internet. Yo, en este momento, la realidad la observo con la mínima intermediación posible y sin dejarme contaminar con lo que dicen los periódicos. Afortunadamente, tenemos Internet. Y, afortunadamente, tengo amigos de confianza y colegas en muchas partes del mundo. Hay blogs y foros que son una maravilla. No hay más que buscarlos. El criterio de selección te viene solo. Si has leído, te has formado y has mirado diferentes realidades en el mundo, siempre manteniendo diálogo y debate sereno y sincero con aquella gente que te vas encontrando y que siente un desasosiego parecido al tuyo, ni lo dudes, te nacerá el criterio y sabrás lo que debes leer y lo que no. Lo que te puedes creer y lo que no. Hay que ser valiente y salir al mundo sin miedo a nada, como hizo Ulises en La Odisea.

P.- ¿a qué edad empieza el desencanto?

R.- Jamás me he desencantado sino no estaría aquí. Y si no me he desencantado es porque jamás me he vendido.

P.- ¿Es el autoritarismo patrimonio único de las dictaduras? Considero que se da en cualquier gobierno con mayoría obsoluta. Desde la transición, las mayorías de González y la segunda legislatura de Aznar yo las consiredaría autoritarias. Eso sí, legitimadas por las urnas.

R.- Exacto, pero piensa que la democracia tal como la conocemos es una gran farsa inventada por los ingleses para hacer ver que todo cambió cuando todo sigue igual.

P.- Estimado Jose: ¿Como ves a la Juventud actual?, ¿la ves quizas muy poco comprometida y escasa de valores?

R.- La veo asfixiada. Cuando yo tenía 23 años, un cartero ganaba 40.000 pesetas y alquilar un piso en el centro de cualquier ciudad española costaba 4.000. Cenar en un restaurante, 50 pesetas, lo que equivale a un tercio de euro. Nosotros pudimos viajar porque compartíamos todo y porque el dinero tenía un valor muy diferente al actual, podíamos crear compañías de teatro como Joglars y Els Comediants sin ninguna subvención, desde el estómago, crear Ajoblancos o Stars, irnos de casa para montar comunas... Y todo eso lo hacíamos sin móviles, sin ordenadores, sin tarjetas de crédito, sin bancos y teniendo a la policía y a la censura franquista apuntando contra tí. La juventud actual se ve sometida a una presión delirante: has de ser el más guapo, tener pectorales o tetas, un cuerpo perfecto, el mejor vestido de marca, el móvil última generación, el último juego de la Playstation... Vivimos en la era del yo tras aniquilar la década del nosotros, que fueron los 70. Porque el modelo social de desarrollo económico y prosperidad sólo se basa en cantidad y no en calidad. No sólo hemos destruido el planeta y el equilibrio ecológico, sino que este sistema político-social se ha cargado a la juventud mediante una presión mediática-publicitaria sin precedentes, que ha utilizado todos los recursos del arte para perforarnos el cerebro y el corazón... y ahora acusan a esa juventud de ser irresponsable y no saber construir alternativas a este sistema injusto y cruel.

P.- No se ofenda, estoy un poco cansado de la gente de su generacion que creció en una epoca en que no había paro ni precariedad laboral. ( filosofías aparte dos de los mayores enemigos de la libertad), y que vienen ahora a darnos lecciones de lucha por la libertad y todo eso. Estoy seguro de que nadie de su generación ha encadenado 19 contratos en un mes. En los tiempos en que ustedes "luchaban" por la libertad, las ETTs eran ilegales, compare legislación laboral, precio de vievienda en relacion a sueldos, nº de parados etc de ahora con la que había hace 40 años y digame cunado había más libertad

R.- Perdón, la inflación en 1977 fue de más del 70% en un año, la crisis económica en los 70 fue brutal. En Cataluña se cerraron el 50% de las industrias. El paro fue escalofriante y el sueldo no llegaba para cubrir ni siquiera el cesto de la compra. ¿Acaso no recuerdas la crisis del petróleo y sus consecuencias en Europa? ¿Acaso no sabes que esa crisis fue provocada por Nixon-Kissinger para crear el orden mundial actual? No doy lecciones a nadie, lo único que pretendo es divulgar el pensamiento libertario, su ética y dar moral a las nuevas generaciones para que los hijos y nietos se encuentren en un mundo mejor y no en un estercolero.

P.- ¿qué ha pasado para que Karmele Marchante haya terminado de contertulia en programas de corazón? ¿es un cambio representativo del cambio de intereses de nuestra sociedad?

R.- Karmele no pudo seguir escribiendo lo que pensaba porque no existe libertad de prensa en España desde hace años. Lo que sí te puedo decir es que Karmele era una feminista radical auténtica y su periodismo era muy combativo y muy bien estructurado. Supongo que tras diez años dando vueltas por medios de comunicación sin poder decir lo que pensaba debió de comprender que esta sociedad era una parodia y que la única escapatoria era convertirse en una periodista dadá. Estoy seguro que está construyendo una performance fascinante.


Entrevistado por El Mundo

El 31 de Mayo de 2007




José Ribas
Escritor

Acaba de publicar Los 70 a destajo, libro en el que repasa los años de la Transición desde la perspectiva callejera de los movimientos antiautoritarios que la hicieron posible. Fundador de la revista Ajoblanco, José Ribas mira atrás y cuenta todo sobre esa época.



Quizás te pueda interesar

           
José María Mendiluce
           
Jesús Ferrero

           
Francisco Umbral
           
Pablo Lizcano

           
Javier Memba
           
José Saramago

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com