Lunes 28 de Mayo del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a José María Gil Robles el día 16 de Diciembre de 2003

Pregunta.- ¿En verdad cree que puede existir una Unión económica a la vista de como se presenta el panorama de la Unión política?

Respuesta.- Sí, la Unión Económica de hecho existe ya, lo que ocurre es que es perfeccionable, como todo lo que concierne a la UE, se va despacio, más despacio de lo que nos gustaría a algunos, aunque más deprisa de lo que muchos preferirían. Pero, aunque imperfecta, la Unión Económica existe ya.

P.- ¿Cree usted que a España se le dio en NIza un peso político que realmente le correspondía? ¿o por el contrario nuestro país fue beneficiado y obtuvo un poder que no le corresponde?

R.- No, creo que en Niza se reconoció a España un estatus que de boquilla todos le reconocen, aunque en la práctica algunos quieren reducir. Y es el estatus de uno de los grandes países europeos, por su historia, por su peso industrial y económico, y no digamos cultural.

P.- Señor Gil Robles ¿qué opina de que el señor Aznar, entre otros, se haya cargado el proyecto más ilusionante en décadas en el ámbito europeo tan solo por miopía política, por cálculos a corto plazo, por provincianismo? ¿Qué opina del bajísimo lugar en que ha quedado España dentro de la UE?

R.- Creo que esa percepción es equivocada. Primero, porque la Constitución nadie la ha rechazado, sino que el 95% ni siquiera ha sido discutido, es admitido por todos, y yo confío en que se va a tener en cuenta en la continuación de la Conferencia Intergubernamental. Y segundo, porque España no ha quedado ni mejor ni peor que los demás países. Este ha sido un fracaso de todos, que los mismos jefes de gobierno admiten, y no podemos caer en la trampa de que algunos pocos de los demás identifiquen el interés europeo con su propio interés nacional. Este es un recurso de propaganda muy conocido, y debemos verlo así.

P.- Un placer enviarle una pregunta Sr. Gil-Robles: ¿No cree que la enorme repercusión mediática que ha tenido este desacuerdo provoca que la opinión pública olvide la labor de la Convención y el éxito del 90% restante del Texto fruto del diálogo entre los países?Muchas gracias

R.- Creo que efectivamente se corre el riesgo de olvidar que ese 90-95% ha sido aceptado. Pero para evitar ese riesgo estamos, entre otros, los diputados europeos. En la sesión de ayer de la Comisión Constitucional, la voluntad de seguir insistiendo en que es necesario continuar pronto el trabajo y partir de lo que ya está asumido, era inmensamente mayoritaria. Por tanto, muchas gracias y muchos ánimos a todos los que creemos en Europa.

P.- Sr. Gil-Robles: ¿Dónde se encontraba el "as" que el Sr. Berlusconi se supone iba a mostrar este fin de semana para solventar este conflicto? ¿Piensa que la Presidencia Italiana no ha llevado bien el asunto?Muchas gracias

R.- Es un tema discutible. Creo que la presidencia italiana llegó a hacer alguna propuesta, pero no parece que obtuviera el necesario consenso. A mi juicio la presidencia italiana se equivocó en dejar para el último minuto el problema más difícil, y acabó faltándole tiempo para que que madurase el consenso.

P.- ¿Qué posibilidades tiene Turquía de ingresar en un club Cristiano?

R.- Europa no es un club cristiano, sino un club que tiene entre sus raíces culturales el cristianismo, pero que hoy en día tiene unas instituciones y una sociedad laicas, no laicistas pero sí laicas. El problema de Turquía no está en hacerse cristiana, sino en saber separar la religión de la política, y en el respeto de los derechos humanos.

P.- ¿A quién beneficia y a quién perjudica el fracaso de la Constitución europea?

R.- La respuesta es muy sencilla: nos perjudica a todos y no beneficia a ninguno.

P.- Buenos días. ¿Qué opina del hecho de que España, que es un país que ha avanzado entre otras cosas gracias a las subvenciones europeas, se crea en derecho de exigir el mismo poder político y económico que las naciones que le han ayudado? Muchas gracias

R.- La ayuda que España ha recibido lo ha sido en virtud de un principio básico de la construcción europea, que es el de la solidaridad. Pero la solidaridad nunca da derecho al que la practica a situarse por encima de los demás, y a dejarles en situación de inferioridad para siempre.

P.- ¿Cómo ve la posición de España en la UE? ¿No cree que alienarse con EE UU y Reino Unido en el conflicto de Irak nos ha hecho perder centralidad? ¿Qué credabillidad nos queda como país europeísta? Muchas gracias

R.- No creo que nos haya hecho perder centralidad, salvo que se entiendca por tal un seguidismo del eje franco alemán. Lo que ahora se está dilucidando es si vamos a tener una unidad europea a la prusiana, con un núcleo duro franco alemán que domine al resto, o una Europa a lo Adenauer, con igualdad básica de todos los socios y reparto más igualitario del poder. Yo llevo muchos años advirtiendo que esta es una decisión básica, y los que queremos una Europa en paz sólo podemos optar por la segunda fórmula.

P.- ¿Puede de veras admitirse en una constitución democrática y laica, referencia alguna a la confesión o tradición religiosa porque un sector, en mi opinión ciertamente retrógado, quiera IMPONERLO?

R.- La Constitución actual, el proyecto, no por imposición, sino por consenso, menciona las raíces religiosas de Europa. Es un hecho que entre las múltiples raíces europeas están las religiosas. En la inmensa mayoría del continente, las cristianas, y en España y otros países, además las musulmanas y las judías. Creo que no hace falta más mención que esa de las raíces religiosas, porque es algo que todo el mundo conoce, y dramatizar el tema me parece un error tanto por parte de los que están a favor como por los que están en contra.

P.- ¿Cuándo usted prevé que se irá eliminando la euro-burocracia, donde tenemos 500 parlamentarios europeos que no sabemos que hacen pero tienen sueldos magníficos?

R.- 500 parlamentarios europeos, mejor dicho, 626 en este momento, y 734 cuando termine la ampliación, para representar a 500 millones de habitantes, es mucha menor proporción que la que hay en España o en EE UU o en cualquier otro país. Y lo que hacemos está en Internet, para que cualquier europeo que se tome la molestia de entrar pueda conocerlo.-

P.- Buenos días, Sr. Gil-Robles. Creía que la UE era un tema serio. Existía un PACTO DE ESTABILIDAD y ya no vale. Entra en vigor lo acordado en NIZA y ya no vale. ¿A qué juegan los franceses y alemanes? Eso sí en la lucha antiterrorista sí son serios y se agradece.

R.- La UE tenemos que acostumbrarnos a pensar que cada uno de los países defiende legítimamente su manera de ver los intereses europeos, lo hacemos nosotros y lo hacen los demás. Lo importante es que desde hace 50 años hemos ido aprendiendo a buscar intereses comunes y a rectificar los resbalones, como es ese acuerdo de saltarse el Pacto de Estabilidad. Aunque esa rectificación lleve tiempo y esfuerzo.

P.- Sr. Gil Robles, me gustaría saber si no considera extremadamente complicado manejar una Europa de 25. ¿Cuál sería el mejor sistema de Gobierno? ¿Cree que hay riesgo de que fianlamente los grandes apuesten por una UE de dos o más velocidades?

R.- No, no creo que se factible en este momento hacer una UE en lo fundamental más unida, dentro de la propia unión. En temas concretos como el Euro, sí, y ahí están grandes y pequeños, pero no en el conjunto. Una unión a 25 será más complicada que la Unión con 15, y por eso es importante que la opinión pública se movilice para que tengamos pronto la Constitución que elaboró la Convención, con los retoques que sean necesarios.

P.- Sr. Gil Robles, tras el asunto del Eurobarómetro, ¿cómo cree que ha quedado el comisario europeo Solbes? Ustedes le apoyaron cuando sufría los peores ataques y a mucha gente le sorprendió.

R.- Nosotros hemos apoyado que mientras no llegue el informe de la OLAF, el organismo de la UE para investigar los casos de fraude, no se prejuzgue la posible responsabilidad de ningún comisario, puesto que hay varios que pudieran tenerla. Ese informe no ha llegado y mientras no llegue, lo prudente es eso: no prejuzgar.-

P.- Hola, me gustaría saber si usted piensa que habrá represalias camufladas contra España y Polonia por su posición de este fin de semana. Me refiero, desde el punto de vista económico. No es cierto que Alemania ya ha anunciado que las ayudas serán las mismas con 15 que con 25 miembros. ¿Dónde nos vamos a ver más perjudicados por esa reducción de ayudas?

R.- Es posible que se intente, y ya se está intentado, hacer presión sobre España con motivos económicos, pero las próximas perspectivas financieras, las que entrarán en vigor en 2007, no las decidirán ni Francia ni Alemania solas, sino que tienen que salir por unanimidad de los 25. Con o sin acuerdo sobre la Constitución, sabemos que España pasará a ser contribuyente neto, por la sencilla razón de que hemos prosperado mucho, pero las proporciones exactas tendrán que ser objeto de un consenso. Muy difícil, pero consenso.

P.- ¿Cree Usted que el fracaso de hace unos días en Bruselas es, como dice el Psoe, culpa de José María Aznar? ¿No será, por el contrario, una tenaz defensa de los intereses de España?

R.- No, el fracaso cuando se produce en una cumbre es algo en lo que todos tienen su parte de resposabilidad. Lo que ocurre es que así como la victoria tiene muchos padres, la derrota es huérfana, y los partidos de oposición aprovechan esa circunstancia para tratar de arrimar el ascua a su sardina.

P.- Sr. Gil Robles, ¿por qué la unión económica ha sido tan "fácil" y en cambio la política se está convirtiendo en un suplicio? ¿Está de acuerdo con aquellos que piensan que la ampliación no es más que dinamitar esa unión política? Gracias

R.- No, no estoy de acuerdo. Estamos viendo en este ejercicio de la Convención y después el de la Conferencia Intergubernamental que no es más difícil llegar a acuerdo con 25 que con 15. Lo que ocurre es que la Unión Económica nos ha costado hacerla 50 años, y tratando de hacer la Unión Política llevamos sólo 14 años desde que cayó el Muro, a pesar de lo cual, hemos avanzado con bastante rapidez.

P.- Hola sr. Gil Robles. ¿Cómo valora el papel de Romano Prodi al frente de la Comisión? ¿Puede que se esté echando en falta en Europa unos líderes como los que confluyeron en los ochenta (Delors, Kohl, Mitterrand, González...)?

R.- Efectivamente se echa de menos esos líderes en este momento, pero posiblemente sea por un efecto de distancia. Hay que tener en cuenta que gran parte de los líderes actuales son los que ya hicieron el Tratado de Amsterdam, que supuso un avance muy importante y son los que seguramente acabarán aprobando un proyecto constitucional que es otro salto grande hacia el futuro. Por tanto, el tiempo es el que tiene que decirnos al final si son mejores o peores. Y lo mismo digo sobre la presidencia de Prodi, hay que mirar con distancia para valorar.-

P.- ¿Quiénes cree que son los próximos países tras los diez de ahora con más posibilidades de estrar en la UE?

R.- Sin duda Bulgaría y Rumanía, para los que se acaba de reiterar el objetivo de que entre en 2007. Y luego apunta Croacia, aunque todavía le queda bastante.

P.- Todo el mundo ha visto como un gran fracaso la cumbre de este fin de semana; unos, los que más se lo achacan a España y Polonia; los que menos a Francia y Alemania. ¿En su opinión, cómo podría haberse salvado el acuerdo de la primera Constitución Europea? ¿No ha sido un precio muy alto por mantener posturas inmovilistas?

R.- A mí me parece que es un fracaso, pero no me gusta dramatizar, en realidad ha sido un fracaso porque todos hemos querido ir rápido, y es evidente ahora que hace falta acercar posturas y que esa necesidad de acercamiento no ha penetrado suficientemente ni en unos ni en otros. Yo espero que la Presidencia irlandesa trabaje en ese sentido, y si no es suficiente, se pueda concluir en la presidencia holandesa, la segunda mitad de 2004.

P.- Buenos días, ¿le gustaría que Europa tuviese un presidente en vez de las presidencias rotatorias?

R.- Sí, desde luego, creo que es uno de los pasos adelante en la Convención, precisamente porque lo establece como un Presidente no ejecutivo, que no interfiera con la Comisión, al estilo del alemán o del italiano, no del francés. Todavía quedarán algunas presidencias rotatorias, pero que desaparezcan es cuestión de tiempo.

P.- Usted viene de la democracia cristiana más centrada. ¿Se siente cómodo con todas las actitudes de su actual partido y Gobierno (Irak, uso de las leyes, actitud...)?

R.- Bueno, como ocurre en cualquier partido, incluído aquél en el que yo fuí secretario general, no soy entusiasta del 100% de las decisiones adoptadas, pero me siento muy cómodo en el Partido Popular. De los tres ejemplos que pone, creo que es correcta la reacción frente a la provocación del Sr. Ibarretxe, y las decisiones respecto de Irak, aunque pudiera tener alguna duda en la forma de reformar el Código Penal.

P.- Como catalán no siento que mis intereses estén siempre bien representados por el Estado español en Europa. ¿Por qué no tiene mi gobierno el derecho de defender directamente asusntos propios a nivel comunitario? Los lander alemanes sí pueden, ¿no?

R.- Los länder alemanes cuando van representando a Alemania, y no a un länder concreto, a una reunión del Consejo de Ministros, tienen que ponerse en la perspectiva del conjunto de la Federación, lo mismo que ocurriría si alguna vez va algún consejero de Comunidad Autónoma representando a España, porque la Unión se compone de Estados y de ciudadanos, según recuerda la Constitución.

P.- Hola!usted no cree que es una incongruencia que teniendo España la mitad de poblacion que Alemania(y siendo este el pais al que mas carale sale la UE)tenga solo dos votos menos(29 a 27)?No es miedo del gobierno español a que, en un futuro, Turquia,pais ocn mayoria musulmana(con mas o menos la misma poblacion que Alemania)tenga mucho poder a la hora de votar/decidir en la UE? Gracias por su sincera respuesta!

R.- Gracias por la sincera pregunta. Recuerdo dos cosas: España ha insistido siempre en que Turquía debía entrar enla UE, no es de los países reticentes a su entrada. Y segundo, en la propia Alemania, la representación en el Consejo Federal no es proporcional a la población de los Estados, sino tratando de buscar un equilibrio, que siempre será discutible, pero que hay que buscar también.

P.- Sr Gil Robles, me gustaría saber por qué motivo no prosperó la propuesta del cambio de 60 a 66% de la población en el sistema de doble mayoría, si inicialmente partia con el consenso de la cámara y el beneplácito de los responsables de la Convención. Muchas gracias.

R.- Por lo que yo se de las interioridaddes de la Conferencia Intergubernamental, esa propuesta no llegó a formularse formalmente. Creo que se habló del 65% de población y 55% del número de países, pero no lo puedo asegurar, y es algo que todavía tengo que averiguar.

P.- Mucha gente está cabreada con Berlusconi por hacer una mediación tan pobre en el asunto del reparto de poder y la Constitución. ¿Se han sentido traicionados? ¿Estamos ahora más lejos de Europa que nunca? Valóreme el semestre de Italia en la Presidencia de la UE.

R.- Si yo tengo que buscar algún dato para esa supuesta pobreza de mediación, tengo que referirme a José María Aznar, que ha dicho que no ha existido ese fallo, y es él quien ha estado dentro de la Conferencia Intergubernamenta, yo no. En mi opinión, esas propuestas se presentaron tarde, sin tiempo para que madurara, y ahí está su posible fallo. Pero la presidencia italiana tiene muchos aspectos, como todas. Ha resuelto asuntos importantes, como son las redes transeuropeas, que afectarán mucho al futuro de todos nosotros, algunos asuntos muy difíciles, como era el reparto de las agencias... Por tanto, el juicio tiene que ser equilibrado, no se puede decir que haya sido una presidencia mala, ni tampoco muy buena. Entre esos dos puntos es donde está.

P.- ¿En qué Europa cree Aznar? ¿Es la misma en la que creía Felipe González? A muchos nos da que no.

R.- Yo creo que lo expresan distinto, pero en lo que yo veo no hay diferencias sustanciales. Felipe partía de una España más debilitada, que necesitaba más ayuda exterior, y que estaba en fase de ingreso en la Unión, y José María parte de una España que ha superado retos tan difíciles como la entrada en el euro, y que es el mejor alumno en materia de Pacto de Estabilidad. Por tanto puede hablar en tono distinto a Felipe.

P.- Sr. Gil Robles. ¿Qué ambiente se respira en Europa en lo referente al Plan Ibarretxe? Le pido, aunque sé que será imposible, que me hable en la medida de lo posible como como observador y no como militante del PP. Gracias

R.- El Plan Ibarretxe se comenta muy poco en Europa, mucho menos que en esa parte de Europa que es España, y es lógico. Creo que la respuesta más ilustrativa la dio el presidente Chirac a la prensa, cuando dijo que era un asunto interno español.

P.- ¿Hasta dónde cree que podría llegar la construcción europea? ¿Cree que podríamos a sentirnos de verdad europeos tanto como españoles?

R.- En materias de sentimientos, cada uno tiene los suyos. Hay quien se siente tan español como vasco, y quien sólo quiere sentirse una cosa u otra, y lo mismo ocurrirá con Europa. Probablemente, sin necesidad de esperar 500 años, como han transcurrido desde que los Reyes Católicos unificaron sus Coronas.-


Entrevistado por El País

El 16 de Diciembre de 2003




José María Gil Robles
Político PP

La cumbre de Bruselas que iba a sancionar la primera Constitución europea se saldó con un fracaso sin precedentes. Los jefes de Estado y de Gobierno de los 25 (los Quince más los 10 países de la ampliación) no lograron ponerse de acuerdo sobre el reparto de poder en la futura UE. José María Gil Robles, ex presidente del Parlamento Europeo y actual eurodiputado por el PP, ha charlado con los lectores.



Quizás te pueda interesar

           
Soraya Sáenz de Santamaría
           
Ana Mato

           
Antonio Basagoiti
           
José Joaquín Ripoll

           
José María Michavila
           
José Ramón Bauzá

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com