Miercoles 18 de Julio del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a José Luis Utrera el día 29 de Junio de 2009

Pregunta.- Estoy pensando en divorciarme ¿qué me encontraré en su guía? Gracias

Respuesta.- En la guía se encontrará los consejos básicos para que su divorcio no se convierta en un calvario, por ejemplo: recomendaciones para que controle sus primeros impulsos, como elegir bien el abogado que le defenderá, lo que se va a encontrar en el juzgado el día del juicio o, finalmente, cuál va a ser el importe de la pensión que le tendrá que abonar a sus hijos.

P.- ¿Cómo surge este libro? Desde luego que habrá gente que lo necesite...

R.- Este libro surge precisamente de la experiencia que como juez de familia durante más de 12 años me han dado los 10.000 divorcios en los que he intervenido. Durante este tiempo he visto que muchos ciudadanos y ciudadanas llegan al juzgado con poca información sobre lo que es un proceso judicial de divorcio. El libro pretende completar esa información y aumentar lo que llamaríamos "la cultura del divorcio", en la que en España somos todavía bastante noveles, dado que nuestra tradición divorcista es escasa. El libro está escrito en una terminología fácilmente accesible y tiene la ventaja de que en la misma obra se abordan los conflictos familiares desde una óptica jurídico-legal y psicológica.

P.- Señor juez ¿Le cuesta mucho desconectar después de un juicio?

R.- A veces reconozco que es difícil no llevarse el conflicto de una familia a casa, especialmente cuando uno ha visto cómo los adultos cegados por unos sentimientos muy fuertes, pierden de vista el interés a proteger ha de ser el de sus hijos. Ésa falta de preocupación por sus hijos de los adultos genera mucho sufrimiento en los menores y hace que a veces algunos divorcios sean casos claros de malos tratos a menores. En ese supuesto al juez le resulta difícil desconectar y olvidarse del drama de esos niños.

P.- Buenos días ¿Me podría explicar qué es un Punto de Encuentro Familiar?

R.- El Punto de Encuentro Familiar es un lugar neutral donde los progenitores divorciados desarrollan una parte del régimen de visitas fijado en favor de los menores. Es especialmente recomendado en áquellos casos en que existe una mala relación entre los adultos y ello impide realizar las entregas y recogidas de los menores por sí mismos, necesitando la ayuda de profesionales. El Punto de Encuentro es un recurso que ha mejorado muchísimo la respuesta jurídico-social que se da a los conflictos familiares y ha impedido que algunos progenitores no custodios pierdan la relación con sus hijos. Sería deseable que en todas las poblaciones donde existen Juzgados que conocen de asuntos de familia existiese un Punto de Encuentro Familiar.

P.- ¿Se viven situaciones muy tensas en los juicios?

R.- Efectivamente, los juicios de divorcio en muchos casos son conflictivos y realmente es quizá uno de los "momentos duros" por los que tienen que pasar quienes se divorcian. En gran medida, ello se debe a que los abogados son los que hablan y no siempre lo que cuentan es exactamente la realidad, pues las técnicas forenses a veces "distorsionan" la realidad. Ello ocurre especialmente cuando el abogado no es un especialista en asuntos de familia y desarrolla una técnica excesivamente "agresiva" respecto a la otra parte. Reconozco que hay muchas parejas que como consecuencia de la "liturgia procesal", es decir, del juicio, salen del juzgado peor de lo que entraron.

P.- ¿El importe de una pensión en un mismo caso puede variar mucho dependiendo del juez que me toque? Muchas gracias

R.- Efectivamente, puede haber una diferencia si no importante sí al menos significativa. Ello se debe a que la valoración de las circunstancias concurrentes para fijar una pensión pueden ser interpretadas de manera muy distinta por un juez u otro. Precisamente para evitar esas posibles respuestas distintas a casos similares se están implantando las denominadas "tablas orientadoras" para la fijación de pensiones. Estas tablas partiendo de los ingresos de uno o ambos progenitores y del número de hijos determinan aproximadamente cuál sería la pensión resultante. Precisamente en el libro se contienen las tablas que actualmente y de forma más habitual se utilizan en muchos juzgados.

P.- ¿Un abogado más caro garantiza una mejor defensa?

R.- No necesariamente. El consejo que yo sí le daría es que el abogado que elija sea un abogado especialista en asuntos de familia. Igualmente, le desaconsejo que escoja un abogado simplemente por el hecho de ser familiar o amigo de usted. En los procesos de familia existe una carga emocional ya de por sí muy intensa, como para que el letrado añada aún más emotividad, precisamente por la relación cercana con el cliente. En algún caso, he tenido que llamar la atención a algún letrado o letrada en tono amable diciéndole que parecía ser el o ella quien se divorciaba.

P.- Está claro que el matrimonio es la primera causa de divorcio, pero ahora en serio, ¿cuáles son los motivos más frecuentes por los que la gente se divorcia? ¿Infidelidades?

R.- Por mi experiencia como juez de familia considero que actualmente la mayor causa de divorcio no son las infidelidades, sino la ruptura de la convivencia por desengaño con lo que supone el matrimonio, especialmente cuando hay hijos menores. Vivimos quizás una sociedad demasiado hedonista y el matrimonio, y especialmente la crianza de los hijos, supone muchas renuncias que no estamos dispuestos a aceptar. Pasada la fase lúdica del matrimonio y cuando aparece la realidad cotidiana, muchos matrimonios se rompen por no saber asumirla.

P.- Con la crisis... ¿ha notado que ha bajado, el numero de divorcios? lo digo porque conozco alguna pareja que no se ha podido divorciar porque no pueden tirar adelante solos con sus sueldos... Gracias

R.- Según los datos estadísticos que yo manejo en el Juzgado, todavía es pronto para poder afirmar que la crisis económica ha generado una disminución en el número de divorcios. Lo que sí se está detectando en el juzgado es un incremento de los procesos denominados de modificación de medidas, es decir, áquellos en que el progenitor que abona la pensión alimenticia para los hijos, solicita una reducción de la misma al haber empeorado su nivel económico normalmente por haber sido despedido de su trabajo. Aunque muchas de dichas solicitudes están justificadas, en otros casos se aprovecha la crisis económica para intentar dejar de pagar una pensión con la que nunca se ha estado de acuerdo.

P.- Un caso... pareja que empieza a tener problemas, tras una bronca, la mujer echa de casa al marido, que se va con lo puesto a casa de sus padres. La mujer no le deja volver a casa, ni si quiera a por sus cosas, ni a ver a su hija ¿Qué debe hacer el marido?¿Le puede denunciar ella por abandono de hogar aunque le haya echado?¿Debe denunciarla él primero?¿Qué puede hacer para que le deje ver a su hija? Gracias

R.- En casos como el que plantea debe acudir lo más rápidamente posible a un abogado que le orientará de los pasos concretos a dar. Sí le recomiendo que no demore acudir a un letrado, pues además de lo que usted tarde, luego el juzgado tarda un tiempo en tramitar su demanda, por lo que puede alargarse excesivamente la falta de contacto de sus hijos con usted, lo que evidentemente es un grave perjuicio para los menores. Existen procedimientos de urgencia que permiten resolver de forma rápida casos como el suyo.

P.- ¿hasta que edad se pasa la pension a los hijos?

R.- No existe una edad determinada para cesar en el pago de la pensión alimenticia. Lo que determina que cese esa obligación es que los hijos alcancen una idependencia económica que permita cubrir por sí mismo sus necesidades básicas. O bien que esos hijos hayan terminado su fase formativa y no se incorporen al mercado laboral por falta de diligencia personal, o dicho con otras palabras, que ni estudien ni trabajen. Cualquiera de esas circunstancias es la que permite que se extinga la pensión alimenticia.

P.- Tengo muchas reticencias a la nueva ley de divorcio. Creo que impide hacer un análisis sosegado de la situación, y lo digo por experiencia. Yo descubrí un terrible secreto de mi ex marido y, pese al temor que tenía de que siguiera con sus prácticas cuando esté al cuidado con mi hijo, tuve todo el rato la sensación de que eso no cuenta, y no alegué nada. No es que me arrepienta, pero me parece todo muy injusto. ¿No cree que el agilizar los trámites del divorcio y el no tener en cuenta determinados supuestos, puede resultar al final perjudicial? Gracias

R.- Efectivamente la nueva Ley del divorcio supuso la desaparición del sistema causal o culpabilístico, y en ese sentido personalmente considero que ha sido un avance, pues evita que el proceso judicial se convierta en una especie de terapia que no conduce a ningún sitio. No obstante, si continúan teniendo cabida en el proceso aquellas cuestiones personales que puedan afectar al desempeño de las funciones de progenitor custodio, o al desarrollo y fijación de un régimen de visitas y estancia para el progenitor no custodio. Es decir, que si usted cree que su "ex" tiene algún tipo de comportamiento que pueda perjudicar a sus hijos, sí puede hacerlo constar en el procedimiento judicial.

P.- El problema de los divorcios suele estar en los hijos. ¿No cree que hay un trato discrimanatorio hacia los padres respecto a las madres a la hora de dar la tutela?

R.- No estoy totalmente de acuerdo con su afirmación. Efectivamente la custodia, que no la tutela, se sigue confiriendo mayoritariamente a las madres, pero ello no se debe exclusivamente a los jueces, pues ha de recordarse que el 65% de los procesos se tramitan de mutuo acuerdo, es decir, que el juez ratifica lo que las partes han acordado previamente y en los convenios reguladores donde se pacta el régimen de guarda, mayoritariamente la custodia sigue siendo monoparental en favor de la madre. Creo que ese sistema responde más a un mantenimiento tras el divorcio de los roles tradicionales, que a decisiones adoptadas por los jueces. Personalmente creo que esos roles tardarán un tiempo en cambiarse pues no basta para ello reformas legislativas.

P.- una duda que tengo, una pareja de hecho que conviva sin estar casada, acuerda la ruptura de su relación, se podrían pedir, pensiones compensatorias, Gracias

R.- En las parejas no casadas se viene reconociendo la posibilidad de solicitar una compensación que sería similar a la llamada pensión compensatoria de las parejas casadas, si bien no recibe esa denominación, hablándose más bien de indemnización. El Tribunal Supremo ha admitido esa posibilidad ya en numerosas sentencias, si bien exige que concurran unos requisitos muy similares a los de las parejas casadas.

P.- Buenos días. Soy un padre doviorciado con un hijo de 8 años. Me gustaría estar más tiempo con mi hijo de lo que establece el Conevio ( fines de semana alternos, miércoles dos horas y mitad de vacaciones). Cree vd. que podría solicitar la custodia compartida, teniendo en cuenta que mi ex no va a colaborar en nada??. No le parece un sinsentido que en la sociedad actual separarse de una mujer implique separarse de sus hijos?. Gracias

R.- Efectivamente, y así lo digo en mi libro, que se divorcien los progenitores no supone que los hijos tengan que separarse de cualquiera de ellos. No obstante, la relación de los adultos con los hijos no debe medirse tanto en función del tiempo sino de la calidad de los encuentros. Además, el progenitor no custodio sigue ostentando el ejercicio conjunto de la patria potestad que confiere muchas facultades que frecuentemente no son ejercitadas. No obstante, reconozco que la custodia conjunta es una buena fórmula para que los hijos tengan la mejor relación posible con los progenitores, si bien y usted lo apunta en su pregunta, ello requiere una dosis de colaboración entre los adultos que no siempre se da.

P.- Cómo es posible que cada juez pueda interpretar la ley de una manera distinta si la ley es la misma, no cambia y debe ser clara y explícita par a todos los ciudadanos? Qué debería cambiar para evitar este "fraude"?

R.- Ello se debe a que en materia de Derecho de Familia la Ley utiliza lo que los juristas denominamos "conceptos indeterminados", es decir, palabras que pueden ser interpretadas de distinta forma por ser genéricas. Tiene que ser así porque el legislador es muy difícil que regule concretamente cada uno de los supuestos que se plantee, habiendo optado por dejar en manos del juez la concreción de los preceptos legales. Efectivamente, puede ocurrir que un caso similar sea resuelto de forma distinta por dos jueces. Pero ello es muy difícil de evitar, aunque se esté intentando por medio de que los jueces sean especialistas en la materia y de esa forma unificar la aplicación de la Ley.

P.- Buenos días, se lleva hablando desde hace mucho tiempo sobre la mediación familiar como medida para mejorar los procesos de separación y divorcio (de hecho últimamente he escuchado hasta cuñas del gobierno en la radio), pero a pesar de que se creó un registro de mediadores, salvo la labor extrajudicial que realizan algunos ayuntamientos, la cosa no "pita". ¿Cree que la situación cambiará o es como siempre un problema de dinero?

R.- La mediación familiar es un magnífico sistema de resolución de los conflictos familiares. Personalmente, apuesto por dicha forma de resolver esos conflictos, precisamente porque vivo en el juzgado de forma directa las consecuencias a veces deplorables de un mal divorcio judicial. Tiene usted razón en que quizás no se está apostando todo lo necesario por este método alternativo de resolución de los conflictos, pero yo espero que poco a poco la propia sociedad vaya demandando de las administraciones públicas mayores dotaciones presupuestarias que permitan extender la mediación por todo el territorio nacional, de tal manera que cualquier ciudadano pueda optar, antes de acudir al juzgado, por servirse de un mediador familiar.


Entrevistado por El Mundo

El 29 de Junio de 2009




José Luis Utrera
Abogado

Presenta el libro Guía básica para un buen divorcio (Ed. Ediciones B) donde da consejos sobre cómo elegir bien al abogado y aborda asuntos como cuál puede ser el importe de la pensión de los hijos, qué es un Punto de Encuentro Familiar o cómo se reparten los bienes tras el divorcio. José Luis Utrera es juez desde 1989 y juez de familia desde 1997. Únase al grupo de los encuentros de elmundo.es en Facebook



Quizás te pueda interesar

           
Hans Burgos
           
Carlos Carnicer

           
Ofelia Tejerina
           
Javier Cremades

           
Mateu Isern
           

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com