Domingo 23 de Septiembre del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Jesús Espino el día 20 de Febrero de 2003

Pregunta.- ¿Cúal es el interés de España de participar en la guerra?

Respuesta.- Creo que eso habría que preguntárselo al Gobierno. A mí, hoy por hoy, se me escapa la respuesta, aunque me imagino que algún tipo de compensación (y fuerte) debe tener.

P.- Soy un estudiante espanol que vivo con cuatro estudiantes ingleses que desafortunadamente estan a favor de la guerra. Su unico argumento es que Sadam tiene no se cuantos kilos de Antrax y otro tipo de armas que no han sido declaradas o encontradas y por lo tanto es un gran peligro. Mi pregunta es que les podria decir para que cambien de opinion y dejen de pensar que la guerra es la unica solucion. Gracias..

R.- Recomiéndales la lectura del libro, en su versión inglesa si tienen problemas con el español. Te prometo que encontrarán más de diez razones y argumentos, avalados por datos, en contra de esta guerra: desde el modo en que EEUU ha boicoteado de un modo sistemático a los inspectores de la ONU hasta la falta de base de las acusaciones de vinculación con al-Qaeda, pasando por razones de tipo económico (control de la producción de petróleo). En cuanto a lo de las armas de destrucción masiva, diles que, hasta la fecha, salvo especulaciones, no se ha descubierto nada concreto. Y, como indica el autor del libro, es muy difícil que un país destrozado por la guerra del 91 y con un embargo brutal disponga de los medios económicos necesarios para desarrollar una infraestructura bélica tan delicada y compleja.

P.- ¿No le parece que este aluvión de libros sobre Irak dentro de unos años serán aún más inútiles que las páginas del periódico que informan del conflicto?

R.- Le invitaría a que leyese (o al menos hojease) el libro de Milan Rai y comparase su contenido con el de otros textos sobre Iraq aparecidos en las últimas semanas. Creo, sinceramente, que es el único que se enfrenta de un modo sistemático a las razones en contra del conflicto y que no se limita a dar un panorama histórico o geopolítico de la zona. Un texto tan bien fundamentado como el presente creo que aporta, por primera vez, un poco de sentido común, avalado por datos concretos no por simples especulaciones. Me parece, sinceramente, un libro que no quedará como papel mojado.

P.- Qué tienen que hacer las democracias occidentales después del 11-S, esperar a ver cuándo toca el próximo atentado?

R.- Tal vez ser coherentes con los presupuestos de justicia social y democracia de los que todas hablan, pero que parece no se aplican en la zona a todos los países por igual. Y eso ayuda más bien poco a creer en sus declaraciones.

P.- ¿Cree usted que podría convencer a José María Graznar si éste le escuchase una hora?

R.- Ojalá fuese posible. Creo que los argumentos que le podría ofrecer, los de Milan Rai, son lo suficientemente sólidos, apoyados en datos y en el sentido común, sin carga demagógica, para ello. Pero me temo que Aznar se mueve por otros intereses.

P.- ¿Desde cuándo pensaba editar este libro? O sea, ¿ha publicado un libro oportuno, o más bien oportunista?

R.- El libro nos llegó en últimas pruebas a finales del mes de octubre. Lo leí de un tirón en apenas un par de días y antes de finalizar su lectura había decidido que teníamos que publicarlo. Por fin tenía entre mis manos un texto sólido, fruto de la reflexión, el sentido común, apoyado en datos contrastables, alejado de especulaciones y demagogias; en fin, realmente aportaba mucho al debate y daba razones válidas para evitar una guerra que, personalmente, considero una ignominia. Lo tradujimos y editamos con la mayor rapidez posible para que pudiese llegar cuanto antes al mayor número de lectores y así las opiniones del libro tuviesen la mayor difusión posible entre el público. Las circunstancias que han rodeado su publicación, especialmente las de los últimos días, le prometo que no estaban calculadas. Libro más que oportuno, en ningún caso oportunista, y que ofrece el punto de vista de un reconocido pacifista internacional.

P.- Ya sé que todas las guerras son crueles, ¿pero no cree que algunas son necesarias?

R.- ¿Y realmente le parece a usted que esta lo es? ¿Cuáles son los verdaderos motivos? ¿Realmente Sadam es tan peligroso? ¿Por qué entonces, como demuestra Milan Rai, EEUU hizo todo lo posible por mantenerlo en el poder después de la guerra del 91, traicionando cualquier intento de oposición al régimen?

P.- ¿Alberga usted alguna razón para que EEUU ataque a Irak?

R.- Ninguna lícita. ¿Acaso lo puede ser el control del petróleo de un tercer país? (Recuerde las declaraciones de Bush del pasado otoño.) ¿Se han hecho realmente todos los esfuerzos necesarios para resolver un conflicto creado en gran medida por EEUU de un modo pacífico? Entonces, ¿por qué este país boicoteó de manera sistemática y continuada las inspecciones, único sistema válido como demuestra Milan Rai para acabar con la amenaza de Sadam y con el sufrimiento del pueblo iraquí?

P.- ¿Sus razones en contra de esta hipotética nueva guerra contra Irak servirían también para rechazar la anterior, esa en la que nos metió Felipe González sin encomendarse a nadie y con la aprobación o el silencio cómplice de toda esa giliprogrsía vociferante que y oportunista que ahora quiere volver a engañarnos?

R.- En la anterior guerra había un elemento que podía distorsionar un tanto la realidad: la invasión de Kuwait. Con todo, creo que las razones que propone el libro publicado por Foca se hubiesen podido aplicar en gran medida en aquel caso. No creo que la invasión de Kuwait fuese una excusa: esta vez no hay ni siquiera eso.

P.- Cree ud. que una resolucion de la ONU autorizando un ataque legitimaria el uso de la fuerza? Si no, podria explicar de donde procede la legitimidad segun ud.? gracias

R.- Sinceramente, no confío mucho en las resoluciones de la ONU, pues, por desgracia, se trata de un organismo que en los últimos tiempos ha demostrado servir demasiado a las grandes potencias. Si la autorizase ahora mismo, en la situación en la que nos encontramos y barajando los mismos argumentos que se barajan, no legitimaría nada en absoluto. ¿Dónde encontrar la legitimación? Una guerra es un hecho tan brutal (y he visto y experimetnado de cerca las secuelas que deja) que hay que estar muy seguro de que se trata de la única alternativa que queda ante un peligro real. En el presente caso, pienso que, como dice Milan Rai en su libro, no se han agotado ni de lejos las posible vías de solución de un conflicto muy mediatizado por los intereses estadounidenses (y no se trata de una típica declaración de antiamericanismo).

P.- EEUU nunca ha pedido "permiso" para atacar a otros países. ¿Por qué lo hace ahora? ¿Es que quiere sembrar la disensión en la Unión Europea? ¿O probar quién le es fiel?

R.- No sé si realmente ha pedido permiso o ha hecho parecer que lo ha pedido. Probablemente se trata de justificar lo injustificable. ¿Probar quién le es fiel? Puede, aunque me parece que no se esperaba una respuesta por parte de algunos países europeos como la que ha tenido.

P.- Los islamistas, que proliferan como esporas, pretenden extender la "sharia" a todo el planeta, y ya demostraron el 11-S que van en serio. ¿Piensa usted que debemos quedarnos cruzados de brazos ante esta agresión?

R.- Decir no a la guerra, como plantea el libro o la actitud de millones de personas en el mundo, no supone quedarse de brazos ante la agresión. Lo cierto es que una intervención bélica como la que se pretende daría más argumentos a los sectores más radicales del islam para continuar con su discurso de agravios recibidos por Occidente en los últimos años. Por ejemplo, resulta difícil explicar por qué se es tan comprensivo con el no cumplimiento de las resoluciones de la ONU por parte de Israel (por supuesto, no es un tema fácil ni el único aspecto que habría que tener en cuenta). En este caso creo que viene a cuento lo de "la violencia sólo engendra violencia".

P.- El imperio USA empieza a tambalearse. Cuando un imperio cae le sustituye otro imperio.¿Cual cree Vd. que, a medio o largo plazo, va a sustituir al imperio americano?

R.- Sinceramente no lo sé, aunque tal vez haya que pensar en algunas naciones de Oriente (léase China) como potencias emergentes a las que habrá que tener muy en cuenta en el contexto internacional.

P.- ¿Un supuesto ataque norteamericano podría inmiscuir a otras naciones árabes en el conflicto físico?

R.- Creo que sí, como indica Milan Rai, aunque es una zona tan delicada desde el punto de vista geopolítico que resulta muy difícil dar una respuesta. Lo que sí está claro es que contribuiría de un modo decisivo a tensionar y desestabilizar todo el área.

P.- ¿ No le parece manipulador el mensaje NO A LA GUERRA? ¿ No es un poco pueril y falto de matices? Seguro que también todos estamos de acuerdo con el NO A LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE.

R.- Puede ser, pero a la esclerosis múltiple no nos va a conducir nadie aduciendo falsas razones. ¿Cree sinceramente que los partidarios de la guerra piensan en el bienestar del pueblo iraquí? Le recomiendo que lea los capítulos 4 a 9 del libro de Milan Rai. Le puedo asegurar que son todo menos demagógicos y especulativos. Y matiza.

P.- Antes de invadir Kuwait ¿cómo vivía el pueblo iraquí? ¿Cuntura, analfabetismo, asistencia ,édica, alimentación? ¿Participaba de los beneficios del petroleo?

R.- La situación del pueblo iraquí no puede haber sido muy buena después de una serie de guerras (contra Irán, la del 91...) que han destruido las infraestructuras de un país que, al inicio de los ochenta, parece que no presentaba unos niveles de desarrollo demasiado desalentadores. Y le recuerdo que en esos conflictos bélicos ha tenido mucho que ver el mundo occidental. De todos modos, y se lo digo por experiencia, resulta muy difícil medir el grado de desarrollo de otras culturas desde parámetros occidentales.

P.- Sr. Espino, ¿Cree UD que francia y Alemania, se oponen a la invasión de Irak, por democratas o porque los negocios con Sadan son suculentos?

R.- Me gustaría creer en la primera opción, pero me parece que, desgraciadamente, la segunda tiene bastante que ver.

P.- Mi postura: Lo que diga o deje de decir España al final no va a evitar la guerra. En cambio, si apoyamos a EEUU nos dejan utilizar sus Satélites y tecnología punta para desmenbrar a ETA. Creo que el razonamiento es lícito.

R.- El razonamiento es lícito, pero permítame que no lo comparta. Y lo digo desde el rechazo más absoluto a ETA y al problema terrorista en España.

P.- Si invadir Kuwait, despreciar 14 resoluciones de la ONU, someter a su pueblo a una tiranía , haber masacrado a toda su oposición interna y apoyar al terrorismo islámico no son razones para intervenir en un país, ¿Cuáles serían a su juicio las condiciones para hacerlo?

R.- ¿Por qué no se ha intervenido con la misma contundencia en Indonesia, Israel, Centroamérica, Argentina...?

P.- Como, según usted, ha boicoteado EE.UU. las inspecciones?

R.- Resumirlas en tan breve espacio me resultaría imposible. La respuesta la encontrará perfectamente documentada en los capítulos 4 a 6 del libro de Milan Rai. Le aseguro que no tienen desperdicio.

P.- ¿a su jucio, que diferencias existen entre la guerra del golfo del año 91 y este hipotetica nueva guerra contra irak?

R.- En el 91 parece que la invasión de Kuwait daba una excusa para llevarla a cabo. Ahora no sólo no está Kuwait, sino toda una serie de hechos que, como el torpedeamiento de las inspecciones de la ONU o el mantenimiento de Sadam en el poder de una forma deliberada, no permiten justificación alguna. Sin contar con que aún está por demostrar el peligro potencial de Iraq.

P.- Como historiador usted sabe que los americanos llevan en Democracia mucho más tiempo que los españoles, por ejemplo, y que las dos grandes guerras de la Humanidad se han iniciado fuera de los EEUU, y que los europeos les debemos mucho acerca de su protección y ayuda. ¿No cree que este rancio antiamericanismo que existe en estos momentos peca de un excesivo esnobismo progresista, falto de fundamento?.¿Cree que si Sadam ataca a Israel con armas bacteriológicas y éste le responde con la bomba atómica, se perderán menos vidas que en una guerra contra los EEUU?. Gracias.

R.- No creo que sea una cuestión de antiamericanismo. Sinceramente, creo que las razones que se dan a favor de la guerra no tienen nada que ver con conceptos como la democracia, la justicia social o la defensa de las libertades. En cuanto a lo de Iraq e Israel, ¿suprimimos por la fuerza las dos fuentes de peligro? ¿O es que Sharon lo es menos que Sadam?

P.- Mire, estoy hasta el gorro de occidentales acomplejados. Somos la única cultura que permite a los demás venir aquí y hacer su vida como quieran, libremente, y no existe en absoluto reciprocidad al respecto. No le parece que ya está bien?

R.- No creo que estemos ante un planteamiento de este tipo que, por otra parte, nos podría llevar muy lejos. Decir no a una guerra como ésta lo único que supone es decir no a que nos traten como marionetas, con argumentos espurios y difícilmente justificables.

P.- ¿Hasta qué punto cree ud. que la ONU está controlada por EEUU?

R.- Me temo que la ONU no sólo se supedita a los intereses de EEUU, sino a los de las grandes potencias en general.


Entrevistado por El Mundo

El 20 de Febrero de 2003




Jesús Espino
Periodista

Jesús Espino Nuño es licenciado en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid. Especializado en el período medieval, sobre el que ha publicado diversos libros y artículos en revistas especializadas, ha impartido clases de Historia del Arte, así como de historia y civilización españolas, en distintas instituciones académicas. Como editor e impulsor del libro 10 razones para no iniciar una nueva guerra contra Irak, de Milan Rai y Noam Chomsky, acudirá al mundolibro para debatir con los internautas.



Quizás te pueda interesar

           
Mara Torres
           
Terry M. Neal

           
Paolo Vasile
           
Germán Yanke

           
Ali Lmrabet
           
Miguel Ángel Bargueño

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com