Miercoles 17 de Enero del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Javier Villán el día 04 de Junio de 2008

Pregunta.- Hola Javier. Me encanta Jose Tomas y me gustaria verle con otro tipo de encastes pisando esos terrenos. Visto el nivel del Cid con los vitorinos, hasta que nivel de excelencia llegaría J.Tomas con ese tipo de toro que aprende, tobillero y que hay que hacer las cosas con tanto cuidado para poder lidiarlo exitosamente??

Respuesta.- A mí también me gusta José Tomás. O me gustó en sus tres primeras temporadas. Y estoy de acuerdo con usted en que habría que verlo con otros toros, sean vitorinos o sean los que sean. Pienso que mañana es un día clave para saber hasta donde puede llegar José Tomás. Hoy por hoy, para mí es una incógnita que tiene que resolverse con sus dos tardes en Madrid. Los toros que viene lidiando en provincias, es el medio-toro que también lidian los demás, pero un torero grande como José Tomás debe confirmar esa grandeza en las primeras plazas que todavía no ha pisado desde su reaparición.

P.- El Sr.Victorino Martín hizo el otro día unas declaraciones diciendo que lo que hace José Tomás no es torear, sino arrimarse, me gustaría conocer su opinión sobre el tema, la mía es que Tomás es un torero de época que va a quedar para la historia, cierto es que sufre muchas cogidas, pero hay que ver los terrenos que pisa, terrenos a los que ningún otro torero se acerca ni por asomo. Muchas gracias y un saludo.

R.- Estoy de acuerdo en lo de los terrenos. Estoy a medias de acuerdo con Vitorino Martín y me gustaría que pisando esos mismos terrenos y arrimándose como se arrima José Tomás fuera capaz de evitar la mayor parte de las cornadas. La cornada no es un hecho fatal e inevitable. José Tomás ha sido probablemente y seguro que sigue siéndolo el torero que más cerca se ha pasado los toros, pero ahora José Tomás no se los pasa, se lo llevan por delante, lo arrollan. Yo creo que su valor es indiscutible, pero sus posibles carencias técnicas hacen que esté siempre o casi siempre a merced de los toros. Ojalá que eso no ocurra mañana en Madrid ni el día 15 y que José Tomás venga con unos toros dignos de su grandeza que va a hacer historia. Estoy también en parte de acuerdo con usted, pero la historia no se hace solamente en las plazas de segunda.

P.- Me gustaría saber su opinión de la Mesa del Toro y los trabajos que está realizando paradefender la fiesta en elparlamento europeo.Enhorabuena por su carrera profesional . Un saludo , maestro . Luis Cuenca

R.- Creo que cualquier iniciativa encaminada a defender las corridas de toros es digna de elogio. No conozco en concreto y punto por punto la actividad de esta Mesa pero le animo a que en Bruselas o donde sea, en España también, defienda la legitimidad de las corridas de toros. De todas formas, amigo Luis Cuenca, creo que el principal enemigo o uno de los más derminantes está dentro de la propia profesión: la Fiesta tiene tendencias autodestructivas que periódicamente la debilitan. Defenderla en Europa, defenderla frente a los nacionalismos y defenderla frente cualquier agresión o juicio divergente es bueno, pero hay que convencer a los profesionales del toro que es éste el que importa. Hay que defender el toro íntegro y hay que defender la torería y la profesionalidad por encima de todo.

P.- Sobre la televisión y Tomás. ¿Porqué un torero debe asumir perse la imposición de verse retransmitido? ¿Porqué no tiene capacidad de negociar directamente sus derechos de imagen? Es antediluviano. ¿Qué le parece?

R.- Me parece, en principio, que la televisión no es un lenguaje apropiado para los toros. Me parece bien como un factor de divulgación, pero toros y televisión no son dos lenguajes que se complementen demasiado. Un torero tiene derecho a negociar sus derechos con quien sea. Un torero es muy dueño de negarse a ser retransmitido. Pero un torero como José Tomás tiene que afrontar la exigencia y el rigor de las primeras plazas, que es donde habitualmente va la televisión. No entro en la falta de entendimiento que pueda tener José Tomás con las televisiones que pretenden retransmitirlo pero sí le pido a este gran torero que se enfrente a su responsabilidad en las primeras plazas y con toros de su categoría, toro íntegro, de su edad, no arreglado para exhibición de su valor. Valor que nadie con dos dedos de frente puede negarle a José Tomás.

P.- HOLA JAVIER, SOY FIEL SEGUIDOR SUYO DESDE HACE MUCHOS AÑOS, COMPRE SU ANTERIOR LIBRO SOBRE JOSE TOMAS Y HE COMPRADO ESTE, TAMBIEN DECIR SUE SOY TOMASISTA O COMO LO QUIERAS LLAMAR TENGO 31 AÑOS Y HACE ONCE ME AFICIONE A LOS TOROS GRACIAS A JOSE TOMAS, ENTES ERA SEGUIDOR PERO NO TANTO, JUNTO CON JOSE CARLOS AREVALO PARA MI SOY LOS DOS MEJORES CRITICOS TAURINOS DE ESPAÑA, Y MI PREGUNTA ES LA SIGUIENTE: ¿ Tan bueno era antes y tan mediocre es ahora ? CREO QUE ALGO SE ME VA. A MORANTE EN CAMBIO SIEMPRE LO PONES POR LAS NUBES Y EN LA ULTIMA DE MADRID, TOREO FENOMENAL PERO SOLO POR MOMENTOS, Y AL DIA SIGUIENTE PARECIA QUE HABIA CORTADO DOS RABOS, ¿ tan mediocre era antes y tan bueno es ahora?

R.- Usted hace dos preguntas que a la vez llevan una valoración y no estoy en desacuerdo con su valoración, pero la matizo. No creo que José Tomás sea tan malo ahora. El peor José Tomás puede ser mejor que otros toreros en sus momentos cumbres. Pero me preocupa la última trayectoria de José Tomás. De hecho, empezó a preocuparme ya en las dos últimas temporadas antes de su retirada. Cuando a un torero se le define como torero de otra galaxia tiene que responder a esa exigencia y a los honorarios que cobra por torear. Cada cual es dueño de pedir lo que quiera y que los demás se lo den o no. Me alegra que usted sea tomasista, término que defino como los aficionados genuinos al José Tomás de la primera etapa. Creo que luego ha perdido intensidad, no hay que valorar a un torero por la cantidad de cogidas tiene, eso es alarmante. No es el único que no torea un toro de verdad, en determinadas plazas lo habitual es el toro disminuido en todas sus potencialidades. Los tomistas son los que defienden sin conciencia crítica el José Tomás casi como una religión y como una fé. En ese sentido yo no soy fideista, tengo una conciencia crítica que he de aplicar a José Tomás y a todos los toreros. Espero que en las dos tardes de Madrid José Tomás demuestre la grandeza de sus tres primeras temporadas y deseo que no le coja el toro. Respecto a Morante, también estoy en parte de acuerdo con usted. Morante siempre me ha gustado y he señalado sus altibajos, sus absentismo en muchas partes y su capacidad para reivindicarse con unos lances o unos muletazos. Esos muletazos pueden ser sublimes pero estoy de acuerdo que hay que exigirle la faena completa. El otro día lo enaltecí en parte influenciado por las circunstancias de una feria mediocre y también porque creo, sinceramente, que Morante se acercó bastante a ese torero ideal que todos deseamos. Gracias por la sensatez de sus preguntas y por considerarme uno de los dos mejores críticos de España.

P.- Estimado Javier, soy lector incondicional suyo. Estuve viendo a José Tomás en Córdoba y disfruté bastante, aunque también caí en la cuenta de que los públicos se lo permiten todo. Ya sabemos que en feria, las plazas de toros se llenan de desconocedores de la auténtica fiesta. ¿Tiene tan bien amueblada la cabeza este torero como para no rendirse ante adulaciones gratuitas y trofeos inmerecidos?

R.- Espero que sí. Espero que la cabeza de José Tomás le dicte rectamente lo que hay de adulación en algunas críticas y lo que hay de sincera y desinteresada crítica. Admito, por supuesto, todas las posibilidades de error de una crítica de urgencia, como la que tenemos que hacer los cronistas taurinos en aproximadamente media hora después de doblar el sexto toro. Pero defiendo la licitud de una crítica diversa que, seguramente, admiten muy mal los tomistas, o sea, los seguidores de Tomás de la última época. Lo que deseo también para José Tomás es que vuelva a ser el torero grande de las dos primeras temporadas y que mañana en Madrid salga el toro de verdad. Muchos me han hablado de la corrida del otro día en Córdoba en los términos elogiosos que usted acaba de hacer, pero dejando aparte la facilidad y la generosidad de un público triunfalista, ¿qué clase de toro salió? ¿podrá José Tomás hacer lo mismo con un toro en plenitud? ¿Las consecuencias de una cogida con el toro de plazas festeras y entregadas de antemano serían las mismas que tienen las cogidas ante un toro en plenitud? Son respuestas, amigo lector, que José Tomás y los aficionados en general tendremos que responder a partir de mañana y del día 15, pues mi deseo es que José Tomás salga entero e indemne de la plaza y que siga siendo José Tomás.

P.- Javier, no entiendo de toros. Resumidamente, ¿cuál es el motivo por el que Tomás causa tantas pasiones? María

R.- Amiga María, José Tomás es un torero distinto que ha pisado un sitio que los demás no pisan; que además se pasa a los toros muy cerca y eso impresiona. Y cuando no se los pasa lo arrollan, lo cornean a veces y sale ensangrentado como un ecce homo. Ésa es la pasión que despierta en los aficionados, el riesgo, la entrega, el valor y, si me apuras, el desprecio de la vida. Tiene, además, una vida personal que intriga a la gente, que cuida, creo que con todo derecho, y eso también despierta la curiosidad y la pasión de las gentes. Se ha convertido en un torero de masas, siendo un torero, en líneas generales, elitista. Además es un fenómeno económico, consecuencia de ser un fenómeno de masas. Y eso también hay que tenerlo en cuenta. Yo apuesto por el José Tomás puro, sin que sea constantemente arrollado por los toros y que lo que la gente vaya a ver una tarde en la que torea José Tomás no es el momento en que le vaya a coger sino el momento que se eleve como el torero grandísimo que casi todo el mundo reconoce.

P.- Me encantó su crónica de la faena de Morante. Piensa, como yo, que el de La Puebla, con un poco más de actitud puede ser primer figura del toreo? O nos tenemos que conformar con el genio intermitente? Enhorabuena por su sección taurina, verdadera crítica independiente. Creo firmemente que es el sucesor de Joaquín Vidal. Rober, desde Toledo.

R.- Yo no sé si pienso eso de Morante, pero lo deseo fervientemente. Ya he contestado antes diciendo que el Morante del otro día en Las Ventas fue el que probablemente más se acerca a un torero en plenitud, pero naturalmente fue insuficiente, aunque tuvo momentos verdaderamente gloriosos. Gracias también por compararme con Joaquín Vidal, lo que puedo decirle es que me llevaba muy bien con él, que teníamos muchas divergencias pero que coincidiamos en dos cosas fundamentales: la valoración del toro y la necesidad de la buena escritura, llevar a la crónica taurina las mayores excelencias de la buena literatura y del buen periodismo. Y la independencia, por supuesto, como valor esencial sin el cual ninguno de los valores enunciados antes es posible.

P.- ¿Cree que actualmente el torero más poderoso del escalafón es "El Cid"?. Gracias y saludos.

R.- Creo, sinceramente, que es la mejor izquierda, la más pura del escalafón en estos momentos. También creo que es un torero que puede con los vitorinos y con cualquier toro que le echen. Es más, posiblemente con el toro duro es con el que El Cid brilla en todo su esplendor. Podría ser el torero más completo si matara bien, pero lo de matar en El Cid es un problema que atañe, creo yo, más a la psicología que a la crónica taurina. Manuel Jesús El Cid mata peor cuando mejor ha toreado, cuando tiene la puerta grande de Madrid o la del Príncipe en sus manos se le encoge el brazo. No soy quien para hablar de psicología, más en múltiples ocasiones he hablado del miedo al triunfo, del síndrome, dicho sea con todos los respetos, del perdedor.

P.- Don Javier,¿Para cuándo un mano a mano José Tomás-Morante de la Puebla?.

R.- No lo sé. Sería un mano a mano muy atrayente y en el que los aficionados podrían disfrutar del toreo afiligranado, de la gracia sevillana si es que Morante de la Puebla no se derrumbaba y era devorado por El Cid. Yo este verano cuando tuve que interrumpir la temporada por cuestiones de quirófano pedía, sin grandes expectativas de éxito, un mano a mano entre Enrique Ponce y José Tomás con victorinos u otra ganadería dura en Las Ventas. Naturalmente, no hubo respuesta ni creo que la vaya a haber nunca. Enrique Ponce es un torero muy sensato y creo que en una circunstancia límite como la que yo proponía José Tomás también lo sería.

P.- Estimado Javier, mi admiración por sus libros y por las crónicas en el periódico, y gracias por la honestidad de sus críticas. Yo también me considero Tomasista; estando de acuerdo que el actual J.Tomás no es el de hace 7-8 años (y mucho me temo que nunca volveremos a verlo igual)......¿que piensa pasará con su carrera el año que viene si no alcanza el triunfo éstos 2 días? ¿Victoriano o el Puerto....que día, en teoría, será más propicio para triunfar? Gracias.

R.- Pasará que José Tomás si no triunfa, como usted dice, en esta su reaparición seguirá siendo un gran torero, aunque de ciclo incompleto. Creo que José Tomás tiene mucho que decir y que no pasará a la Historia por sus continuas cogidas sino por la depuración de su toreo. Es necesario que José Tomás alcance la plenitud cuando sea capaz de templar la embestida en los terrenos que pisa y cuando sustituya las continuas cogidas por el natural, la verónica o el redondo depurado y justo. Respecto al posible triunfo en las tardes que tiene pendientes en Madrid, apuesto por la tarde Victoriano del Río siempre que Victoriano del Río eche una corrida similar a la que triunfó el año pasado. El ganadero madrileño no ha estado este año a la altura de las circunstancias, no digo ya del año pasado sino de las exigencias de la plaza de Las Ventas.

P.- Saludos, Sr. Villán. ¿Cuál puede ser el caché de un torero medio por torear en Las Ventas? ¿Y el de José Tomás? Y si el torero ha vetado la televisión, ¿cómo va a rentabilizar el empresario la presencia de José Tomás en Madrid?

R.- El caché al que usted alude, y por el que pregunta, no lo sé con exactitud, pues yo no manejo los datos económicos entre empresas y toreros. Un torero medio puede llegar a los diez o doce millones de las antiguas pesetes, creo que sí, y también creo que también hay muchos por debajo de esa cantidad. Pero es un juicio puramente estimativo. De José Tomás se dijo, y por las fuentes que yo tengo pienso que debe ser verdad, que para venir a la corrida del 2 de Mayo en Madrid exigió 400.000 euros más o menos. En la Feria del Aniversario no creo que se haya podido pagar en esa desmesurada cantidad. Se habrá quedado probablemente en torno a los 50 millones, insisto en que no he visto los papeles. Si se ha llegado a esa cantidad estimo que debe ser un precio político que la Comunidad de Madrid habrá apuntalado de alguna forma. Me parece que El Juli cobró en torno a los 250.000 euros días atrás y Ponce algo parecido, 250.000 o 300.000. La cantidad es proporcional a lo que exige José Tomás pues es cierto que éste hace reventar la reventa con precios desorbitados y que llena la plaza. Sin televisión es muy difícil rentabilizar el caché de José Tomás, pero para eso doctores económicos tiene la santa iglesia de la Comunidad y de la empresa de Las Ventas que lo sabrán responder. Hace unos años El Juli y José Tomás pedían en aquellos momentos 150 millones por tres corridas en Las Ventas. Cada uno, naturalmente, y por persona. Los Lozano, y esto son datos que fueron comprobados en su moemnto, se negaban a satisfacer esas pretensiones. La Comunidad les exigió la presencia de los dos fenómenos en los carteles y en la Feria y al poco tiempo se prorrogó sin concurso un año más la explotación de Las Ventas. Supongo que alguna relación de causa-efecto se produjo entre estos dos hechos.

P.- Buenos días, don Javier. Permítame decirle que es un auténtico placer poder leerle todas las mañanas. Tiene usted una prosa envidiable. Se discute mucho sobre el 7 en Madrid, que si van a protestar, que si siempre van predispuestos contra los toreros, etc. Pero yo le pregunto: ¿no es ya necesario, sino imprescindible, que haya un grupo de aficionados en la primera plaza del mundo que no quiera tragar con lo que el resto de la plaza sí parece hacerlo, y que siga defendiendo una Fiesta íntegra y con el TORO como centro fundamental? Gracias.

R.- Totalmente de acuerdo. En ocasiones el 7 o su vanguardia más beligerante se pasan algunos pueblos, pero yo creo como usted que el 7 es necesario e imprescindible como conciencia crítica e ingobernable. Ojalá todas las plazas en lugar de silencios sumisos tuviera un tendido Discrepo con ellos en ocasiones, pero valoro habitualmente su capacidad para no aceptar lo inaceptable.

P.- Hola Javier, primero de todo gracias por las crónicas que escribes en el mundo. Soy de Barcelona y me gustaría conocer tu opinión sobre la situación de los toros en Cataluña y también sobre la relación de la Monumental de Barcelona con José Tomás.

R.- Barcelona fue una ciudad que llegó a tener tres plazas de toros, es decir, que la afición popular de la gente está en flagante contradicción con las disposiciones políticas que han declarado a Barcelona ciudad antitaurina. En este sentido es en el que hablo cuando digo que José Tomás reapareció en el corazón del antitaurinismo. La falta de apoyo a los toros creo que ha terminado calando a los aficionados. Y me parece bien que José Tomás reapareciera allí. Además de ser una de sus plazas fetiche, una de sus plazas talismán, quizá la que más, supuso un gesto político frente al antitaurinismo político de Cataluña. Yo denominé a esa corrida Una corrida patriótica y en parte creo que lo fue.

P.- Hola Javier. Comparto contigo la afición a los toros y al teatro. Leí ayer tu crítica a la obra de Lorca de la genial Irina Kouberskaya en la Sala Tribueñe, tan cerca de la plaza de las ventas... Son ella y José Tomás, en sus respectivos ruedos, los que más se arriman al arte con mayúsculas? Gracias por tu respuesta y tus críticas tan acertadas!!

R.- Es difícil establecer una relación entre toreros y gente de teatro. A mí Irina Kouberskaya me interesa profundamente desde el momento que ví sus primeras funciones, Valle Inclán sobre todo. Irina procede de las enseñanzas y los conocimientos del mejor teatro ruso, del teatro de arte, es una rusa afincada en España hace unos 30 años y aparte de haber asimilado con auténtica sensibilidad la cultura española también le gustan los toros y el flamenco. He hablado de Valle Inclán y creo que últimamente Irina Kouberskaya se ha acercado a Lorca, a El amor de Don Perlimplín con Felisa en su jardín con la misma sensibilidad con que se acercó a los Esperpentos. Me interesa mucho y en más de una ocasión la he visto en los toros con auténtica delectación. Le recomiendo a usted que vaya a la sala Tribueñe y saldrá tan emocionado/a como si viera una magnífica corrida de toros.


Entrevistado por El Mundo

El 04 de Junio de 2008




Javier Villán
Crítico taurino

Frente al toro, José Tomás es una unidad de pensamiento: morir antes que rectificar terrenos y dar un paso atrás. Ve el toreo como una expresión de una naturaleza hecha más de fatalidad que de azar. Eso refleja Javier Villán en José Tomás. Luces y sombras. Sangre y triunfo (Ed. La Esfera), libro que el crítico de EL MUNDO acaba de publicar. Álbum: José Tomás, luces y sombras



Quizás te pueda interesar

           
Zabala de la Serna
           

           
           

           
           

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com