Miercoles 21 de Noviembre del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Javier Ruiz el día 18 de Noviembre de 2012

Pregunta.- Actualmente te podemos escuchar y ver en diversas tertulias de radio y televisión. ¿Cómo se podría mejorar este género para que no sea ni un instrumento propagandístico ni un gallinero?

Respuesta.- Con datos. Es propaganda cuando se repiten consignas una y otra vez, en ocasiones consignas que contradicen la realidad. Los datos están ahí y son los que dan y quitan razones. Por lo general gritan más los que menos argumentos y menos cifras tienen.

P.- También te leemos en Vozpópuli. ¿Crees que el futuro modelo de negocio del periodismo pasa por internet?

R.- El de todos los periodismos pasa por internet. No es sólo el periodismo escrito el que está haciendo esa migración. También las televisiones y las radios empiezan a tener más consumo en internet que en sus soportes tradicionales. Pero lo importante no es el cómo se difunde el mensaje sino el qué se hace para elaborarlo y el periodismo no ha cambiado pese a que el entorno tecnológico sí lo haya hecho: sigue siendo necesario contrastar, divulgar y chequear lo que se publica.

P.- Sostienes que en el periodismo faltan ‘voces’ (contenidos originales y ángulos propios) y sobran ‘ecos’ (medios que cortan y pegan lo que han visto en otros). ¿Cómo se puede aportar contenido propio sin caer en la imitación y el fast food periodístico?

R.- Los contenidos originales se hacen con tiempo tanto a corto como a largo plazo. A largo plazo es necesario tiempo para que los periodistas se eduquen, se formen, se especialicen y sepan de lo que hablan. Eso requiere mucha inversión en “capital humano”. El buen periodismo madura despacio y es caro. Además, ese periodismo requiere tiempo a corto plazo, es decir, tiempo para preparar un artículo para leer un documento a fondo y para evitar el copiaypega que tanto se lleva con las prisas. La lectura de contenidos con una visión propia también da lugar a contenidos propios. Sigo creyendo que ha cambiado la tecnología, el contexto económico y muchas otras cosas pero que el periodismo, en el fondo, no ha cambiado tanto.

P.-¿Sigue siendo la radio el paradigma de la información actualizada al minuto o ha perdido su condición de referencia por la eclosión de Twitter?

R.- La radio ha sido desbordada por Internet. De hecho, todo el periodismo lo ha sido, hasta el punto de que los conocidos como deadlines en el oficio, es decir, los momentos de cierre sí se han revolucionado. Con los periódicos, ese deadline o cierre se producía cada 24 horas. Con la radio, el deadline era cada hora. Internet ha dado lugar al deadline constante o al cierre constante. En cualquier momento se puede adelantar una información o una exclusiva. Eso mete una enorme presión sobre la profesión pero no puede evitar que se siga haciendo lo básico: chequear antes de publicar y no salir con una información si no se han seguido las diligencias debidas. El periodismo no cambia aunque los cierres sí lo hagan.

P.- La pregunta viene al hilo de una reflexión que nos transmitiste en una entrevista anterior (“Twitter es periodismo”). ¿Es una amenaza o una oportunidad para nuestra profesión?

R.- Sin duda una oportunidad. Nunca he tenido conversaciones con mi audiencia en la radio, ni en la tele… y no paro de hablar con mis lectores ahora en Twitter. La tecnología siempre es una oportunidad y yo la abrazo. Otra cosa es que las formas nos hagan olvidar el fondo.

P.- Tú has dado noticias a través de esa red social (el indulto del Gobierno al banquero Alfredo Sáenz).

R.- Insisto, las exclusivas siguen ahí pero requieren el mismo trabajo previo que cuando había que esperar a que sonaran las señales horarias para pronunciar aquella frase de “noticia que les adelantamos en…”.

P.- Eres un defensor a ultranza de la tesis de que hacer buen periodismo sale muy caro. ¿Son las finanzas el principal enemigo del periodismo?

R.- No. El enemigo es el cortoplacismo y la visión de que el periodismo debe dar los mismos márgenes que la banca de inversión. A largo plazo, los productos bien hechos siempre son rentables. Quienes entran en este negocio sabiendo que tardarán en recuperar su inversión, no suelen salir trasquilados. Por el contrario, quienes creen que se puede hacer dinero rápido en este negocio es porque quieren hacer otras cosas, otros negocios, por lo general no periodismo. Es el cortoplacismo el que amenaza la profesión y, también, la avaricia. La comunicación no deja márgenes de doble dígito como la banca de inversión o la especulación bursátil.

P.- Visto cómo está el patio periodístico (y no periodístico) en España, ¿te gustaría volver a ejercer en Estados Unidos?

R.- Ejercer la profesión ya es un privilegio. El dónde es lo de menos.

P.- Allí viviste acontecimientos como el huracán Katrina, las elecciones presidenciales y sobre todo el 11-S. ¿Qué debería importar el periodismo español del norteamericano?

R.- Hay una independencia de los poderes que aquí se echa de menos en algunas redacciones. Hay una independencia económica que es clave porque los medios no pueden ser altavoz del poder económico y hay una mayor independencia del poder político también. La profesión es comprendida allí como contrapoder constante. Demasiados medios hacen aquí periodismo de trinchera.

P.- Tuviste tu propio programa en la Cadena SER (Hora 25 de los Negocios), presentaste Noticias Cuatro… Ahora te encontramos en un digital y en tus esporádicas intervenciones como tertuliano o experto económico. En resumen, ¿estás donde te corresponde? ¿Crees que se ha hecho justicia contigo? ¿Cuál es, a tu juicio, tu lugar?

R.- No conozco una silla que sea lo suficientemente amplia para el ego de ningún periodista. Todos creen que merecen más de lo que tienen y todas las sillas aprietan. Ja, ja, ja… pero yo estoy encantado con poder ejercer la profesión. Mi situación actual me permite ejercer lo que creo: el periodismo sin peajes. Eso es algo que demasiados colegas no pueden decir, así que estoy enormemente agradecido a Vozpópuli donde trabajo y a los medios en los que colaboro.

P.- La precariedad periodística: ¿Cómo se puede combatir desde los despachos?

R.- Creyendo en este oficio. Hay muchos despachos en los que se sientan personas que miran más los balances de la empresa que las informaciones que publican y que recortan en talento sin importarles demasiado qué impacto tendrán ciertos ajustes en el futuro del medio.
No soy ingenuo y sé que hay que controlar costes. Pero la precariedad de los medios muchas veces responde a directores que no creen en lo que hacen y que prefieren cuadrar los números hoy a garantizar la viabilidad de esos mismos números mañana. Sólo hay mañana si la gente sigue confiando en los medios y consumiendo información. Cuando se opta por el entretenimiento.

P.- Y para los estudiantes de periodismo, ¿qué es más importante, la formación teórica o las prácticas?

R.- Las dos cosas. No es lo uno o lo otro. Son imprescindibles ambas, incluso cuando empiecen a ejercer la profesión. No se puede dejar de leer, estudiar y trabajar NUNCA. El lema de la editorial que publica Financial Times es “always learning”. Si eso lo dice alguien que sabe tanto como elFT, no hay nadie que sepa más y pueda decir lo contrario.

P.- En el caso particular de los que llevamos unos cuantos años en el dique seco, siguiendo tu consejo de cultivar nuestra formación, ¿es más recomendable estudiar otra carrera, un máster o trabajar en otra profesión?

R.- Entiendo a los compañeros que abandonan la profesión. Ahora mismo provoca demasiadas decepciones. Quiero creer que no siempre será así. A lo peor tiene razón Rajoy cuando mensajeaba a Bárcenas y le decía “la vida es de los que resisten”.


Entrevistado por Punto de encuentro

El 18 de Noviembre de 2012

Visualiza las 2 entrevistas de Javier Ruiz.      


Javier Ruiz
Periodista

Cuando hablamos de Javier Ruiz (Valencia, 1973), a muchos directamente se les vendrá a la mente el rostro de Noticias Cuatro, el informativo que presentó durante cuatro años; otros se irán más atrás en el tiempo y recordarán su voz en su etapa en la Cadena SER, emisora en la que dio sus primeros pasos como periodista y que define como “una escuela de periodismo de primer nivel”. Hoy, gracias a sus apariciones en radio y televisión, a pocos se les escaparán el rostro y la voz de un profesional que ha hecho bandera del periodismo de datos. Sus argumentos firmes, profundos y trabajados sientan cátedra en las más variopintas tertulias demostrando que para ser un buen tertuliano es preciso hablar con conocimiento de causa. Así ha conseguido impartir auténticas “máster class” en sus múltiples intervenciones audiovisuales. En ello tiene mucho que ver su trabajo en el portal VozPópuli, desde donde aporta exclusivas.



Quizás te pueda interesar

           
Manu Carreño
           
Alfonso Armada

           
J P Velázquez Gaztelu
           
Manuel Charlón

           
Vincent Giuliano
           
Iñako Díaz Guerra

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com