Miercoles 24 de Octubre del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Jacinto Antón el día 04 de Marzo de 2009

Pregunta.- Hola Jacinto y enhorabuena por tu libro, que me ha encantado. Soy profesor de literatura y me gustaría que me recomendases algunos libros para que los chicos a partir de los 17 años se entusiasmen con la lectura. Gracias y suerte.

Respuesta.- Tengo dos hijas adolescentes, de 14 y 18, y entiendo muy bien la cuestión. Es difícil interesar a los jóvenes en la lectura. Fernando Savater me dijo una vez: "A ver si nosotros con todas las maravillas que tienen ellos alrededor -internet, móviles, cine inmediato, toda la música- hubiéramos leído tanto". Stephen King, lo bueno de él, funciona bien: "Cementerio de animales", por ejemplo, que trata el tema de la muerte, que tanto les interesa. Lovecraft, los cuentos, con esas metamorfosis monstruosas -que les hacen pensar en ellos mismos, supongo-. Una alternativa buena al fenómeno Crepúsculo es "Sueño del Fevre", de George RR Martin -preciosa-. "La roja insignia del valor", de Stephen Crane. "La feria de las tinieblas", de Ray Bradbury, con sus dilemas morales y su relación con el padre sé que les conmueve (aunque no lo digan). Una novelita extraordinaria recién aparecida "El lobo", de Joseph Smith, es muy recomendable. "Kim" de Kipling. Y poesía, una buena antología de poesía amorosa.

P.- ¿Quiénes cree que serían en la actualidad los herederos de Thesiger, Almásy, Mungo Park, Nansen y compañía? ¿Cuál es el último reducto para la aventura en estado puro, fuera de los lugares en guerra?

R.- Quizá la aventura científica. Entre la gente más interesante que he conocido están muchos naturalistas que hacen trabajo de campo en zonas apartadas; estudiando gorilas o leones, identificando insectos, nadando entre tiburones. Los "cazadores de dinosaurios", los paleontólogos que desentierran fósiles en sitios remotos. Recuerdo uno que realizaba una investigación sobre los hábitos alimenticios de los homínidos y se dedicaba a arrebatar a los predadores africanos las carcasas para analizar los mordiscos: ¡eso es aventura! El género de viajes actual presenta una tendencia muy interesante a seguir las huellas de los grandes exploradores o a revisitar lugares desde una sensibilidad más actual, literaria. Es un tipo de aventura sentimental que me gusta mucho.

P.- Sr. Antón, me faltan palabras para expresarle mi admiración más absoluta. Como seguidora acérrima de la literatura de aventuras, capa y espada, y viajes, desde los clásicos hasta lo contemporáneo, no puedo sino darle las gracias por dignificar estos géneros y aportar su maravilloso humor. Venga por Madrid alguna vez, por favor. Sería un lujo verle en la Feria del Libro de junio, por ejemplo.

R.- Muchas gracias, podría traer mi equipo de esgrima y retar en duelo, no sé, a Arturo Pérez-Reverte, aunque seguro que me ganaría él porque tiene un sable de coracero de aúpa.

P.- ¿Cómo definirías tu estilo de hacer periodismo?

R.- Depende del día. Trabajo en la redacción y muchas veces paso la jornada escribiendo medias columnas, que también es género. Todo tiene su encanto: cuando pillas una noticia de verdad, no sé, en Cultura el hallazgo de una tumba real faraónica, es fantástico, excitante. La rapidez, las prisas, las fuentes... Luego están los reportajes o las crónicas, más elaborados. Mi estilo... intento que la gente sienta la misma pasión que me provocan a mí los temas que trato. Creo que en todo texto tiene que haber un momento en el que el lector se sienta "tocado", emocionado.

P.- ¿Es verdad que ha ido al castillo del conde Almásy o es una ficción?

R.- Es verdad, hay testigos. En Bernstein, en la frontera de Austria y Hungría. La sobrina del conde nos invitó a cenar a una amiga y a mí. Luego, por la noche, aproveché para colarme en la antigua habitación de Almásy y me probé su chaqueta de vuelo -que estaba expuesta-. Fue una experiencia inenarrable para un fetichista como yo...

P.- ¿Angelina Jolie o Raquel Welch?

R.- Mi amor a las momias me inclina a decir que Raquel -¡Dios, aquel bikini de piel de mastodonte en "Hace un millón de años"!-. Con ella bailé, lo juro, una noche inolvidable en Manhattan. Pero Angelina... nos unen tantas cosas...

P.- ¿Chatwin, Theroux, Thesiger, Byron...? ¿Cuál es su escritor viajero favorito y porqué? ¿Y de los españoles? Gracias por su respuesta.

R.- Patrick Leigh Fermor. Por la mezcla de sentimiento y erudición. Por su melancolía, por su capacidad de convertir un paisaje en un paisaje interior. Y porque no le hace ascos a otorgarle el regalo de su amistad incluso a alguien como yo. De los españoles Jordi Esteva, Xavier Moret, David Torres, Javier Reverte, claro.

P.- Hola Jacinto, por lo que he leído en la presentación que le hacen para esta entrevista me ha interesado su periodismo. ¿Tiene algún día o sección más o menos fija en "El PAÏS"?. Indudablemente su último libro es la mejor manera de conocerle en el aspecto comentado. Un saludo

R.- No tengo sección fija, vivo al albur de la noticia -como que la elefanta del zoo de Barcelona esté deprimida o las sepias del acuarium comiencen el celo-. Una vez al mes publico una crónica en la edición de Cataluña.

P.- Buenas tardes, He leído que "participó" en la intentona golpista del 23-F. ¿Quiere concretar mas sobre las acciones en las que intervino y sobre la experiencia personal que supuso?. Mi saludo

R.- Uf, fui carne de cañón. Sintetizando: Estaba haciendo la mili en el cuartel general del Pardo, me metieron en un land rover y me soltaron en el Congreso. En mi favor: no disparé a nadie. En mi contra: no paré el golpe. Aquella noche entendí porque hay tan pocos héroes en los momentos cruciales de la historia: la mayoría de la gente trata de esconderse o, al menos, pasar desapercibida -lo que es difícil, reconozcámoslo, si llevas subfusil, uniforme y casco-

P.- El mar nos ha aportado mil historias de aventura, superación y fracaso... y la mayoría ya están contandas con mayor o menor fortuna. Pero, ¿qué hay de los ascensores? Ahí tiene que haber toda una legión de héroes olvidados.

R.- Los ascensores, qué espanto. Una vez me quedé atrapado en uno en el piso 50 de un rascacielos de El Cairo y mis gritos -en árabe inventado- se oían desde las pirámides. En los ascensores no cabe el heroísmo sólo la supervivencia... y la fatalidad.

P.- Hace tiempo que esperaba este libro (así podré tirar los recortes de prensa!). Para cuando un artículo sobre Kenyeres, los veleros que fabricaba en ASTILLEROS CARABELA y su vida como piloto de guerra? Sólo lo nombras tangencialmente y creo que se merece un artículo para él solo. Espero el siguiente libro (y si puede ser más largo, mejor)

R.- ¡Ya lo he escrito! Se titulaba "El aviador que ganó la gracia del mar" -pelín Mishima, sí- y en él explicaba toda la vida de Kenyeres, incluida la vez en que aterrizó para rescatar a un compañero piloto y ambos se elevaron entre los disparos de las tropas rusas embutidos en la pequeña carlinga del Messerchmitt Bf 109 de nuestro hombre. ¿Sabe que fue piloto de hidroaviones?, como mi abuelo.

P.- Estimado Jacinto, me encanta toda la bibliografía que suele citar en sus artículos, ya sea a la Cartuja de Parma, de Stendhal, o al último ensayo de Robin Lane Fox. ¿Pero de dónde saca tanto tiempo para leer tanto? Seguro que mucha tele no ve...

R.- No, y mi vida social sufre mucho. Un secreto es tener libros para las diferentes horas del día. Yo tengo uno para los desayunos, otro para las comidas, los de los fines de semana, los que me permito sólo una vez al mes, los que llevo en el coche y leo en los semáforos (poesía, generalmente), la Biblia y los Upanishads que guardo en en el cajón a mi lado en la redacción. El secreto es diversificar el tiempo: no todas las horas son buenasd para la biografía nueva de Rommel o la relectura de "la Ilíada". Me vuelvo a sumergir en "Lord Jim" siempre que me embarco confiando no haber confundido Transmediterranea o el velero de mi cuñado con el "patna".

P.- No he leído ningún artículo suyo sobre la carrera espacial, que es un ámbito que se presta a la épica y la heroicidad a la que usted es tan afecto. ¿Le han interesado alguna vez los viajes espaciales?

R.- ¡Me encantan! Uno de mis héroes favoritos es Yuri Gagarin -antes de su desplome vital-. De pequeño iba todo el día enfundado en un traje de astronauta de plástico que me regalaron y me hacía pasar por él. Casi muero de sofoco un verano poniéndome al sol para probar que se sentía en Venus. Es verdad que es un tema que he tocado poco, pero ahora estoy leyendo la biografía definitiva de Von Braun...

P.- Recuerdo su controvertida entrevista con Angelina Jolie (hechuras de Fidias...), que a mí me pareció espléndida, porque disfruté como un enano leyéndola. ¿Si volviera a hacerla ahora se contendría más? Espero que no.

R.- Me temo que ahora la que se contendría sería ella. Se ha casado con ese chico...

P.- ¿Se siente un afortunado por poder haber escrito siempre de sus temas favoritos?

R.- Doy gracias cada uno de mis días por este trabajo, pero no se lo diga a mis jefes.

P.- Si tuviera que elegir, ¿cuál considera su vocación, escritor, periodista o viajero? ¿Cuándo empezó su interés por el periodismo?

R.- Llegue al periodismo por casualidad. Una sustitución de verano. Yo iba a ser actor -de hecho tengo una corta carrera en los escenarios-. Y le revelaré que hasta los 13 años y mi retrasado acceso a la pubertad quise ser misionero: probablemente era un anticipo de mi interés por los viajes, la antropología y la antropofagia.

P.- Estaremos de acuerdo en que ya no se hacen películas de aventuras como las de antes. Ni "La Momia" y sus secuelas, ni el nuevo Indiana Jones, ni "Australia" ni nada reseñable. ¿Qué ocurre con este género? Muchas películas que tú mencionas en el libro no han perdido ni un ápice de su fuerza. ¿Qué opinas de esto? Felicidades por el libro.

R.- Ah, pero ahí están "Master & Comander", "El último mohicano", "El paciente inglés", o la nueva versión de "Las cuatro plumas" -no tan romántica como la de Korda, cierto-. Yo tengo un flaco por "La momia" moderna -¿o quizá es por Patricia Velasquez-Ankesenamun?-. Claro que donde esté Boris Karlof que se quite Vosloo. Y qué decir de "Gunga Din", "El mundo en sus manos", "Yo anduve con un zombi", "Beau Geste"....


Entrevistado por El País

El 04 de Marzo de 2009


Jacinto Antón es una de las figuras periodísticas más peculiares del panorama nacional. Sus artículos sobre aviadores, domadores, héroes de guerra, exploradores, cocodrilos y demás seres asombrosos son devorados con avidez por una legión de fieles lectores que ha ido acumulando a lo largo de los años, gracias a un inconfundible estilo que combina a la perfección periodismo y literatura. El periodista de El PAÍS ha charlado con los lectores sobre su libro Pilotos, caimanes y otras aventuras extraordinarias, una compilación de varios de los mejores artículos que ha firmado en El PAÍS.



Quizás te pueda interesar

           
Wayne Kramer (MC5)
           
Joaquim Prats i Cuevas

           
José Luis González
           
Karra Elejalde

           
José Carlos Díez
           
Chambao

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com