Lunes 25 de Junio del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Iban Campo el día 13 de Enero de 2010

Pregunta.- ¿Cómo puede una persona haitiana que vive en Guadalajara, México, comunicarse con sus familiares?

Respuesta.- Hola. Las comunicaciones con Haití están caídas. Sólo con conexiones satelitales se está consiguiendo algo. Ahora mismo no se me ocurre ninguna forma. de contactar con nadie allí. salvo el correo electrónico satelital.

P.- ¿Cuba está dentro de la zona de riesgo de sufrir en los próximos días Tsunamis?

R.- En principio la alerta de tsunamis para la zona fue descontinuada ayer por las autoridades norteamericanas. En República Dominicana anoche aún estábamos en alerta por decisión de nuestras autoridades, pero está mañana la retiraron. Creo que por este terremoto no habrá ya ningún tsunami. Si hubiera otro movimiento fuerte en la zona, habría una alerta diferente. Esperemos que ya haya pasado lo peor.

P.- He ido personalmente a la embajada de Haiti para preguntar como se puede ayudar, si reciben donaciones, etc. No me supieron responder, no están organizados. ¿Cómo se puede ayudar? ¿A través de qué organización que sea fiable?

R.- Haití ahora mismo, a tenor de los reportes que nos llegan y contactos con algunas personas que he tenido, es un caos. Así que hasta para las sedes diplomáticas en el extranjero parece que está siendo difícil la comunicación. Sé que en diferentes países están surgiendo iniciativas ciudadanas y oficiales. Revisa medios de comunicación de tu país o llama a instituciones oficiales, quizá ministerios de exteriores.

P.- "Buenas" tardes Iban. ¿A estas horas cuál es el ambiente que se respira en el país, resignación, desánimo? ¿La gente todavía tiene esperanzas? ¿Se está distribuyendo ya algún tipo de ayuda?

R.- Hola. Por lo que me cuentan algunas personas con las que he logrado contacto y algunos reportes de medios, ahora mismo no se puede hablar de nada. Hay gente rezando y dando gracias por sobrevivir; hay desesperados que buscan familiares vivos; gente malherida que deambula por las calles. La última noticia que me han dado no es de Puerto Príncipe, sino de un pueblo cuyo nombre no consigo ubicar, donde una periodista dominicana de un canal de noticias, SIN, dice que vio dos escuelas derruidas y cuerpos de niños sin vida, un hospital con dos enfermos con suero y sin apenas médicos para atender al resto y gente con extremidades amputadas que anda vagando por la calle... Es todo muy confuso y no creo que las emociones aún sean muy conscientes.

P.- Buenos días, ¿Cómo ha afectado a otras ciudades, a parte de Puerto Príncipe? ¿Existe una infrastructura adecuada de hospitales para asistir a los heridos? ¿Cómo ha afectado a los barrios de chavolas?.Con la violencia que reina en esos barrios, ¿podrán realizarse las tareas de rescate? ¿Tiene el gobierno capacidad para gestionar las labores de rescate? Gracias

R.- Buenas. Ahora no sé qué capacidad de hacer nada hay. Haití de por sí es un país tremendamente pobre y con necesidad de todo. Por la magnitud de la tragedia, en estas primeras horas no creo que en los barrios calientes haya habido ganas de delincuencia. Ni siqueira de saqueos. Pero conforme pasen las horas y la gente no tenga qué comer ni medicinas para atenderse, todo se puede volver un desastre mayor. De ahí la importancia de habilitar cuanto antes las vías para la llegada y canalización adecuada de las ayudas. La ayuda internacional va a ser más importante que nunca para Haití.

P.- Iban, ¿cómo estás? ¿Qué hacía exactamente en la hora del fuerte seísmo? Soy brasileña y periodista en Minas Gerais. Conté la situación en Haití

R.- Hola. si te refieres a qué hacía yo, estaba en la oficina del lugar donde trabajo en República Dominicana de manera regular preparando una presentación. De repente, sentí un mareo y que la vista se me iba. Creí que me estaba bajando la presión, o que la vista me estaba jugando una mala pasada. Hasta que me iba a caer por mareo. No fue como otros temblores que hemos tenido, que se han sentido con fuerza, sino más bien una onda suave. En serio que creía que me estaba poniendo malo por algún motivo. Pensé incluso en que quizá un poco de agua era necesario. Cuando abrí la puerta, sentí lo mismo. Me preocupé. Pero vi que otros compañeros tenían las mismas sensaciones y ahí nos dimos cuenta del temblor. Otras personas de otros lugares me han contado la misma situación. Fue algo muy anormal.

P.- ¿Cree usted que esta tragedia provocará un exódo masivo de Haitianos a la vecina Republica Dominicana y a las costas de Estados Unidos ?

R.- Interesante pregunta. Habitualmente, el trasiego de haitianos hacia la República Dominicana es una realidad. De manera legal e ilegal. Con protección o sin ella, gracias a intereses de diferentes sectores por contar con mano de obra barata. Si hasta ahora la situación ya era crítica, incluso con haitianas que cruzaban a este lado para dar a luz, con esta situación de devastación la cosa se puede poner muyyyyy fea. En República Dominicana van a tener que estar muy atentos a estos movimientos de personas porque no hay cómo atenderlos y se generan conflictos. La única manera de que no haya tal éxodo es dando a los haitianos una razón para quedarse en su país con una calidad de vida que no tienen, y puede que con las ayudas que ahora llegarán y la necesidad de reconstrucción del país, encuentren un doble motivo -patrótico y económico- para querer quedarse en su país y trabajar por sacarlo adelante. Es muy complicado todo esto para ellos, pero también para países como República Dominicana.

P.- ¿Cuál es la situación en este momento en Haití? ¿Cuántas personas han fallecido? ¿Qué pasó con el edificio de la ONU? ¿Qué ayuda internacional ha llegado?

R.- No hay datos concretos y todo lo que sea darlos es especulación. La situación es dramática, muy dramática y puede que se ponga peor a medida que pasen las horas, sigan encontrándose cadáveres, haya más hambre, sin agua que beber,... Riesgo de plagas... No vienen días fáciles para nadie allí. El edificio de la ONU, como tantos otros, colapsó. La cosntrucción, me explicaba esta mañana alguien en el consulado haitiano en Santo Domingo, es muy mala y sólo hay que ver lo ocurrido para confirmarlo. Y que sirva de toque de atención para República Dominicana, porque podía haber sido aquí. No sé aún qué ayuda internacional ha llegado. Creo que aún se está canalizando.

P.- ¿Qué cuerpos de seguridad del Estado van a ir? ¿Polícia Nacional, Guardia Civil, Bomberos, UME...?

R.- Eso hay que preguntarlo en España. De República Domincana hay movimientos de las Fuerzas Armadas que están yendo con las primeras ayudas, perros, etc. Sé que de España empezarán a llegar hoy algunas unidades de Bomberos Sin Fronteras, Médicos Sin Fronteras, etc... Seguro que por falta de solidaridad internacional no va a ser.

P.- Qué bien te explicas. Recuerdo tus tiempos en Radio Euskadi, ¿cuánto tiempo llevas ahí, qué es lo más necesario ahora? ¿De lo que hace falta hay algo distinto a lo que necesitaban antes de la desgracia de hace unas horas? Un saludo, majo

R.- Gracias Pilar. Me pongo colorado. (Un poco de humor para salir de la tensión, típico de periodistas en situaciones de crisis). En Haití hace falta de todo. Es un país que hay que hacerlo entero. Ya había que hacelo antes, así que ahora, con más motivo. Y no hay de nada. Es un país deforestado, con unas condiciones de pobreza impresionantes, que da grima ver. Yo he estado varias veces y vuelvo en estado de shock y agradecido de vivir en un lugar que, aunque pobre, funciona a su manera. Ahora supongo que hará falta comida, agua, medicamentos, casas de campaña... Lo básico para atender en primera instancia a las personas afectadas. Luego harán falta muchas dosis de paciencia, de espíritu de superación, de ética en empresarios y autoridades para aprovechar la oportunidad de reconstruir un país de condiciones lamentables y confianza en que la desigualdad social será cosa del pasado y se superará la pobreza en la que llevan sus ciudadanos más de un siglo. Mucha voluntad para hacer las cosas por el camino correcto.

P.- Buenas tardes, quisiera preguntarle si antes de ese gran seísmo, horas o incluso un día antes no existía algún tipo de registro sísmico de consideración para alertar a la población. Gracias

R.- Los huracanes los ves venir. Los terremotos, hasta la fecha, no. Puede haber indicios, pero uno nunca sabe cuándo se van a producir ni el punto exacto. Históricamente, esta zona, que es de alto riesgo sísmico, sufre grandes terremotos cada 50-75 años. Ya nos habían dicho que estábamos a punto de caramelo con uno, y me gustaría pensar que ha sido éste. En los ultimos años sí hemos percibido una mayor actividad, muchos terremotos pequeños, que no sentimos los humanos, y otros que sí los hemos sufrido, como el 22 de septiembre de 2002, creo recordar. Un domingo por la noche en el que salté de la cama cuando empezó a temblar. Así que no hay forma de prever el momento en el que van a ocurrir ni su magnitud. Sólo queda tener conciencia de ello, conocer algunas técnicas de acción inmediata en caso de temblor y rezar para que uno salga con vida de ello.

P.- ¿Cuándo empezarán a salir a flote cifras oficiales sobre víctimas? Gracias Iban.

R.- Ni idea. Primero hay que seguir buscando, y establecer un método de contabilización de cadáveres. Va a ser difícil tener la cifra real de muertos. En estos países siempre se cuentan menos de los que son.

P.- Hola Iban, soy de Colombia y actualmente estoy en España, cuéntanos un poco por qué Haití no cuenta con un sistema de Prevención y Riesgos de tragedias cómo estas. ¿Hay pocos hospitales en Puerto Príncipe? ¿Cómo están atendiendo a los heridos?

R.- Haití es un país que no tenía nada y ahora tiene menos. Débiles y pocas infraestructuras, pocas oportunidades de trabajo, no tiene plantas ni árboles, ríos secos, corrupción política de altos niveles, mucha especulación... Así que te puedes imaginar el panorama que deben tener ahora. Hay hospitales derruidos y falta de medios para atender a los heridos.

P.- Buenos Días, he oído que existe la posibilidad de que existan nuevos movimientos de tierra en la zona y que se genere un tsunami. ¿Tenéis alguna información al respecto? Gracias

R.- Siempre estamos a expensas de sufrir terremotos en esta zona. Cuando más sean y de poca magnitud, dicen los expertos que mejor, porque así la energía se suelta poco a poco. En esta ocasión, ha sido fuerte y seguirán las replicas que le siguen durante algunas horas y puede que algún día. Si luego va a haber otro, no lo sabemos, pero puede haberlo por la condición sísmica de la zona del Caribe. En cuanto a los tsunamis, ayer se declaró una alerta inmediatamente se produjo el temblor para Haití, Jamaica, República Dominicana y Cuba. Se descontinuó pasadas unas dos horas. Las autoridades dominicanos tomaron la previsión de mantenerla a modo de prevención y para que las personas de zonas costeras estuvieran pendientes por las réplicas, pero esta mañana descontinuaron la situación y todo está normal.

P.- ¿Cuándo va a desplazarse a Haití? ¿Cómo de dificil es en estos momentos llegar allá para un periodista? Me refiero a: fronteras cerradas, problemas de seguridad habituales (quizá ahora sea incluso mucho peor), etc.

R.- La vía más segura, según parece, y no lo es tanto, es la aérea. No hay torre de control en el aeropuerto porque falló, pero hay vuelos de helicópteros de las Fuerzas Armadas dominicanas y estoy tratando de colarme en alguno. También me han ofrecido una plaza en un avión pequeño con ayuda humanitaria y estoy viendo cómo me organizo. Hoy hay periodistas que van y vienen, pero a mí me toca quedarme y eso es diferente. Sé que algunos colegas ya han podido cruzar la frontera por tierra, aunque nos han pedido mucha precaución en las carreteras porque podemos sufrir asaltos de gente que no tiene nada y busca algo para comer o beber. Veremos a ver lo que pasa, pero toca ir para contaros lo que pasa por allí. Esperamos hacerlo bien.

P.- ¿Cuál es la actuación y declaraciones del Gobierno y autoridades haitianas? ¿Tienen informada a la población y a gobiernos e instituciones extrajeras?

R.- No tengo noticias sobre esto. Lo siento. Sé que hay contactos diplomáticos, pero con la población no sé cuál es el trato. Me han contado que los soldados de la ONU que han sobrevivido están haciendo lo que buenamente pueden para abordar la situación.

P.- ¿Se puede afirmar que Puerto Príncipe desapareció del mapa?

R.- Desaparecer... no creo, pero sí se puede decir que la capital haitiana está devastada y habrá que volver a hacerla. Es lamentable, pero también se convertira en una buena oportunidad para hacer las cosas bien.

P.- Son terribles las imágenes que se están viendo en la prensa y creo que todos estamos muy impactados. Quisiera ayudar y realmente no sé como hacerlo. Si entrego dinero a alguna ONG, ¿qué probalidad hay de que llegue a quien lo necesita de verdad? ¿No acabará en la cuenta del dictador de turno? Gracias.

R.- Creo que cualquier donación hay que canalizarla en el país de uno con organizaciones solventes y confiables. Luego habrá un contingente internacional de actuación inicial que velará porque el tema de las ayudas vaya por el camino correcto. Si luego hay que algo que se desvía, no creo que se pueda evitar, pero hay que confiar en que internacionalmente se van a hacer las cosas bien y que las autoridades y organizaciones haitianas también lo van a hacer. Lo importante es atender a la gente y crear las bases para iniciar un nuevo camino mejor para Haití.

P.- ¿Cuál es la situación del Palacio presidencial?

R.- Las fotos nos dicen que está semiderruído.

P.- ¿Cómo han sido las primeras actuaciones para ayudar a la gente? ¿Cómo es la situación en las calles?

R.- La situación, según me cuentan, caótica y a peor. Las primeras acciones son muy precarias por falta de medios.

P.- ¿Están recibiendo ayuda de los países cercanos o se conoce ya algún plan de contingencia?

R.- Está llegando algo de República Dominicana. Venezuela ha dispuesto ayudas,. También dicen que ha salido un avión de Estados Unidos. De España también se anuncian ayudas. Pero lo más inminente está siendo lo que está llegando desde Dominicana. No conozco un plan oficial de contingencia y creo que cualquiera que tuvieran se les habrá quedado inútil ante la situación. Esperemos que las fuerzas de la ONU puedan reconducir la situación en lo que van llegando especialistas en manejo de desastres.


Entrevistado por El País

El 13 de Enero de 2010




Iban Campo

Un fuerte seísmo ha reducido a escombros la capital de Haití, Puerto Príncipe, y ha provocado el pánico en una ciudad que ha quedado desolada, con decenas de edificios derrumbados y cientos de muertos y desaparecidos. El periodista Iban Campo ha charlado con los lectores sobre la situación en la zona.



Quizás te pueda interesar

           
Daniel García Rojí
           
Use Lahoz

           
Victoria Camps
           
Claudio Bravo

           
Amanda Vázquez
           
Pedro Armestre

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com