Viernes 21 de Septiembre del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Horacio Vazquez Rial el día 05 de Junio de 2001

Pregunta.- ¿Cuánto tardó en escribir este libro?

Respuesta.- Diez años y dos meses. Diez años porque, en realidad, comencé con el asunto de Gardel cuando preparaba Frontera Sur, donde el cantor aparece como personaje, ya en su condición de uruguayo. Durante el tiempo que siguió, Frontera Sur me vinculó con investigadores que se interesaron por mi descripción de Gardel y me ofrecieron material. Una vez reunido el conjunto, me senté a escribir. En eso, ocupé dos meses.

P.- ¿Escribe a diario?

R.- Sí.

P.- ¿Le gusta la música?¿Escribe con ella?

R.- La música es uno de los ejes de mi vida, y una de mis frustraciones. Si sigues mi obra, verás que en Frontera Sur, El soldado de porcelana y, por supuesto, Las dos muertes de Gardel, los protagonistas son músicos. Y, sí, escribo con ella.

P.- ¿Puede escribir perdido entre la gente o necesita la soledad de una estancia?

R.- De hecho, escribo en todas partes, constantemente, pero la forma final, la elaboración fina de un libro requiere soledad.

P.- "Dos gardenias para ti..." Continúe, por favor.

R.- que tendrán todo el calor...

P.- ¿Tiene alguna mania de escritor?

R.- Todas, y algunas que no son de escritor.

P.- No he leido nada suyo ¿por donde empiezo?

R.- Frontera Sur y El soldado de porcelana. Todas las demás novelas se organizan en torno de esas dos, que trazan el eje del siglo XX. Y todas están relacionadas, con personajes que pasan de unas a otras, y narradores que incluso se comentan entre sí.

P.- ¿Ha escrito poesia alguna vez?

R.- Siempre. Pronto aparecerá un libro de poesía. Adelanto el título: Occidente.

P.- ¿Por qué todos los argentinos se "cagan" (con perdon) en la Argentina?

R.- No todos. Yo no, por ejemplo. Pero es cierto que padecen un conflicto con su propia identidad, una enfermedad social tal vez determinada por un fracaso histórico recurrente, una clase política profundamente corrupta y los flecos de una dictadura que no se ha acabado de resolver.

P.- ¿Es, como muchos argentinos, futbolero?

R.- No, en absoluto. No me interesa el fútbol. Si hay quien tiene la cara de decir que no tiene tiempo para leer, yo digo que no tengo tiempo para ocuparme de deportes.

P.- Cree usted que se venden más libros que se leen?

R.- Sin duda. Pero, de todos modos, se venden pocos. O, mejor dicho, se compran pocos. Las cifras de ventas están llenas de ceros, pero cuando se reparte ese total entre lectores, el resultado es magro.

P.- ¿Lee a autores coetáneos?

R.- Sí. Y estimo de modo especial a algunos de ellos. Millás, Pérez Reverte, Antonio Soler, Campos Reina... Y algunos más jóvenes, como Juana Salabert.

P.- ¿A quñe tiene miedo como escritor?

R.- Como escritor y como hombre, a la pérdida de la memoria.

P.- ¿Cual es su libro de cabecera?

R.- El largo adiós, de Raymond Chandler.

P.- ¿Es profeta en su tierra?

R.- Como en todas partes. Tengo la desgracia, o la suerte, no lo sé, de ser lo que se llama un escritor de culto, con lectores, digamos... pocos pero buenos. Creo que, en el caso de América latina, eso es así en genral, por las malas condiciones de la distribución de libros, que hace que la llegada de cada obra sea tardía y con poco relieve en la prensa.

P.- El título de "Las dos muertes..." me recuerda las tantas muertes de Evita...

R.- Cuando se habla de mitos argentinos, y esto se vincula a la enfermedad social de la que acabo de hablar, cuando se habla de mitos argentinos, decía, hay que empezar siempre por el cadáver. Todos tienen una peripecia curiosa, muchas veces más interesante que la del personaje vivo. Ése es el caso de Evita, y el de Gardel, que sólo empieza a ser realmente Gardel después de muerto.

P.- ¿Madrid o Barcelona?

R.- Yo vivo en las dos ciudades, pero me siento más cómodo en Barcelona.

P.- ¿Lo mejor y lo peor de Gardel?

R.- Lo mejor: su capacidad para crearse como personaje. Lo peor: su relación con el dinero: contra la leyenda, era bastante tacaño y codicioso.

P.- ¿El más bello rincon de Buenos Aires?

R.- Recoleta.

P.- ¿Borges o Cortázar?

R.- No hay por qué oponerlos. Los dos son para mí instancias de formación insoslayables. Pero Borges tiene más esperanzas de convertirse en clásico.

P.- ¿Es tan bueno Piglia como dicen?

R.- No. NI remotamente. Ni tan bueno ni tan importante. Es un mito sin obra real, sin un solo título que haya marcado una época. Hay un antes y un después de Rayuela, de Ficciones, de Don Segundo Sombra, pero no con ninguna obra de Piglia. Rulfo también era escueto, pero ya quisiera yo...

P.- ¿Considera que hay dsicrimen hacia los escritores hispanoamericanos por parte de las editoriales españolas? ¿Cuál es su experiencia?

R.- No, no hay discriminacion. La literatura latinoamericana ha demostrado ser un gran negocio. Salvo Pérez Reverte, ningún autor español vende en España lo que Isabel Allende o García Márquez. A partir de mi experiencia personal, debería preguntarme si existen editoriales latinoamericanas, porque aun en el caso de libros míos publicados en Buenos Aires, las editoriales siempre han sido españolas.

P.- ¿Qué hubo después del boom?

R.- Normalidad. El boom fue un producto político de la revolución cubana, mucho ruido y pocas nueces: una docena de grandes escritores entre veinte países, casi tantos destacables como en la España de la misma época. Además, en el boom se reunieron generaciones distintas. Lezama y Casrlos Fuentes, por ejemplo. Ahora parece haber menos escritores importantes porque no se los presenta reunidos. Pero están, como estuvieron siempre.

P.- ¿Cuándo firmas en la Feria?

R.- Ya firmé. Y es una experiencia que preferiría ahorrarme.

P.- ¿Que le parece la Feria del Libro? ¿Realmente aporta algo?

R.- Las ferias de libros, en Madrid y en otras partes, revelan el fracaso del régimen de librerías. El lector va a la feria porque no entra nunca a las librerías. Habría que plantearse por qué, e introducir mecanismos de corrección.

P.- Me gusta más Mafalda que Gardel. ¿Y a ti?

R.- A mí también. Gardel me interesa por razones distintas del gusto en sentido estricto, a pesar de la maravilla de su voz. Pero Mafalda es una época intelectual completa, de punta a cabo. Por lo mismo que me atrae más Mortadelo y Filemón que Camarón, por poner un ejemplo.

P.- ¿Han criticado ya su libro? ¿Lee las críticas?

R.- Alguna crítica ha salido ya. Y sí, las leo siempre. Lo que pasa es que ahora me deprimen menos que al principio. Uno se queda siempre con la impresión de que el crítico ha leìdo otro libro...

P.- ¿Cuál es el raíl de Rial?

R.- ¿Por qué no me aclaras qué quieres saber realmente?

P.- ¿Por qué allende habláis y escribís tan bien?

R.- Porque los países hispanoamericanos son más atrasados, y el castellano se ha conservado mejor por falta de movimiento. No estoy seguro de que sea una ventaja, visto el precio que se paga por ello.

P.- ¿Gardel murio arruinado?

R.- No, qué va. Estaba económicamente mal, pero financieramente muy bien. Tenía futuro. Por eso se hicieron tantas trampas para heredarle.

P.- ¿Cree en la inspiracion o en el trabajo?

R.- En el trabajo, en primer lugar, y eso en la literatura como en todo lo demás. Y en el don, en cierta capacidad innata para hacer algo, eso que se quiere definir con las palabras inspiración o talento, y que yo creo que es, sobre todo, disposición, apertura mental, permeabilidad a la experiencia y a los mecanismos de la memoria.

P.- ¿La realidad supera a la ficcion? Gardel mas que persona parecia personaje

R.- Siempre la realidad supera a la ficción. Por eso uno de los trabajos más duros del escritor que quiere contar algo que ha ocurrido realmente, es hacerlo verosímil.

P.- Perdone, ¿en su libro Frontera Sur está basada la peli homonima?¿Q le pareció?

R.- Sí, está basada en mi libro, y hasta firmo el guión junto con el realizador. Del resultado, no comment.

P.- Un Argentino, ¿se encuentra mas "en casa" en España , o en Ecuador (por ejemplo)

R.- En Europa, en general, más que en cualquier otro país de América latina. Por algo papá y mamá, o el abuelo, salieron de aquí, ¿no?

P.- Gardel es un apellido ¿catalán?

R.- Gardel es un apellido inventado, una reelaboración de Gardés. Pero Gardel tenía orígenes catalanes. Su apeelido verdadero, el que le hubiera tocado llevar de no ser un hijo negado, era Escayola. El abuelo, Juan Escayola Carayemas, era de Sabadell.

P.- ¿Tiene algun habito de escritura?

R.- La escritura misma es un hábito, algo que acaba por integrarse en la fisiología de un escritor. Una adicción. Y las adicciones requieren la mayor cantidad posible de tiempo. Todo el tiempo.

P.- ¿No le parece que Latinoamérica es la gran esperanza del castellano? En España nos hemos olvidado del vocabulario tan rico que podemos manejar...

R.- Al revés: el castellano, una lengua compartida por muchos millones, es una de las armas cargadas de futuro con las que cuenta América latina. A mí, los idiomas y sus transformaciones no me preocupan demasiado. No lamento la pérdida del latín, salvo por su condición universal, en la medida en que esa pérdida está en el origen de otras lenguas extraordinariamente ricas. El castellano interesa, a los dos lados del Atlántico, como herramienta.

P.- ¿Cuando empezó a escribir?

R.- A los catorce años. No era un proyecto, sino apenas una aspiración, un acto de soberbia: pensar a esa edad que uno tiene cosas en la cabeza que merecen ser escritas, es decir, ser recordadas, es de mucha soberbia, ¿no?

P.- Horacio, me encantan tus novelas. Sigue así. Un abrazo

R.- Gracias.

P.- ¿Qué le recomienda a alguien que quiere empezar a escribir?

R.- Nada. Que haga su camino. A escribir se aprende, pero no se puede enseñar a nadie a escribir, ni decirle qué debe hacer en cada momento. La escritura es hija de la vida, y el camino de cada uno es singular.


Entrevistado por El Mundo

El 05 de Junio de 2001




Horacio Vazquez Rial
Escritor

El escritor bonaerense Horacio Vázquez-Rial ha acudido para presentar su último libro, Las dos muertes de Gardel, una reconstrucción de aquel mitíco personaje, que alcanzó las más altas cotas en la imaginería popular argentina. Presentación del libro –Compre Las dos muertes de Gardel por 2375 pesetas



Quizás te pueda interesar

           
José María Bermúdez de Castro
           
Alfredo Merino

           
Rafael Reig
           
Antonio Gala

           
Mariano Antolín Rato
           
John Ajvide Lindqvist

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com