Jueves 19 de Julio del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Héctor Fabio Henao el día 30 de Mayo de 2007

Pregunta.- Monseñor Henao, un saludo de admiración y respeto para su obra. Cómo evalúa la última iniciativa del Presidente Uribe para liberar guerrilleros de las Farc ?. Cree usted qué es una nueva "cortina de humo" frente al intercambio humanitario que demanda la guerrilla para liberar a los secuestrados ?. Un abrazo y ánimo. Erika Fontalvo

Respuesta.- La iniciativa del Gobierno ciertamente podría abrir las puertas para que se avance en el intercambio humanitario, que es una de las necesidades más sentidas por el pueblo colombiano y, en particular, por los familiares de los secuestrados. Aspiro a que se abran realmente caminos para dar solución a la situación penosa de personas que han estado secuestradas durante tantos años.

P.- Hola. Quisiera saber si su labor mediadora se extiende a facilitar la liberacón de las muchas personas secuestradas por la guerrilla, como es el caso de Ingrid Betancourt. ¿Ha intercedido la Iglesia por estas personas? ¿piensa hacerlo?

R.- La Conferencia Episcopal ha insistido reiteradamente ante la guerrilla y el Gobierno sobre la necesidad de avanzar en acuerdos humanitarios que conduzcan a la liberación de todas las personas secuestradas, incluida Ingrid Betancourt. Lo importante es que se avance en una discusión que abarque a todas las personas secuestradas para que retornen a sus hogares sanos y salvos, lo más pronto posible. La acción de la Iglesia ha sido eficaz en muchos casos anteriores y continúa siendo muy firme en la urgencia de todos los secuestrados que hay en el país.

P.- Saludos desde Toledo. ¿En qué consiste la campaña de pacificación de Cáritas? ¿qué resultados les ha dado hasta la fecha? Un saludo y mucho ánimo.

R.- Cáritas en Colombia trabaja a tres niveles por la paz. El primero es desde la base con grupos de pobladores en el programa de construcción ciudadana de la paz. Éste programa permite involucrar a un grupo muy significativo de la población en la búsqueda de la paz para que las iniciativas no se reduzcan a la negociación entre grupos armados y el Estado, lo cual es muy importante, si no que cuenten con un amplia participación ciudadana. El segundo nivel es de carácter regional, con iniciativas en favor de las víctimas del conflicto armado sobre todo los desplazados, los familiares de desaparecidos y de personas amenazadas. En este caso, Cáritas busca la restitución de derechos de todas las personas víctimas del conflicto armado. Con Cáritas española tenemos programas muy importantes en este sentido en varias regiones. El tercer nivel es nacional en apoyo a las iniciativas de la Conferencia Episcopal con congresos por la reconciliación, actividades internacionales y eventos que fortalezcan la negociación del conflicto armado.

P.- Buenos días, tengo entendido que está usted de visita en Madrid y que va a mantener reuniones con representantes políticos y de Cooperación. ¿Qué temas va a tratar con ellos?¿Cuál es el objetivo de estos encuentros? Un saludo y suerte con su lucha.

R.- Hace varios años hemos iniciado contactos para acercar representantes del mundo político español a los procesos de paz en Colombia y a la búsqueda de soluciones a la crisis humanitaria. En ese contexto tuve hace poco más de un año un primer encuentro con representantes del Congreso de los Diputados para invitarles a conocer más de cerca la situación que viven comunidades en situación de desplazamiento forzado en Colombia y la urgencia de orientar sus esfuerzos hacia el fortalecimiento de los procesos de paz en el país. Mañana nuevamente me encontraré con representantes de los distintos partidos para avanzar en estas conversaciones. Lo que Colombia necesita es que se reconozca la gravedad de su crisis humanitaria, los esfuerzos que se hacen a todos los niveles y las perspectivas de avanzar en acuerdos específicos como el intercambio humanitario. España ha estado presente a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional y de organismos como Cáritas España, que ha tenido programas de mucho impacto en comunidades en medio del conflicto y esta necesidad sigue estando presente.

P.- Corren malos tiempos para los defensores de los derechos humanos en Colombia, donde muchos han muerto por defender la justicia social. ¿Ha sido usted amenazado por alguna de las partes? ¿Tiene miedo?. Gracias y ún fuerte abrazo.

R.- Los defensores de derechos humanos han hecho aportes significativos a Colombia. Muchos de ellos han sido incomprendidos y Cáritas Colombia ha creado mecanismos de diálogo y acercamiento. Es muy importante el proceso conocido como Londres-Cartagena, en el cual se encuentra la comunidad internacional, la sociedad civil y el gobierno colombiano para discutir temas de cooperación y de derechos humanos. Este proceso ha dado como resultado la puesta en marcha de la elaboración del Plan Nacional en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario. Personalmente, tengo esperanza, igualmente existen temores, pero sobre todo mucha esperanza en el país. Los temores tienen que ver con la capacidad que tengamos en el futuro de seguir avanzando en la humanización de nuestra situación y en la consolidación de un proyecto de país que supere los conflictos y violencias que hemos vivido en el pasado.

P.- Después de tanto sufrimiento ¿cómo es posible que la gente siga creyendo en Dios y tenga esperanzas? Ha notado usted un descenso de la fe motivado por la desesperanza o, por el contraio, los colombianos siguen acudiendo a la iglesia en busca de consuelo y fuerza. Saludos cordiales

R.- En una situación de conflicto armado como la que hemos vivido en Colombia la fe y la dimensión espiritual juegan un papel muy importante. Muchas personas pueden avanzar en el camino de la reconciliación con criterios de justicia y verdad gracias a la fuerza de su fe. Creo que para muchas personas el creer en Dios ha sido una verdadera fortaleza, pero no hay que negar que si existe también el reto de la desesperanza y el desánimo y que hay grupos de personas que se interrogan profundamente en medio del dolor y sobre todo en medio de la indiferencia frente al sufrimiento que reciben de muchos de sus conciudadanos.

P.- Imagino que durante su tarea pacificadora habrá tenido que comulgar con situaciones no bendecidas por la Iglesia. ¿Cuenta usted con el apoyo del Vaticano en su labor o se ha sentido coartado en algún momento? ¿En qué situación esta la Iglesia colombiana en un país tan devastado por la violencia?

R.- Para nosotros en Colombia han sido muy alentadores sobre todo los mensajes del Papa en la Jornada Mundial de Oración por la Paz. Tiene mucha fuerza y resonancia mensajes como áquel que el Papa centralizó en el tema de la verdad y otro sobre el tema del perdón. La Iglesia colombiana ha recibido en reiteradas ocasiones una voz de aliento del Papa. Vivimos en muchas regiones situaciones difíciles por incomprensiones y a veces presiones de grupos armados ilegales. Sin embargo, la Iglesia sigue siendo reconocida por su trabajo humanitario, sigue siendo invitada por los actores armados en los momentos de negociaciones y sigue siendo un referente en el compromiso por la paz.

P.- Muy buenas tardes. ¿De qué modo está contribuyendo el Gobierno español para apoyar a las organizaciones que, como ustedes, tratan de ayudar a los afectados por este largo conflicto y, al mismo tiempo, de contribuir a su pronta solución?

R.- Existen varios niveles de compromiso del Gobierno español. Por un lado, está la participación en el grupo de países amigos que hacen labores de acercamiento y facilitación para que pueda llegarse a tener un proceso de paz sostenible. De otro lado, la Agencia Española de Cooperación viene haciendo presencia con numerosos proyectos en regiones afectadas por el conflicto armado. La Embajada misma ha estado muy cercana y ha participado en todo el proceso de la Mesa de Cooperación Londres-Cartagena y en un grupo especial de países llamado el G-24, que tiene un alto nivel de compromiso con los derechos humanos y la paz.

P.- Monseñor, solo felicitarlo por su loable trabajo en favor de la lejana paz en Colombia. Es gratificante ver como, por fin, despues de casi 15 años existiendo el tema de los desaparecidos, se hace visible desde hace mas o menos dos años atrás. La Iglesia, que ha pensado para apoyar a las familias? para trabajar con ellas? y no me refiero a asistencia. Cuáles son las estrategias que desde la reconciliaciòn se manejan?

R.- Cáritas Colombia ha venido desde hace varios años creando una estrategia de apoyo regional a las víctimas del conflicto armado por medio de informes humanitarios para visibilizar y llamar la atención sobre la situación. Un ejemplo de estos informes es el que se ha hecho sobre la Sierra Nevada Santa Marta y el del Putumayo. Luego hemos blindado apoyo jurídico a grupos de población organizados que nos lo han solicitado y estamos haciendo un seguimiento a los procesos de justicia y paz que se adelantan actualmente. Hemos mantenido un diálogo continuo con las asociaciones de víctimas para establecer de manera concertada nuestro apoyo.

P.- ¿Que le diría a alguien interesado en pasar sus vacaciones en Colombia? ¿de verdad es tan peligroso visitar el país para un extranjero o el peligro se circunscrbe sólo a zonas concretas?

R.- Colombia es un país con una enorme diversidad natural y cultural. Tiene además de la riqueza de dos océanos, selvas, desiertos y un gran número de zonas turísticas. El número de turistas que visitan Colombia anualmente ha crecido en los últimos años. Yo diría que es un país que vale la pena visitar y conocer a sus gentes y la diversidad cultural que existe. Los riesgos pueden minimizarse en la medida en que la persona se asesore adecuadamente y visite regiones que tengan altos niveles de seguridad. Mucha gente visita ciudades como Cartagena, por ejemplo.

P.- Hola desde Madrid. Tengo al impresión de que, a pesar de lo mucho que dura este conflicto, la gente de a pie en España, no sabe cuál es la situación de Colombia, un país que sobre todo es conocido por su famosos café, y ahora también por Shakira. ¿Cree que esa es la impresión general o usted que ha visitado España en otras ocasiones tiene otra idea distinta? Síganlo intentado

R.- Sobre Colombia existe una serie de versiones a veces muy distorsionadas. Es cierto que existe una zona cafetera muy productiva y a la vez muy hermosa. También es cierto que personas como Gabriel García Márquez, numerosos científicos, deportistas y artistas han resaltado el nombre de Colombia en el exterior, pero también es cierto que existen 3.800.000 desplazados internos y que hay un conflicto que coloca a Colombia como el primer país en accidentes por minas antipersonas en los últimos años. Estas realidades coexisten y ciertamente de la crisis humanitaria se sabe muy poco en Europa en general.

P.- La liberación de presos anunciada por Uribe afectaría sólo a aquellos sin delitos de sangre, que son una minoría ridícula. ¿No le parece que este anuncio es sólo un acto propagandístico del presidente pero poco útil para el proceso de paz? Un abrazo

R.- Desde la Iglesia seguimos insistiendo en la necesidad de que se hagan esfuerzos muy serios pero que muestren el compromiso tanto de parte del Gobierno como de los grupos ilegales en la búsqueda de la paz. Una de las dificultades mayores es crear confianza entre las partes, aspiro a que se pueda avanzar en la construcción de confianza y de acuerdos que le den salida al conflicto y a la crisis.

P.- Buenas Tardes Monseñor. Me gustaría saber si ha visto el documental sobre los desplazados colombianos que dirirgió el director de cine español Javier Corcuera, dentro de la película Invisibles, dirigida por el ector Javier Bardem, y si cree que refleja la situación de esta gente. Si no la ha visto, se la recomiendo. Gracias

R.- Gracias por recomendarme el documental. En Cáritas España me han dicho que me lo van a dar para que lo pueda ver. El drama de los desplazados llevó a que hace aproximadamente dos años la Corte Constitucional declarara que existe un estado de inconstitucionalidad permanente por las condiciones tan difíciles que afrontan miles de personas desplazadas. Cáritas y otras organizaciones hemos puesto nuestros esfuerzos en la búsqueda de soluciones duraderas, pero la problemática ha desbordado al Estado colombiano y a la sociedad civil. Estamos hablando de un 8% del total de la población colombiana que ha sido desplazada en los últimos 20 años.

P.- Monseñor Fabio, llevamos años escuchando noticias sobre la violencia en Colombia y ya parece que ha perdido interés internacional. ¿Podría resumirnos en qué punto se encuentra el conflicto y hacernos una valoración de la actual situación?

R.- El conflicto armado colombiano tiene ya más de cuatro décadas y se origina en la exclusión política y social que vivieron numerosos grupos, sobre todo en el campo. Con el tiempo este conflicto se ha hecho muy complejo por la intervención de nuevos factores y por la incidencia que ha tenido el narcotráfico en Colombia. Esa complejidad está representada en gran parte por el surgimiento que hace aproximadamente 15 años tuvieron los grupos de autodefensa o paramilitares que han cometido gran número de masacres y de desplazamientos forzados. La lucha de la guerrilla sigue siendo por el poder. Durante la Administración del presidente Pastrana se intentó llegar a un acuerdo de paz con la FARC, pero el proceso fracasó. En la Administración del presidente Uribe se han desmovilizado gran parte de los grupos paramilitares y se han iniciado diálogos con la guerrilla del ELN. Lo que ha pasado mientras tanto es que han aparecido nuevos grupos ilegales de corte paramilitar que representan una nueva generación de este tipo de movimientos. Hacia el futuro considero que el país tiene el gran reto de solucionar la crisis humanitaria y avanzar en un proceso de paz sostenible.

P.- Buenos días: Ante todo mi más sincera felicitación por su valentía, vocación de servicio y trabajo por los más necesitados. ¿Como reintegran en la sociedad a jovenes combatientes que fueron secuestrados por las guerrillas para convertirlos en soldados?. ¿Cual es su opinión sobre el avance en el tema de la desmovilización y desmilitarización de las facciones armadas?. Muchas gracias de antemano y mi más sincero reconocimiento a su labor. Elias Serrano (Elias1)

R.- Colombia ha tenido en su historia reciente varios procesos de negociación y reintegración de excombatientes. El caso más conocido es el de M-Hay una serie de lecciones en estos procesos, sin embargo el país necesita continuar evaluando y revisando las perspectivas de reintegración y de movilización de grupos ilegales. No es homogéneo en todo el país los resultados de los procesos recientes, pero los más exitosos son los que pueden garantizar condiciones laborales y productivas a largo plazo junto con opciones ciudadanas de participación adecuadas.

P.- En los últimos informes de Amnistía Internacional Colombia siempre figura en el apartado de Guerras Olvidadas. ¿Qué sienten ustedes al ver que los focos de los medios de comunicación apuntan para otro lado y la violencia cotidiana que se vive en el país ya no es noticia? ¿Hay censura en los medios de comunicación locales respecto al conflicto?

R.- Recientemente un periodista decía que Colombia es un paraíso para los periodistas por la cantidad tan grande de noticias que se generan cada día y por la velocidad con la que cambia el panorama nacional. Eso es cierto. Pero también es cierto que la comunidad internacional conoce muy poco de la crisis humanitaria, en Colombia y en otros países del mundo. La pregunta que nos tenemos que hacer es sobre la motivación de las grandes agencias noticiosas que hacen visible o invisible crisis tan graves como la de Darfur, El Congo o incluso Colombia. Hay unos resortes invisibles que no conozco y que hacen que ciertas crisis sean desconocidas aunque sean muy graves.

P.- Enhorabuena por su labor y sobre todo por el dialogo¡¡¡ es lo más grande que tenemos… pienso la palabra ¡¡¿ porque la iglesia no se implica con la misma fuerza en diálogos por la paz aquí en España? Saludos Laura.

R.- La Iglesia española ha estado muy cercana al Episcopado colombiano y a Cáritas Colombia en la búsqueda de la paz y de la justicia. Lo que puede expresar es mi aprecio por la Iglesia española y el reconocimiento de la solidaridad que hemos recibido en estos años.


Entrevistado por El Mundo

El 30 de Mayo de 2007




Héctor Fabio Henao

Es uno de los principales artífices de la campaña por la paz en Colombia que lanzó el año pasado Cáritas Internacional. Héctor Fabio Henao, director de Cáritas Colombia, da a conocer el intenso trabajo de mediación que esta organización y la Iglesia vienen llevando a cabo desde hace más una década para propiciar una solución dialogada al conflicto. El pacificador de la iglesia colombiana



Quizás te pueda interesar

           
Hernán Rivera Letelier
           
Pablo Hernández

           
Emilio Javier Alfaro
           
Andoni Zubizarreta

           
Soraya Rodríguez
           
Roberto Enríquez

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com