Domingo 20 de Mayo del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Gabi Martínez el día 03 de Diciembre de 2004

Pregunta.- Convenzame para leer ÁTICO. Qué tiene que no tengas otras, novelas claro está??

Respuesta.- Varias propuestasde diálogo: entre ciencia y literatura; entre civilizaciones y religiones distintas; además de un ritmo narrativo inusual, veloz al tiempo que invitador a la reflexión

P.- Tu novela anterior, Hora en Times Square, transcurre en Nueva York. ¿Qué papel tiene esta ciudad en tu obra y en tu vida?

R.- Al principio, fue una ciudad un pelín mitificada. Ahora, una vez conocida, muy andada, continúa siendo una referencia, un lugar donde cargar pilas y aprender... pero la vieja fascinación ya pasó. De todos modos, siempre que puedo, vuelvo.

P.- El protagonista de tu novela, Eduard Cortés, es un tío un poco raro, capaz de crearse un universo interior sorprendente. ¿Te has inspirado en alguien? ¿Cómo se crea un personaje así?

R.- Eduard (Montes) es un tipo obsesionado co un proyecto propio, al que cree estar dispuesto a entregarlo todo, a renunciar a todo. Cuando se encuentra con una persona que de pronto le interesa, entra en crisis. La inspiración son mis propias obsesiones, los temores a vincularte demasiado c iertos mundos fantásticos que terminene triturando tu vida "real".

P.- ¿Cómo calificarías el panorama literario español?

R.- En transición. Creo que ahora empezamos a despegarnos de una literatura estéticamente recargada y argumentalmente muy intimista y nos acercamos a fórmulas de apariencia más simples y contenidos más ricos. Vamos a ser capaces de hablar no sólo de videojuegos, también de fútbol o de música, sin tantos complejos. ¿No hablan de béisbol DeLillo o Auster?

P.- Recibí de tí una crítica implacable a un relato publicado por mí en la revista de aquel bonito proyecto que fue la Asociación de Jóvenes Escritores. ¿Cómo recuerdas aquellos años?¿Qué huella te han dejado?. Miguel.

R.- Aquello fue divertido, hice amigos (pese a alguna crítica, yo también recibía, ya sbes que sobre gustos...) y, de hecho, mantengo trato con alguna gente de entonces, varios de ellos siguen escribiendo y haciéndome la vida un poquito mejor.

P.- He leído Ático y me ha gustado muchísimo, es una novela original, diferente, no había leído nunca nada así. ¿Hay algún autor con el que te compararías o que te haya influido para escribir así?

R.- Me alegra la conexión. Entre autores que me gustan pero que son difíciles de ver tras la novela, son Auster, Foster Wallace, Baricco, Spanbauer, ... buf, se me ocurren otros, pero la renovación de estos me entusiasma. Aunque no sólo escritores, ahí está el eco de músicos como Moby, Jamiroquai, Najwa Nimri... y el cine, el cómic...

P.- Me gustaría saber tus gustos musicales, influencias y que estas oyendo actualmente y también tus gustos literarios, influencias y que estas leyendo actualmente.

R.- Los gustos van por lo que he contestado antes, no hablaría de musicas determinadas, simeplemente hay temas, libros, pelis, que te gustan o que no. En la novela se menciona a Moulin Rouge, porque en esa película se resume una dirección hacia dond va la creación contemporánea: canciones distintas, de todo el mundo, se integran para formar ago nuevo y también hermoso. Eso somos, influencia+influencia+influencia. Basta dejarlas que fluyan, que se monten entre ellas, y tendremos algo nuevo, actual, quizá fascinante. Ahora estoy leyendo a Niccolò Ammaniti, uno de los últimos grandes italianos.

P.- Has escrito algunos libros de viajes. En este sentido, ¿tienes nuevos proyectos?

R.- Sí. Hacia primavera pubicaré un libro de crónicas sobre España, Una España inesperada, con incursiones desde en El Rocío hasta en el Athletic de Bilbao. Además, prepar un libro sobre el río Nilo, desde Uganda hasta Alejandría.

P.- Gabi, ¿qué opinas del novelista José Carlos Llop? Sus novelas me parecen de las mejores del panorama literario español. Y Trapiello, ¿no te aburre?

R.- Llop es uno de esos escritores que tratan de forma precisa la palabra, tme interesa. Trapiello, como todo autor tan caudaloso, ofrece un poco de todo, pero la ampresa de sus diarios me entusiasma, porque recge una tradición -que incluye a mi admiradísimo Pla- que me atrae especialmente. Trapiello vive para esto, es su pasión, es un "obseso", de modo que me siente afín. Su literatura no es la que mas me engancha, tiene de todo

P.- Aparte del tuyo, ¿qué libro recomendarías de los últimos que has leído?

R.- Sin duda, Las confesiones de Max Tivoli, de Andrew Sean Greer. Mi libro del año.

P.- ¿Hay alguna manera de que los jóvenes escritores españoles dejen de copiar los modelos USA? Al fin y al cabo, no hacéis nada nuevo, simplemente importáis el modelo de Foster Wallace y compañía.

R.- Foster Wallace es una fuente de inspiración, es auténtica vanguardia pero tu afirmación me parece arriesgada. ¿Me podrias dar títulos de libros que hayan copiado? De todos modos, pese a lo inspirador de los USA, creo que aquí también estamos muy influidos por lo europeo y, desde luego, lo español, y en el punto medio está nuestro terreno. De todoso modos, si a alunos copiar les fnciona al princpio para después encntrar una voz propia, no le veo inconveniente. En un artículo recinete en Lateral de hecho reivindico -con intención de provocar reacciones como la tuya- la copia. Quedarse en eso, no dar después nuevos pasos adelante, dpende de la ambición y las limitaciones de cada cual.

P.- ¿Qué otros escritores españoles de tu generación destacarías?

R.- Josan Hatero, Ray Loriga, Javier Calvo

P.- Me gustaría saber su opinión sobre Unai Elorriaga, Andrés Neuman y, no sé, Lucía Echebarría. Gracias.

R.- Elorriaga, sintético y evocador, tiene poesía. Neuman, experimentador sentimental de interés. Etxebarría, fenómeno sociológico, rápida, ganadora del Planeta.

P.- ¿Podría decirme algún conocido libro que realmente nunca haya leido ni tenga interés alguno en leer?

R.- Lo que no me interesa tengo tendencia a borrarlo incluso de la memoria.

P.- Sueles jugar a videojuegos?

R.- Con mi hermana (23 años) de vez en cuando aunque soy más bien espectador. Disfruto viendo jugar. En este campo, soy un mirón.

P.- ¿De qué siente nostalgia tu personaje?

R.- Es esa nostalgia imprecisa, por un futuro más feliz que nunca llega, claro, a consumarse.

P.- ¿No crees que tu novela tiene muchas cosas en común con las recientes de Ovejero, Subirana, Gándara, Antonio álamo, etc?

R.- Puede haber cuestiones de argumento que coincidan pero creo que somos muy diferentes

P.- ¿Podrías explicar que trascendencia tiene un trauam como el de las torres gemelas en la decisión de aislamiento del personaje?

R.- Ese acontecmiento sirve para contextualizar la historia pero no influye en la dcisión de Eduard. De todos modos, es un momento simbólico: por primera vez, de manera indudable, fui consciente de formar parte de la Historia... y de un mundo interconectado en el que una historia de amor entre dos personas en Madrid o Barcelona podía verse pulverizada por acontecimientos que ocurrían en Estados Unidos o Asia.

P.- ¿Qué aprende el personaje?

R.- A que cuando se ama es preciso olvidarse un poco de uno mismo

P.- La ciencia sustituyó a Dios, ahora que ésta también ha dejado de ser productiva como ficción de continuidad, ¿qué le queda al sujeto?

R.- Él mismo. La creatividad. Y el mundo exterior (real o virtual; tangible o de ensueño)

P.- ¿Crees que la crítica está comprendiendo este tipo de narrativa? ¿qué diriías que tiene en común tu novela con planteamientos vanguardistas? ¿ tildarías tu novela de posmoderna?

R.- La crítica española no habla demsiado de libros en esta onda, quizá es que todavía tampoco haya demasiada producción. De todos modos, se impone un cambio de óptica, de ciclo, y a algunos no les quedará más remedio que aceptar que se respira de otro modo. Ático es una propuesta como mínimo nueva, que propone un acercamiento al mundo detallado de los números, una agilidad a base de breves impactos, humor y puzzle. En cuanto a cómo tildar todo esto, no sé

P.- ¿Por qué le cuesta tanto a tu personaje ingresar en un estado de lucidez satisfecha dentro de una estructura apocaliptica?

R.- la lucidez implica insatisfacción

P.- Existe alguna forma de contactar contigo, estoy escribiendo un artículo sobre tu novela y me gustaría incluir algunos comentarios del autor. Gracias

R.- g20mart@hotmail.com

P.- Si la posmodernidad encierra en sí misma la ambiguedad, ¿que ambiguedad encierra tu novela?

R.- No sé


Entrevistado por El Mundo

El 03 de Diciembre de 2004




Gabi Martínez
Escritor

Gabi Martínez ha escrito en Ático una fábula posmoderna que mezcla amor y videojuegos, la realidad con la cibernética, el amor con la tecnología, la magia, la guerra y la literatura.



Quizás te pueda interesar

           
José María Merino
           
Andrés Neuman

           
José Antonio Marina
           
Santiago Gonzalez Zunzundegui

           
Pío Moa
           
Jorge Molist

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com