Lunes 11 de Diciembre del 2017     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Fernando Marías el día 02 de Noviembre de 2004

Pregunta.- ¿Javier Marías es familiar tuyo? ¿Qué opinión te merece su literatura?

Respuesta.- Creo que hay una rempta relación, prmios en tercer o cuarto grado, o algo así. No nos conocemos personalmente. Su literatura no me gusta demasiado, aunque hay una cosa que le admiro y respeto enormemente: tiene, desde hace mucho, mirada y voz propia. Lo que todos buscamos, al fin y al cabo.

P.- En las películas americanas los escritores suelen decir "NECESITO UN ÉXITO". ¿Alguna vez has dicho tú esa frase u otra parecida?

R.- ¿"Necesito un éxito" lo dicen los escritores americanos? Yo creo que esa frase es mía. Al menos, soy quien la ha importado a nuestro país. Y con mucho éxito. Ya me la han copiado varios amigos-colegas.

P.- Que repercusiones puede acarrear para el mundo, la guerra de Irak? Estamos ante un tercera guerra mundial?

R.- Creo que estamos mojándonos los pies en la orilla de la tercera guerra mundial, sí. La guerra de Irak es el principio, peor está Israel, y otros lugares... El panorama me parece desolador.

P.- ¿Conoce y ha hablado con alguno de los médicos españoles que estuvieron en Irak, en Um Qasr, de misión humanitaria, a bordo del buque Galicia? Para documentarse, imagino. Estoy seguro de que sus experiencias dan para escribir un libro...

R.- No, he hablado con médicos, pero no médicos que estuvieran allí. Si te fijas, en la novela la parte de Irak es totalmente esencial, me gusta compararla con una viñeta de Moebius. Creo que en este caso la documentación está ya en la terina del lector.

P.- Ya he leído Invasor y es una novela fabulosa. ¿Qué dedicatoria le pondrías a Aznar si te pidiera una firma en la Feria del Libro?

R.- Gracias. ¿Crees que él querría que se la dedicase? Le pondría: "deseando que tenga el valor de leerla entera, y con honestidad." Pero no la leería.

P.- A veces me cruzo contigo por las calles céntricas de Madrid. Sueles ir con el gesto abstraído, como pensando. ¿Usas los paseos para idear tus novelas?

R.- Sí, voy pensando qué película voy a ver en DVD, mi nuevo vicio. Es broma, paseo pensando en la novela que escribo; cuando tengo el gesto abstraído suele ser por eso.

P.- ¿En qué a basado la novela? En la opinión pública o en las experiencias de algún militar.

R.- Es mi punto de vista sobre la guerra de irak. He leído la prensa, he observado cómo se ha hecho todo, y a partir de ahí he ideado la novela. Quería hacer una novela que inquietara a los lectores adultos, dar miedo con elementos reales, cercanos, de hoy. La guerra sustituyendo al asesino del hacha. Y con ese toque "siglo XIX" en que lo que importa es el fondo del ser humano. Ya sabes: "la conciencia puede ser un arma mortal".

P.- En «Una luz prodigiosa» novela la vida de un García Lorca que no murió fusilado. Trapiello novela ahora la vida de los personajes del Quijote tras la muerte del hidalgo... ¿Se impone una ficción como epígono de la realidad en la narrativa? Gracias desde cafedeartistas.com. (G. Allen)

R.- Creo que revisar ciertos mitos es muy atractivo para los autores. Pero citas dos ejemplos bien distintos. Yo reviso la realidad en La luz, y Andrés la ficción de Cervantes, aunque ambos inventemos nuestra novela. Pero al final, creo, las teorías no valen nada. Solo que la novela sea buena y transmita emoción.

P.- ¿La literatura da para comer gambas? ¿O tiene uno que conformarse con el chopped puro?

R.- La literatura puede dar para las gambas, aunque el cine es más generoso en eso. Somos pocos, no obstante, los que conocemos los aromas secretos del chopped puro, sus posibilidades insondables, su vocación de eudorizante, su trascendencia en la literaturaespañola del siglo XX.

P.- Has escrito libros y guiones. ¿Qué diferencias encuentras entre los editores y los productores?

R.- Los editores se meten menos con tu trabajo. Los productores siempre tienen que opinar. Y el director, naturalmente; y los actores, y alguno que otro más... Sin embargo, echo de menos a los editores que se metían con tu novela, la discutían para mejorarla, y aplicaban un criterio riguroso. De todas formas, me llevo bien con productores y editores.

P.- Buenos días, Fernando. He disfrutado de “Esta noche moriré” y de “El niño de los coroneles” y creo que en ambos libros hablas de tragedias desencadenadas, voluntaria o involuntariamente, ante las que es inútil, una vez puesta en marcha la máquina infernal, intentar oponerse o dar marcha atrás. ¿Crees que en la guerra de Iraq ya no hay nada que hacer, sino esperar a que estalle todo el polvorín para después ver qué es lo que ha quedado?

R.- Siempre queda el espacio para el diálogo, Es la única salida, a mi modo de ver. Uu intento que ha de ser urgentísimo, y de todos. Creo sinceramete que nos estamos jugando el cuello, el del planeta y el nuestro.

P.- Realmente cree que no ha merecido la pena la guerra de Irak aunque sólo haya servido para derrocar a un tirano cuyo partido no era sino la versión árabe del nacional socialista alemán?

R.- La situación en Irak y en el mundo ha empeorado gravemente, también -y sobre todo-para los iraquíes. Y el alcance real de Sadam no era tal; en mi opinión es un exceso absoluto compararlo con Hitler. La propaganda occidental alentó su imagen de diablo. Era un dictador tercermundista, obviamente inofensivo para nosotros. La guerra solo ha servido para generar una fabulosa factura de armas. Y para generar una crisis económica que veremos en unos pocos meses. Cuando empecemos a pagar nosotros, con nuestras tarjetas de crédito, la guerra, tal vez comprendamos el alcance de lo que se inició irracionalmente.

P.- ¿tienes página web como tu amigo Lorenzo Silva? Enhorabuena por tus novelas.

R.- Tengo, tengo, aunque seguro que no tan meticulosa como la de mi amigo Lorenzo, mi meticuloso amigo Lorenzo. www.fernandomarias.com. Gracias.

P.- Yo sólo puedo dar las gracias por El Niño de los Coroneles. Gracias por tantas relecturas, pero preguntare algo: ¿Quien le gustaria que leyera su libro?

R.- Pues alguien que acaba de ser padre, por ejemplo, para comprender que ese ser que tiene entre las manos será como él lo eduque. Es una novela sobre la educación infantil, entre algunas otras cosas. El posible futuro de nuestra especie está en la educación de las generaciones nuevas. O ahí o en ninguna parte.

P.- Me gustan mucho tus intervenciones en "Qué grande es el cine". ¿Cuáles son tus tres películas favoritas de todos los tiempos?

R.- Gracias, pero yo no intervengo en Qué grande es el cine, aunque me encatntaría. Te refieres a Miguel Marías. Pero soy tan cinéfilo como él. Tres películas: mi favorita de todos los tiempos Grupo salvaja, de Sam Packinpah. Luego podría estar Chinatown, de Polanski, El salario del miedo, de Clouzot, El padrino de Coppola. Como ves, todo comedias.

P.- Me encantó El Niño de los Coroneles, sobre todo esos dos personajes del Libertador Andújar y el Licenciado Jiménez. ¿No merecerían una novela para ellos solos?

R.- Trabajo en una gran biografía de ambos personajes, a los que entrevisto de ves en cuando frente a un buen bife de chorizo. Son unos ancianos encantadores, aunque repitan constantemente que necesitan un éxito. El licenciado es particularmente interesante, porque ha enloquecido.

P.- Recuerdo que Javier Marías hizo una crítica muy negativa de "El niño de los coroneles". ¿Es que el Marías es un lobo para el Marías?

R.- ¿Ah, sí? Me encantaría leerla. De verdad, no lo sabía. Lobo lobo, no... Nunca me ha mordido. Claro que quien sabe... Tal vez en las noches de luna llena se convierte, contra su voluntad, en un escrito de spaguett western.

P.- ¿Es cierto que tú eres el que escribe los libros de Juan Bas, y que es Juan Bas el que escribe los libros tuyos? He oído que se trata de una inmensa broma que revelaréis dentro de un año con un libro conjunto sobre las imposturas del mundillo literario.

R.- No, no es cierto, Él es mucho peor que yo, y revelar eso sería admitir que en realidad era yo el malo. Él piensa lo mismo (que yo soy peor), y además es mucho más vanidoso. Otra cosa es que alguien pagara porque revelaramos esa mentira u otra... Es broma, como ya captas. Seguimos siedo amigos a pesar de dedicarnos a lo mismo.

P.- Quiero que sepas que cuando leí "El niño de los coroneles" me imaginé todo el rato al malvado Victor Lars con tu cara. ¿Es esa la cara ideal, o tú lo veías con otra?

R.- Vaya, me gustaría conocerte, para saber cómo es la tuya. Esto podría ser el principio de una gran relación... No sé si mi cara es bastante expresiva, en el fondo soy un ingenuo. La cara del actor británico Terence Stamp creo que estaría muy bien. Jeremy Irons también...

P.- Leí en su momento "El niño de los coroneles" y todavía tengo pesadillas con el malo-malísimo de esa novela. ¿Cómo pudiste concebir a alguien así? ¿Es que hay un monstruo en el fondo de tu alma?

R.- Pues lo concebí liberando mi imaginación y mi deseo de profundizar en el algunos aspectos de los malvados. Seguramente hay un pequeño monstruo, o grande, en todos nosotros. la cuestión es que logremos convencerlo de que debe desistir de salir. Ya que intentar evitar que asome por la fuerza suele ser difícil. Mejor con razones.

P.- Leí en tu web que eres muy aficionado a los cotilleos de la prensa del corazón. ¿Cuál es tu famoso (o famosa) favorito? ¿Y cuál el que más detesta?

R.- ¡No! Eso es una broma de un amigo, que metió esa gracia en mi página y ahí se ha quedado. Detesto ese mundo, aunque de puro cutre a veces puede inspirar historias. Y a veces le echo un ojo guiado por el morbo. Creo que Coto Matamoros es, en el fondo, muy muy en el fondo, un sentimental con sentido del humor; él y su hermano deberían salir en Batman V. Como villanos, claro. Pero hay muchos. Me pregunto cómo estarán viviendo estos momentos en que parece que van a tener que ponerse a trabajar de verdad, cuando se les acabe el chollo.

P.- ¿Kerry o Bush?

R.- Kerry.

P.- ¿Tu próximo proyecto literario?

R.- Una película es lo próximo. Y en cuanto a literatura, tal vez un relato largo, o novela corta, de terror gótico con grandes elementos de romanticismo, algo muy del siglo XIX. La verdad es que tengo varias ideas, no sé por dónde tiraré.

P.- ¿Interés real u oportunismo al escribir sobre la guerra de Irak?

R.- Creo que cuando se aborda una novela, cualquier novela, desde una intención de hacerla universal, de hablar del ser humano, nunca es oportunista. En todo caso, creo que Invasor no es oportunista. La novela tiene más fuerza hablando de ahora y de hoy que contando lo mismo, por ejemplo, en la guerra del Rif., o en la guerra civil. Eso la hace más efectiva, potente y cercana. Dudo que quien lea la novela pueda acusarla -razonándolo- de oportunista.

P.- ¿Qué le parecen los nuevos programas culturales de TVE? ¿Sánchez Dragó o Javier Rioyo?

R.- El de Rioyo aún no le he visto., y no puedo opinar por tanto. Y el único programa de Dragó que vi fue una larga y estupenda entrevista a Fracisco Ledesma. Lo que sí es cierto es que algo se mueve en TVE. me alegra enormemente que la impunidad de los gritones a los que nos referíamos antes se haya acabado o esté en vías. Lo cierto es que ese paso se ha dado.

P.- Me sorprende la rapidez con que la guerra de Irak ha pasado a la literatura. Es un caso poco habitual en España, donde todavía se escribe y se filma sobre la Guerra Civil y casi sobre nada más que sea contemporáneo de verdad... ¿Ha pasado ya suficiente tiempo o es un poco precipitado, cuando la guerra, en realidad, aún no ha acabado?

R.- Al día siguiente de las manifestaciones contra la guerra empecé a pensar en escribir sobre ello. la guerra no ha acabado, en efecto, pero sí empezó, y yo escribo sobre eso. Sobre la postura morak de asaltar un país. Es una novela sobre la conciencia y sobre el ser humano. Podría haber estado ambientada en cualquier guerra, pero creo que le da mucha fuerza que los personaje sean españoles, vayan al fútbol y al cine y vivan como cualquiera de nosotros. Es preciso insistir en que Invasor es una novela, no un libro de historia o de análisis político.

P.- ¿Cuál es su intención al reflejar tanto rencor y rabia de los personajes asesinados por el protagonista?

R.- ¿Tanto rencor y rabia? El rencon y rabia que tendríamos muchos de nosotros si un soldado de un país oriental entrase en nuestra casa y mtase a nuestros hijos. La venganza es un impulso terrorífico, pero probablemente imparable. Mi intención al reflejar tal situación es hacernos reflexionar sobre ello. Reflexionar sobre el hecho de que diariamente, mientras nosotros hacemos este chat, están muriendo civiles en Irak.

P.- Como vasco, ¿cómo te posicionas con la polémica desatada con los cocineros?

R.- No tengo suficientes datos para opinar con rigor. Pero me entristece la sensación de que la suciedad generada por el conflicto vasco parezca capaz de salpicarlo todo, de una forma u otra.


Entrevistado por El Mundo

El 02 de Noviembre de 2004

Visualiza las 2 entrevistas de Fernando Marías.      


Fernando Marías
Escritor

Fernando Marías ha escrito la primera novela sobre la presencia española en Irak. Invasor es una parábola sobre la violencia y sus consecuencias, escrita con dureza y mucha valentía. El autor, charlará con los internautas sobre su nuevo trabajo.



Quizás te pueda interesar

           
Jordi Sabater Pi
           
José María Guelbenzu

           
M. John Harrison
           
Hernán Zin

           
Enrique de Diego
           
José Carlos Somoza

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com