Viernes 19 de Enero del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Eduard Punset el día 31 de Octubre de 2008

Pregunta.- Hola Sr. Eduard, Me llamo Beatriz y soy una persona hipersensible a todo, todo en general o me afecta demasiado o me emociona demasiado, mi pregunta es ¿por qué unas personas somos tan sensibles al ambiente, a los cambios, a las personas, a la situaciónes, etc. y hay otras que no lo son tanto? ¿por qué sufrimos tanto? ¿qué es lo que podría influir en ese sentimiento tan fuerte? Gracias, un saludo, Beatriz.

Respuesta.- Es una pregunta formidable porque justo ahora estamos descubriendo después de estudiar las dimensiones de la felicidad, más importante que eso, sería saber de dónde sale esta capacidsad infinita de la gente para hacerse infeliz y de momento, estamos trabajando con dos razones. La primera es que solemos tomar decisiones en función no de lo que vemos sino de lo que creemos. Hemos descubierto que el cerebro enfrentado a una disonancia, es decir, a una opinión opuesta a las convicciones de uno mismo no solo la cuestiona sino que inhibe totalmente y rechaza el cerebro considerar esta disonancia. La otra razón que estamos descubriendo es que somos algo más libres de lo que pensabamos, que si bien es cierto que estamos predeterminados, también es cierto que estamos predeterminados para ser únicos y al ser más libres, nos equivocamos más veces.

P.- Buenos días, Sr, Punset. Muchas gracias por ofrecer un programa tan interesante y constructivo. Lástima los horarios en que se ha ido emitiendo son poco menos que prohibitivos. ¿Cree usted que la actual programación televisiva está dirigida a "modelar" nuestros comportamientos y puntos de vista? ¿Por qué cada vez leemos menos y nos regocijamos más en las miserias ajenas?. Muchas gracias, un cordial saludo

R.- El gran reto de los próximos años, no sólo en TV sino en los sistemas educativos, en las corporaciones, en las fábricas, en la vida de la pareja, será conciliar entretenimiento y conocimiento. No es cierto que la letra con sangre entra. Muy pocas televisiones han empezado a conciliar estos dos objetivos y las que lo han empezado lo hacen todavía a horarios imposibles.

P.- Estimado señor Punset. ¿Cuál de los dos sentimientos produce más reacciones químicas en nuestro cerebro, el amor o el odio?

R.- Sin lugar a dudas, el amor. El amor fue la primera manifestación del instinto de fusión con otro organismo para garantizar nuestra supervivencia. Hace 3000 milones de años con las primeras bacterias que ya buscaban aliados para sobrevivir, y 3000 milones de años depués cuando intentamos compensar nuestra degeneración celular, falta de energía, mediante la búsqueda de un ser querido. En cuanto al odio, más importante que el odio, es el miedo. La felicidad puede definirse como la ausencia del miedo, de la misma manera que la ausencia de dolor, suscita el amor. Un rostro sin huellas de enfermedades pasadas arroja un nivel de simetría que atrae a los demás.

P.- ¿Puede el ser humano equilibrar la parte racional y emocional de su cerebro o está biológicamente programado y nunca será capaz de controlar sus emociones? Gracias Punset

R.- El desconocimiento de la naturaleza de las emociones y de su gestión, es el mayor descalabro de la vida moderna. A los jóvenes no se les ha enseñado que las emociones básicas y universales son efímeras -todo el mundo cree que se puede ser feliz todo el rato-, ni se les ha enseñado ni mucho menos a gestionarlas o a distinguir, por ejemplo la ansiedad necesaria para ponerse en estado de alerta del miedo que corroe y fulmina. La Vida real nos demuestra que la mayor parte del tiempo vivido y de las decisiones tomadas transcuren en el inconsciente y gracias a la intuición. En la vida institucional y socila, en cambio, solo se nos habla de la casilla más diminuta de la actividad cerebral: las decisiones supuestamente racionales. La introducción de la gestión de las emociones será el cambio más trascendental en el futuro, en la vida de pareja, en la vida corporativa, en el sistema de enseñanza y de relaciones sociales.

P.- Por todo lo que usted ha tenido la suerte de escuchar y la amabilidad de compartir ¿cuál cree que es mas verdad, la verdad objetiva o la verdad subjetiva?

R.- En el mundo hay dos visiones que se contraponen todos los días, la una pretende demostrar y comprobar cada una de las hoipótesis sugeridas, es lo que hace el Centro Europeo de Investigación de la Física de Particulas. La otra manera de ver el universo, que es la mayoritaria, es el pensamiento dogmático que yo tuve la oportunidad de contemplar en un discurso del dictador Papa Doc en Haíti a finales delos años 60: "Soy invisible" -dijo, y nadie pretendió que lo demostrara.

P.- En un tanto por ciento. ¿Cuánto cree que conocemos de los mecanismos que rigen nuestro cerebro? ¿Queda mucho por conocernos de nosotros mismos o es un campo ya limitado y sobre el que no caben grandes descubrimientos?

R.- Estamos hablando de la inteligencia, de la felicidad, del amor, y como he sugerido antes, casi todo está por descubrir. Lo increíble es que durante miles de años, la gente haya podido sobrevivir sin que nadie les explicara nada de lo que les pasa por dentro. En materia de inteligencia, ahora empezamos a saber que cuando intentamos imaginar el futuro lo calcamos del pasado, pero acabaremos sabiendo leer la mente de los demás. En materia de felicidad, ya sabemos que la felicidad está en la sala de espera de la felicidad, pero acabaremos sabiendo gestionar nuestras emociones básicas y universales.

P.- Hola Eduard,muchas veces digo : esas manipuladoras y golosas hormonas que dominan nuestro mundo, ¿es posible dominarlas o educarlas con sentimiento y razón o sólo por razonamiento? gracias

R.- Es imposible educar sin sentimiento. Cada uno de nosotros somos una comunidad andante de células que hemos entregado al cerebro las llaves de nuestro comportamiento. La mayoría de las decisiones tomadas son fruto del inconsciente, sin practicamente ninguna intereferencia por parte del cerebro consciente. En materia de educación hoy sabemos que la genética representa un potencial de conducta innegable que sólo el entorno decidirá cómo y cuándo puede expresarse.

P.- Todas sus entrevistas son geniales y se aprende muchísimo con ellas. Pero hace unos años, entrevistó a algunos personajes como (Uri Geller o Massaru Emoto, entre otros) que creo que hoy no llevaría a Redes. ¿Por qué los entrevistó? ¿Tenía usted una visión más mística que ahora?

R.- Creo que les entrevisté porque siempre me han atraído las fronteras de mundos distintos. Un gran Premio Nobel de Medicina me dijo un día que el que más le había enseñado era la gente que no sabía nada de su especialidad. Los científicos tendemos a encerrarnos en nuestro propio mundo y como decia Marx a saber cada vez más de menos hasta que lo sabemos todo de nada. Los artistas en cambio, naturalmente tienden a estar más biertos a cualquier tipo de información y eso rara vez va en detrimento de tu propia creatividad. El consenso científica hoy día indica que la innovación será el fruto del esfuerzo multidisciplinar y eso llevará, naturalmente, a explorar sin miedo todas las fuentes, incluidas las que parecen más erróneas.

P.- De todos los conocimientos que ha adquirido, ¿cuál le gustaría trasmitir sobremanera?

R.- Que la diferencia entre la materia inerte, la materia viva y la inteligencia es mucho más imprecisa y difusa de lo que la gente cree. La segunda será constatar como decía el paleontólogo Gould que somos la última gota de la última ola del inmenso océano cósmico y que es muy difícil detectar un proposito en la evolución.

P.- Este nuevo libro ¿es una ampliación o una sintesis de la trilogía de "el viaje a la felicidad" "el viaje al amor" y "el viaje al poder"?

R.- Es un síntesis ampliada de la reflexión compartida con los grandes científicos del Planeta a largo de los últimos 12 años. No es una reflexión específica sobre un aspecto determinado de la existencia, sino una visión general de por qué somos como somos, sobre todo, por dentro de nosotros mismos. Es una protesta suave contra el pensamiento dogmático a la luz de la realidad.

P.- ¿Qué es lo que determina que una persona sea tan diferente a la sociedad en general, es decir, que no vaya a corde de los gustos, los habitos, la manera de ser de los demas?

R.- Los propios átomos de los que estamos hechos tienden a comportarse de una determinada manera en promedio sin que ello impida que algunos átomos se comporten de manera distinta. Marx lo decía muy bien al referirse a la burguesía como clase social: "Lo que es verdad de ella" -la mayor parte eran críticas- "puede no serlo de un individuo". Muy probablemente siga teniendo vigencia el consejo de una antiguo secretario general del Partido Comunista francés en los años 50 que aconsejaba: "Estar siempre delante de las masas, epro no demasiado delante para no encontrarse solo y gesticulando".


Entrevistado por El País

El 31 de Octubre de 2008


El divulgador científico más conocido de nuestro país quizá sea Eduardo Punset. Ahora, el también director de Redes se ha propuesto explicar cuáles son los mecanismos que van desde los genes o las moléculas hasta el sentimiento del amor. El resultado es ¿Por qué somos como somos?, un libro que estudia en profunidad la neurociencia, y sobre el que el autor ha charlado con los lectores.



Quizás te pueda interesar

           
Lucrecia
           
Juan Ramón Heredia

           
Miguel Ángel Rodríguez
           
Mar Soriano

           
Carla Antonelli
           
Hombres G

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com