Lunes 25 de Junio del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Clara Usón el día 20 de Marzo de 2009

Pregunta.- ¿Cómo está? Relaciono la palabra "napalm" con las barbaridades de la guerra de Vietnam. ¿Puede contar por qué introduce esta palabra en el título? Mi saludo

Respuesta.- Estoy bien, gracias. Muy contenta de tener esta oportunidad de charlar con los lectores. Creo que todos relacionamos "napalm", una sustancia que se utiliza como carga de proyectiles incendiarios, con la guerra de Vietnam, en la que hizo estragos. El título de mi novela procede de la letra de una canción de Sid Vicious, un músico punk de los años 70, bajista de los Sex Pistols, ídolo de Fede, el adolescente de trece años protagonista de una de las dos historias que se entrelazan en la novela. La canción de Sid Vicious, en una traducción muy libre y personal, dice: "Soy el chico olvidado del mundo/ con el corazón lleno de napalm/ buscando qué destruir", y me parece representativa del estado de ánimo de mi protagonista, un chaval de principios de los años 80, hijo de padres separados por culpa de las drogas, que está muy solo y perdido, a punto de estallar.

P.- Me acabo de leer tu última novela y me ha encantado. Me encanta cómo eres capaz de mantener mi atención con dos historias que se alternan y no tienen relación entre sí aparentemente hasta el final. De los dos protagonistas, un niño de 13 años y una mujer madura, ¿cuál te ha costado más a la hora de perfilarlo? ¿En qué te has basado para construir estos personajes? ¿Tu entorno, algún personaje popular? Gracias por continuar ofreciéndome nuevas novelas para mi deleite.

R.- ¡Gracias por leerme, Cocolis, para eso escribe una! El personaje que más tinta me ha hecho sudar es Fede. Marta es una mujer madura, un poco mi alter ego, me pongo en su piel con suma facilidad, en cambio, para introducirme en la mente de Fede he de hacer un esfuerzo; es un varón y un adolescente, de manera que para construirlo he tenido que recurrir a la observación de los hombres y niños con los que me he relacionado a lo largo de mi vida, que afortunadamente son bastantes: tengo tres hermanos, cinco sobrinos, unos cuantos ex novios y muchos amigos... MI obsesión era que Fede no pareciera una especie de travesti, un chico con los pensamientos de una mujer mayor. Por lo que me han dicho los lectores varones de la novela, creo que lo he conseguido. Gracias a ti.

P.- ¿De qué trata el libro Corazón de napalm y cuál es su mensaje?

R.- No puedo resumir en unas pocas líneas una novela de casi 400 páginas. En Corazón de Napalm he querido contar una historia de amor, trágica, entre un hijo y su madre, algo así como un Edipo contemporáneo, ambientado en una época importante para mí, porque la viví y me marcó, los años 80, cuando los jóvenes sólo queríamos divertirnos, vivir el presente y no madurar nunca, borrachos de una libertad y unas posibilidades que los jóvenes españoles de las generaciones anteriores no habían conocido. La historia de Fede alterna con la de Marta, una pintora en la Barcelona contemporánea, que intenta medrar como puede en el mercantilizado mundo del arte de este siglo. Ambas historias acaban fundiéndose en una sola. Stendhal, una gran escritor francés del sXIX, comparaba la novela con un espejo a lo largo del camino y ése ha sido mi propósito, reflejar en el espejo de mi texto, lo mejor que puedo, la época que vivimos, pero sin mensaje, moraleja, ni juicio. Yo me limito a mostrar lo que veo; que el lector saque sus consecuencias.

P.- Me han gustado mucho todas sus novelas. ¿Tiene alguna idea para una próxima? Muchas gracias

R.- Muchas gracias por lo que dices. Tengo una vaga idea en la cabeza, a la que voy dando vueltas y que ojalá se acabe plasmando en una novela. Lo que más me gusta en esta vida es encerrarme en mi estudio a escribir durante meses o años. ¡Cada cuál tiene sus manías!

P.- ¿Por qué en varias de tus novelas aparecen personajes marginales? ¿Crees que "dan más juego" para construir una historia?

R.- Las vidas de santo dan muy poco juego, salvo que al final pequen. Rara vez son éxitos de ventas las hagiografias. Creo que, en efecto, las vidas al límte dan más juego para construir una historia que las ejemplares. Si según decía Faulkner, el conflicto del corazón humano consigo mismo es la materia esencial de la buena narrativa, los escritores hemos de buscar situaciones vitales en las que esos conflictos o contradicciones se manifiesten con más fuerza. Tolstoi empieza su novela Ana Karénina con la célebre frase: "Todas las familias felices se parecen; las desgraciadas los son cada una a su manera", y a continuación nos proporciona más de 1000 páginas sobre una familia muy desgraciada; tantas páginas de felicidad no habría quien las aguantara.

P.- ¿Cómo estructuró la novela? Me refiero la distribución por capítulos y tramas. ¿Es partidaria de ponerles nombre o un número a cada capítulo?

R.- La estructura de Corazón de Napalm está muy pensada, no es fruto de la improvisación ni del azar. Una buena historia puede malograrse si la cuentas mal. La novela se articula en dos historias que transcurren paralelas, por capítulos alternos, para juntarse al final, como dos afluentes de un mismo río. Yo no suelo poner epígrafes a los capítulos, sólo número, para comodidad del lector, pero es sólo una elección personal, todos los métodos son válidos.

P.- ¿En qué se ha inspirado para escribir esta novela?

R.- Chéjov, mi escritor favorito, recomendaba: "escribe de lo que conoces" y eso he procurado hacer en Corazón de Napalm, no por seguir sus directrices, sino porque era lo que me apetecía hacer, contar una historia de nuestro tiempo y de nuestro pasado reciente, de épocas que he vivido, en la que todos podamos identificarnos y reconocernos. Ha habido una tendencia los últimos años a bucear en los tiempos de nuestros abuelos, bisabuelos y ancestros remotos, por eso creo que ya es hora de mostrar al lector su propio retrato.

P.- ¿Cuánto tiempo tardó en escribir este libro?

R.- En total, cerca de dos años, que es lo que me suele costar a mí escribir una novela. No soy rápida, hay escritores que tardan sólo meses o incluso semanas en liquidar una historia. Yo tengo que dedicarle muchas horas, todos los días, durante mucho tiempo. Soy obsesiva y puedo llegar a revisar cada capítulo hasta veinte veces.

P.- Un consejo para los que nos gustaría empezar a escribir, no tenemos tiempo suficiente, tenemos un trabajo que cuidar... ¿cómo hacerlo? Gracias

R.- El único consejo que puedo darte es: escribe. Cuando puedas, por supuesto, lee y escribe. Ambas actividades son igual de importantes, yo soy antes lectora que escritora, y todo lo que sé y he aprendido del oficio se lo debo a la práctica y al ejemplo de los escritores que he leído.

P.- ¿Qué libro de la historia de la literatura te hubiese gustado escribir? ¡Un saludo!

R.- Muchos... ¡Un montón! Pero si he de elegir sólo uno, me quedo con los cuentos completos de Antón Chéjov.

P.- ¿Pensó que podía ganar el premio Biblioteca Breve cuando se presentó al concurso?

R.- Si hubiera pensado que no tenía ninguna posibilidad, no me habría presentado, eso es obvio. Me he presentado con anterioridad a otros premios con idéntico optimismo y los he perdido, así que esta vez hubo suerte. Lo principal en este oficio, que es duro, es ser tenaz, no desanimarse, insistir, perserverar, seguir escribiendo pese a los fracasos, en fin, ser un poco masoquista o estar un poco loco, tener la pasión por la escritura, más allá del resultado.

P.- Soy mexicana y vivo en Barcelona y me preguntaba por qué vive en México una escritora que podría vivir en Barcelona.

R.- Es un malentendido que no consigo deshacer. No vivo en México, sino en Barcelona. Hace años, pasé una temporada en México, y por alguna perversa razón, esa residencia fugaz es la que se ha colado en Internet. De todas formas, México me encanta, es un país fascinante al que quiero regresar; no me importaría nada vivir allí, al contrario.

P.- ¿Cuál de las dos historias, la de Fede o la de Marta, fue la primera que le vino a la cabeza? ¿Surgió una historia como consecuencia de la otra, o eran dos historias independientes que decidió unir?

R.- Lo primero que me vino a la cabeza fue la imagen de un niño en una playa de Santander, una mañana nubosa, rodeado de bragas. Y, por incongruente que pueda parecer, yo sabía que esa escena era el inicio de una tragedia, no de una historia cómica o un sainete (dado el trasfondo de las bragas). La historia que para mí es el núcleo de Corazón de Napalm es el amor trágico entre Fede y su madre, la historia de Marta procede de una elaboración posterior, requerida por la estructura y el doble plano temporal en que pensaba articular la novela.

P.- Ahora que estamos en pleno "revival" ochentero, una época que a juzgar por el libro conoce bien... ¿Qué cree que es lo mejor de que tuvo aquella época? ¿Lo que deberíamos recordar? ¿Lo que deberíamos rescatar? (ya que las hombreras no parecen una opción...). ¡Gracias por el libro!

R.- Las hombreras ciertamente no, salvo como castigo severísimo. Como todas las épocas, los 80 tuvieron cosas malas y buenas; de entre estas últimas, yo destacaría un afán por vivir de una manera distinta, un interés por lo que sucedía o lo que se cocía fuera, más allá de nuestras fronteras, una cierta ilusión ingenua, una alegría de vivir bienintencionada que, sin embargo, para muchos acabó en tragedia; lo siento, no puedo separar lo uno de lo otro, lo bueno y lo malo, ¡sedan en pareja!

P.- ¿Se ve inmersa en algún movimiento literario? ¿Qué opina de los escritores que lo componen?

R.- La verdad es que no, no me veo ni inmersa, ni siquiera parcialmente sumergida en ningún movimiento literario, pero, de forma inevitable, soy hija de mi tiempo, así que supongo que más de una concomitancia o coincidencia temática o estilística debo tener con alguno de mis contemporáneos, aunque no soy consciente de ello. ¡A una le gusta hacerse la ilusión de que es original! No tengo ninguna opinión formada sobre los movimientos literarios, creo que en la mayoría de los casos son más un invento periodístico o de los historiadores de la literatura que una realidad.

P.- ¿Es complicado conseguir que un libro se edite hoy en día en España? Igual es una de las principales dificultades que los escritores novatos encuentran para empezar en este mundillo...

R.- A mí me costó mucho publicar mi primer libro. De hecho, tengo tres novelas y decenas de cuentos sin publicar, lo cual en su momento me dolió, e incluso me indignó, pero ahora me reconforta:: eran malísimos, engendros primerizos que hice bien en no dar a luz. Es complicado publicar para un autor inédito en España y en cualquier país dle mundo. En España se publica mucho, creo que unas 70.000 novedades al año, de manera que probablemente aquí seá más fácil que en Alemania. Pero sí, es duro y difícil, y el único consejo que puedo darte es: aprieta los dientes, maldice tu suerte, pero sigue escribiendo, insiste, lo acabarás consiguiendo.


Entrevistado por El País

El 20 de Marzo de 2009


Corazón de napalm es un libro que constituye un relato robot de los años 80, protagonizado por un niño de 13 años que busca a su madre. Esta obra le valió a la escritora barcelonesa Clara Usón ganar el premio Biblioteca Breve, convocado por Seix Barral. La autora ha charlado con los lectores sobre este y otros libros. Lee aquí el primer capítulo de la novela



Quizás te pueda interesar

           
NBA FINALES VIDEOCHAT 6
           
Las series de ficción internacional

           
José Mª Martín Moreno
           
Boutros Gali

           
Raquel Sánchez-Silva
           
Mireia Belmonte

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com