Jueves 21 de Junio del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Carlos Chivite Cornago el día 19 de Abril de 2006

Pregunta.- Si Navarra no será moneda de cambio, ni ningún otro territorio español o francés, y tampoco se le concederá la independencia a Euskadi, ¿qué punto en común hay en el diálogo entre el Gobierno y los terroristas? ¿Son suficientes concesiones mínimas en temas de autogobierno al margen de cualquier cuestión territorial?

Respuesta.- Hay una cosa clara en este proceso de paz; creo que el libro de ruta lo empezó a escribir Zapatero cuando propuso el Pacto Antiterrorista gracias a su convencimiento de que la paz era posible y responsabilidad del Gobierno. La 2ª página la escribió el Parlamento, declarando que no hay precio político a pagar. Si no hay precio no hay monedas, si no hay monedas no hay Navarra. Es cierto que la derecha habla de pactos, pero es parte de la inseguridad que les llevó a utilizar el terrosimo y a las víctimas. No tiene sentido este discurso, aunque la derecha lo sigue haciendo, ya que cree que simplificando el mensaje y acudiendo al sentimiento obtendrá réditos electorales, aun a costa de crear inseguridad en sus ciudadanos. Navarra es hoy insegura económicamente por culpa del debate territorial interesado, que oculta los problemas graves: el problema de VW, de Sanyo, del textil, de la vivienda, de la privatización de los servicios públicos; la derecha es muy interesada, poniendo las víctimas y el terrorismo en el primer plano y, ahora que no hay terrorismo, cambia el discurso aduciendo que va a desaparecer Navarra, cuando el problema es que económicamente perdemos ritmo y nuestros servicios pierden calidad. Nuestro programa intentará solucionar todo esto.

P.- Aun teniendo en cuenta que Navarra ha sido casi siempre una comunidad dominada políticamente por la derecha, ¿hasta qué punto han perjudicado al Partido Socialista los casos de corrupción que han afectado a miembros muy relevantes de su dirección?, ¿debería jugar el Partido Socialista una función central entre las posiciones de la derecha española, de una parte, y del conjunto de formaciones vasquistas, de otra?

R.- Le niego la mayor. No siempre ha sido hegemónica la derecha regionalista y el PSN gobernó del 88 al 91. Si la izquierda estuviera razonablemente unida podríamos formar un gobierno progresista. Naturalmente que los hechos de corrupción personales y puntuales nos ha afectado, al igual que a la democracia y a los ciudadanos, pero sobre todo quienes nos sentimos traicionados por algunos compañeros que tuvieron comportamientos reporchables, los cuales fueron juzgados y condenados. A mí no me gusta hablar de pasado, sino hacer posible una vida a mis dos hijas mejor que la que yo tuve en el pasado, donde poder desarrollar su inquietud; quienes vivimos la represión y la dictadura somos los defensores del futuro, que nunca tenga que pasar por esa dominación, ni de la derecha política ni económica. Terminamos con la dictadura política y aún queda parte de la económica; también la dictadura de ETA la hemos sufrido y la tenemos que parar. Pero aún queda algo de dictadura económica, con contratos basura y trabajo precario; debemos rechazar al especulador. Quiero para Navarra una economía de emprendedores, de empresarios y emprearias que apuesten por esta Comunidad.

P.- ¿Considera que todos los actores políticos están preparados para el fin de la violencia?

R.- Lo que considero es que el PSN no sólo está preparado, sino convencido e implicado en esta gran tarea. Confío en que los demás también lo estén, pero con lealtad hacia el objetivo común, no con intención de ser protagonistas. A nosotros nos piden que contribuyamos desde la política a hacer posible la paz.

P.- ¿Por qué algunos vascos quieren la anexión de Navarra?

R.- Los nacionalismo tiene ciertas similitudes entre ellos: el gallego es galleguista, el catalán catalanista, etc. Pero en Navarra el nacionalismo es vasquista, porque el "navarrista" lo ocupa la derecha gobernante. Hay un sentimiento euskaldun minoritario, por historia, cultura, lengua y proximidad. Pero más del 80% de las personas de Navarra no se sienten euskaldunes. Somos ciudadanos que, por circunstancias, vivimos en Navarra; yo me quiero relacionar con gente de toda España, y eso se hace, no levantando reinos y fronteras, sino mirando hacia fuera y hacia el mundo. Si la economía ha entendido el proceso de la globalización, la política debe entenderla. Navarra tiene un 15% de población inmigrante. Entiendo que en el norte haya sentimientos de afinidad con el País Vasco, hay que respetarlo, pero hay que hacer que todos los sentimientos convivan. La derecha ha jugado a enfrentar a unos con otros, mientras la izquierda socialista ha intentado unirlos.

P.- ¿De qué vivirán los terroristas y chantajistas de ETA sin impuesto revolucionario ? ¿Cree usted que se les dará un sueldecito a cargo de los presupuestos generales?

R.- No lo sé. Realmente esto no es de mi negociado. Cuando se verifique la voluntad de ETA de dejar las armas, serán los representantes de la soberanía popular, los diputados, quienes marquen la siguiente página en el camino hacia la paz. Una vida no tiene precio y tendremos que ser, en su momento, razonablemente generosos con quienes han estado muchos años equivocados. No hablo de amnistías, pero habrá que tomar decisiones con los presos y sus familias. Creo en la reinserción de quien cometió un delito, porque lo dice la Constitución y por convición. La sociedad deberá facilitar el camino para la reinserción, pero no me toca a mí decidir cuándo ni por cuánto, pero tengo confianza en las instituciones del Estado y dejaría esas decisiones en sus manos. Si la consecución es la paz, pienso que cualquier coste sea económico será proporcionado.

P.- Carlos, un placer hablar contigo. ¿Hay alguna forma de llegar a un acuerdo entre todos sobre identidades, etc, en Navarra, y cerrar por fin esta discusión? Entiendo que sería un acuerdo "navarrista" en lo político, pero abierto hacia el "vasquismo" en lo cultural. ¿La nueva situación tras la tregua de ETA puede ayudar al respecto?

R.- Sin lugar a dudas. Navarra es una especie de caleidoscopio de identidades. Tenemos más de un 40% de la población que no proviene de Navarra. Creo que el alto el fuego permanente nos va a generar un escenario donde pueda convivir el vasquismo cultural y lingüístico, con un idioma como el castellano; la cultura no puede ser un instrumento de confrontación y de desencuentro. Yo abogo por el encuentro y el entendimiento, la cooperación y la convivencia entre las culturas. Navarra ya no es lo que era hace 25 años y hoy está en una situación donde hay que entender quiénes somos, qué queremos y a dónde vamos. Queremos una Navarra que se una en un objetivo común, que no se enfrente por tradiciones diferentes o ideologías políticas discrepantes para que, desde esa discrepancia y desde las reglas democráticas, podamos construir una Navarra de futuro, donde lo euskaldún sea respetado, pero también la cultura castellana, así como las nuevas culturas que provienen de la inmigración.

P.- ¿Qué le parece la reunión de Ibarretxe con Otegi? ¿Se reuniría usted con Otegi?

R.- Hoy por hoy, no me lo planteo. Creo que Otegi va evolucionando y espero que rechace la violencia y deje de justificarla. Y cuando eso ocurra, habremos avanzado. El proceso de paz es una esperanza compartida. En Navarra, quienes somos cargos del PSN, o del PP y de UPN, hemos sido objeto de amenazas, presiones, persecuciones... Y debe entender Otegi que, cuando menos, nos debe una disculpa y reconocer que se equivocó. Si reconoce que ha estado instalado en el error de haber defendido la violencia, estaremos en otro escenario. Siempre he sido partidario del entendimiento entre los diferentes, pero siempre en el marco de la legalidad; hoy pertenece a una plataforma ilegal jurídicamente, y tendrá que hacer movimientos que les permitan entrar en la legalidad, defendiendo un proyecto que yo no comparto, pero en el marco de la palabra y el diálogo, en el ámbito constitucional. Es hora de que las pistolas callen para siempre y que los políticos seamos corresponsables de la aspiración de la inmensa mayoría de los ciudadanos del país.

P.- En los últimos meses UPN trata de convencer a los navarros de que su partido es el único que defiende a Navarra como comunidad foral diferenciada. ¿No crees que el PSN debería responder con más dureza a las acusaciones de que vais a "vender" a Navarra?

R.- Cuando esto lo hace UPN, a uno le dan ganas de responder; cuando lo hace el Presidente o los Consejeros le hace a uno preocuparse, porque su afán por aferrarse al poder les hace ver las cosas de manera incorrecta. Lamento que el presidente Sanz, su escudero Catalán y alguno de sus vasallos (por aquello del Reyno de Navarra, pues la derecha siempre mira al pasado, mientras nosotros miramos al futuro), pero no sólo no le presto atención, sino que no voy a responder a las mentiras; sólo se responde con comportamientos y el nuestro ha sido de lealtad y defensa de la Democracia, la Constitución y el Amejoramiento. Lo hicimos cuando empezamos el periodo democrático, cuando votamos la Constitución y el Amejoramiento, que UPN rechazó. Cuando alguien tiene que recurrir al discurso del miedo es porque no tiene proyecto propio que defender. El PSN tiene el mismo desde siempre: una España plural, una Navarra singular con el Amejoramiento, que pretende mejorar la relación y no el aislamiento, que es lo que UPN trata de hacer.

P.- ¿No le parece sospechoso que cada vez que el PSN ha realizado tímidos movimientos de aproximación hacia lo vasco con Otano o Lizarbe, siempre han surgido escándalos o maniobras que han condenado al ostracismo a sus protagonistas?

R.- La derecha, con tal de no perder el poder, ha sido capaz de todo. Por eso quiero que Navarra, que lleva gobernada por la derecha desde 1991, se revele contra el conservadurismo dominante. Basta de dominación, de chantaje, de represión, manipulación y mentiras. Quiero la foto real, no la virtual que nos presentan. Respeto mucho a la iglesia y a su jerarquía, pero en esta Comunidad tengo la sensación de que estamos dominados por una cierta derecha moralista: somos la única comunidad de España donde un derecho legal, el derecho al aborto, no es realizable; o que recurramos leyes como la del matrimonio homosexual. Estamos demasiado contaminados y constreñidos. Estamos en una democracia controlada y quiero una democracia donde podamos expresarnos sin miedo a represión económica o moral.

P.- ¿Es usted partidario de dar la palabra a los ciudadanos de Navarra respecto a su forma de articulación política conforme a la disposición transitoria cuarta de la Constitución? Muchas gracias.

R.- Soy partidario de dar la palabra siempre a los ciudadanos de Navarra. La voluntad y el derecho de decisión lo entiendo no como los nacionalistas ni la derecha regionalista, sino en el ámbito de la legalidad y del estado de derecho. Puede ser el derecho de elegir la autodeterminación dentro de un marco, el de la Constitución y el Amejoramiento. Defendí, y sigo haciéndolo, que nuestro estatus tiene de alguna manera, que pasar una reválida; cuando en la legislatura que viene lleguemos a acuerdos, debemos someter el marco actualizado del Amejoramiento a referéndum, pero un referéndum para el reforzamiento como comunidad propia y singular, dentro de una España plural.

P.- ¿Considera usted legítimo que, de acuerdo con el principio de igualdad, otras comunidades autónomas pudieran gozar del régimen de convenio o concierto económico? Muchas gracias.

R.- Sin lugar a dudas. Yo creo que lo que uno tiene no puede negárselo a los demás. Otra cuestión es que el conjunto del equilibro nacional posibilite eso. Navarra tiene un hecho diferencial por historia, pero también por dimensión (a veces por pequeña es debilidad, pero también es fortaleza), ni siquiera durante la dictadura perdimos nuestro grado de autoorganización. Me parece irresponsable que Miguel Sanz el domingo negara a los demás lo mismo que nosotros tenemos. ¿Por qué no? Tenemos una singularidad, pero además de navarros somos españoles y quiero que todos podamos tener nuestras singularidades, pero no podemos tener derechos diferentes porque vivamos en Andalucía, en Navarra o en Cataluña. La gran virtud es hacer igual a los desiguales.

P.- Sr. Chivite, ¿No cree que su liderazgo en el PSN ha quedado algo debilitado a raíz de las informaciones aparecidas en la cadena SER sobre el deseo del PSOE de buscar otro candidato a la presidencia del gobierno de Navarra? ¿Es posible que desde Madrid se piense que no es usted el candiato más adecuado para gestionar la nueva situación política surgida del "alto el fuego permanente" decretado por la banda terrorista ETA?

R.- En absoluto. Ese es el interés que tienen algunos en mezclar territorio, proceso de paz y futuros pactos postelectorales. En el PSN siempre se ha tratado de seleccionar a las mejores y Carlos Chivite siempre ha formado parte de las soluciones, esta vez también; no me siento debilitado, conozco a mi partido en Navarra, cuento con su apoyo casi unánime y me siento agusto. Siempre estoy disponible para aquello que considere mi partido y para el puesto que me designen. Yo lidero un partido con una larga historia y trayectoria y me parece normal y natural que para un proceso electoral busquemos las mejores y los mejores, y en eso estoy empeñado. Este partido tiene procesos democráticos para realizar esta elección a partir de septiembre.

P.- Buenas. ¿No cree usted que el PSOE ha asumido/está asumiendo postulados tradicionales de los nacionalistas (desde su lenguaje hasta políticas concretas) como si fueran propios y que de esta forma abandona la filisofía socialista de siempre? Muchas gracias.

R.- El PSN tiene un proyecto propio autónomo y diferenciado, de sostenibilidad en el desarrollo económico y social. Mi partido tiene vocación internacionalista y, a parte del reconocimiento de las sensibilidades, lo importante no son las fronteras sino las personas; el PSN nunca ha postulado posturas nacionalistas, pero las comprende.

P.- Hola Carlos. ¿Vas a solicitar el adelanto de las primarias en Navarra, como lo están haciendo en otras Comunidades? ¿Para cuándo se prevén en la Comunidad Foral?

R.- No voy a solicitar el adelanto. Yo soy muy respetuoso con los procedimientos; el cauce es el establecido y será en septiembre cuando, por decisión del órgano superior de nuestro partido, se abra la elección de candidatos en nuestra comunidad.

P.- Hola Carlos. Entiendo la Disposición Transitoria Cuarta como la manifestación de la voluntad de los navarros de unirse en la CAV, si se diera el caso, pero siempre respetando el sistema autonómico, rico, variado y heterogéneo dentro de la unidad española. ¿Qué sentido tiene para el Partido Socialista de Navarra el mantenimiento o la supresión de esta DT en el texto constitucional?

R.- En cualquier caso siempre hemos manifestado que la DT 4ª, que establece un mecanismo que tras la decisión del Parlamento de Navarra y tras un referéndum, podría incorporarse a la CAV. 25 años después de la Constitución no pensamos que tenga mucho sentido, pero no hacemos estrategia electoral con la Disposición, porque somos los ciudadanos los que decidimos y sabemos que existe una mayoría de más del 80% que estamos cómodos en el actual estatus. Debemos tener relaciones de entendimiento y cooperación con otras comunidades, pero no se nos puede imponer nada. Hoy, la DT 4ª hoy no tiene sentido, pero no nos preocupa su mantenimiento ni su eliminación, porque es la voluntad de los ciudadanos la que mantiene el estatus de Navarra como Comunidad Foral.

P.- En caso de necesitarlo por motivos electorales, ¿pactaría el PSN con la izquierda nacionalista para hacerse con la Presidencia de Navarra? En caso afirmativo, ¿Cómo sería posible pactar con esa opción política y no ser favorable a la unión de Navarra y Euskadi?

R.- El PSN tiene un compromiso histórico con la Constitución, el Amejoramiento; tenemos similitudes y diferencias con la CAV y nuestro objetivo es pactar con los ciudadanos, realizar un contrato social con los ciudadanos. El PSN a partir de 2007 atenderá la voluntad de los ciudadanos y nunca participará en un Gobierno que ponga en riesgo la identidad de Navarra.

P.- Soy un pamplonés que aplaude los cambios de discurso de su partido en Navarra. ¿No cree que parte del fracaso recogido anteriormente por el PSN se debe a que la política del partido consistía en imitar a la derecha conservadora navarra de UPN? ¿Qué ha ocurrido con históricos del PSN como Arbeloa, Eguren, Mazuelas... cuyo comportamiento fue similar al de Gotzone Mora, incluso instando a votar a UPN? Gracias

R.- En principio estos ex compañeros a los que citas hace tiempo que ya no militan con nosotros, tomaron una opción personal. Una cosa está clara, el PSN tiene su proyecto propio y autónomo, de garantía del estatus propio de Navarra.

P.- Sr. Chivite, en este ambiente político pienso en que el cierre de la factoría de Volkswagen, uno de los principales sustentos económicos de Navarra, pueda estar siendo empujado por intereses de los sindicatos nacionalistas vascos; ELA y LAB. ¿Qué piensa ud. al respecto?

R.- Hace año y medio en una visita con el ministro Montilla a Navarra anunciamos que el sector automoción en el mundo y en España se acercaba a momentos complejos. Fuimos insultados por el señor Sanz. Hoy, lamentablemente, se confirma aquella premonición. No creo que se esté alentando desde LAB, sino que es un problema económico. Lamento que el gobierno de Navarra no haya sido previsor y, cuando le pedimos que tomara medidas, no lo hizo. Hemos sido rechazados sistemáticamente y hoy tenemos un serio problema. VW es, como dice usted, más que una factoría, es un sostén para las arcas públicas, especialmente en un régimen autónomo de convenio económico. Sin embargo no voy a ser catastrofista y creo que seguirán aquí, voy a trabajar por ello. Pero no voy a utilizar, como la derecha, el nacionalismo y el terrorismo para quitarme culpas; quiero que el gobierno sea parte de la solución, sin imponerla ni impedirla. En julio de 2002 Zaplana anunció que el tema de VW estaba resuleto y yo dije que mentía. En 2004, Sanz fue a Alemania y aterrizó diciendo que traía en su cartera la solución de VW. Necesitamos políticos serios, no expertos en publicidad y propaganda; necesitamos un cambio radical en proyectos y personas, con políticos que no mientan a los ciudadanos. VW tiene solución, es cuestión de trabajar por buscarla, como ha hecho Aragón con la OPEL y Cataluña con SEAT. Aquí hemos tenido un gobierno pasivo durante 16 meses y, cuando era casi irresoluble, ha tratado de imponer una solución, y eso está mal. Parte de la culpa es del Gobierno por una mala gestión que afecta tanto a la planta como a la Comunidad en su totalidad.


Entrevistado por El País

El 19 de Abril de 2006




Carlos Chivite Cornago

Muchas voces hablan de Navarra como moneda de cambio entre el Gobierno y la banda terrorista ETA tras el "alto el fuego permanente". Tras el paso de Miguel Sanz, Presidente de Navarra, por ELPAIS.es, Carlos Chivite Cornago, Secretario General del Partido Socialista Navarro, ha charlado con los lectores acerca de la tregua de ETA y otros temas. FOTO: EFE



Quizás te pueda interesar

           
Jordi Cruz
           
Aldana González

           
Puig, Miqui
           
Massiel

           
Carme Vilaginés
           
William Boyd

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com