Miercoles 18 de Julio del 2018     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Barbara Meneses el día 10 de Septiembre de 2007

Pregunta.- ¿Cómo definiría el acoso?

Respuesta.- Fer, a mi entender, el acoso, en este caso el acoso escolar, es una agresión repetitiva y sistemática de una persona hacia otra. Se produce cuando alguien que se cree tener poder sobre otro, abusa de él y hiere física, emocional o psicológicamente a la otra persona, generalmente atacando sus puntos débiles. El bullying puede producirse en el colegio entre compañeros, pero también existe en otras esferas de la sociedad, como en el trabajo, en el hogar, entre compañeros de trabajo, entre jefes y empleados, entre padres y madres, entre padres e hijos. No es un fenómeno nuevo aunque haya sido bautizado con una palabra relativamente moderna. Las naciones también practican bullying entre ellas. ¿Para qué engañarnos?, la humanidad entera contiene en sus genes las semillas de la agresión.

P.- Hasta el caso Jokin, lo que sucedía en el colegio eran gamberradas y ahora se llama acoso, ¿no hubo casos anteriores que dieran la voz de alarma? ¿Esta situación es más frecuente en un colegio público o en un privado?

R.- El bullying siempre ha existido sólo que ahora lo denominamos con éste anglicismo. En general no hay grandes diferencias entre acosos producidos en un colegio público o uno privado salvo quizás que en el público la violencia puede tornarse más física y en el caso del colegio privado, ésta puede ser más psicológica, pero los efectos sobre las “víctimas” son similares. El trágico caso de Jokin en España se ha convertido tristemente en el primer caso más conocido de muerte a causa de una situación sistemática de acoso. Pero en otros países, por desgracia, los casos de suicidio inducidos por acoso escolar son numerosos.

P.- ¿Cómo podemos saber si un hijo está sufriendo acoso en el colegio?

R.- La mejor manera de descubrir si un niño está siendo acosado en el colegio es estar atento a las distintas señales que emiten las personas acosadas: mayor introspección, silencios, nerviosismo, lenguaje corporal, tendencia a no mirar a los ojos, encogerse, gestos de miedo al verse sorprendidos, dejar de realizar aquellas actividades que antaño le producían alegría y le divertían. Igualmente es esencial que podamos hablar con nuestros hijos y preguntarles directamente qué les sucede y a partir de su respuesta emprender acciones en el sentido adecuado.

P.- ¿A qué edad pueden comenzar los casos de acoso? Se dice que los niños pueden ser muy crueles, pero ¿es peor el acoso que se da por ejemplo entre adultos en el trabajo (tipo mobbing) o el que sufren los adolescentes por parte de sus compañeros mediante insultos?

R.- El acoso existe desde edades muy tempranas, dependiendo de la madurez del acosador, sus estrategias y ataques serán de una mayor crueldad y grado de sofisticación, por lo que víctimas de acoso escolar y víctimas de mobbing se encuentran en una situación similar si bien, las personas acosadas en el trabajo, por el hecho de ser mayores que los chicos del colegio, deberían tener mayores recursos personales para resolver éste problema. Pero esto es sólo en teoría. La realidad es que ambas víctimas a menudo se encuentran sin recursos por lo que cualquier iniciativa encaminada a desenmascarar a los agresores y descubrir sus estrategias de ataque deberían ser alentadas para que todos nos encontremos con los suficientes recursos internos como para hacerles frente.

P.- ¿Cuál crees que es el peor tipo de acoso con el que te has encontrado o investigado? Gracias.

R.- Realmente sólo puedo hablar de los casos que he vivido y estos han sido como viajera y como periodista. En 1989 en el Sinai me encontré en un taxi colectivo con cinco hombres que desviaron el coche de la carretera pararon en un descampado y me sacaron un puñal de unos 20 centímetros, me agarraron por el cuello, me bloquearon la salida del coche y amenzaron con forzarme. En el sur de Irak durante la guerra del Golfo en 1991 unos militares iraquies secuestraron delante mío a unos compañeros periodistas de otras nacionalidades y amenzaron con aplastar mi coche. Como éstas hay un montón de situaciones que he vivido personalmente pero creo que no deberíamos distinguir los casos de acosos. Todos y cada uno de ellos son desgarradores al margen de su naturaleza y su circunstancia particular y hemos de encontrar soluciones para remediarlos y que no vuelvan a producirse y por ello hemos escrito este libro, CQP 1.0, una aventura para liberarte del bullying y otras formas de acoso.

P.- ¿Crees que la asignatura de la Educación para la ciudadanía podría enseñar a los niños de manera que se evite el acoso escolar?

R.- : Creo que cualquier asignatura que enseñe en la teoría y en la práctica la futilidad de ejercer la violencia contra otro ser humano debería ser bienvenida. Por otra parte también creo que es esencial que introduzcamos en las escuelas otros conocimientos que no se basan exclusivamente en fechas y personajes históricos o fórmulas matemáticas sino en un conocimiento interior del ser humano. No nos conocemos a nosotros mismos, nuestras emociones nos desbordan, nos da miedo mirar en nuestro interior y conocer nuestra propia mente ante el temor de encontrarnos auténticos monstruos y fantasmas. En general vivimos en una sociedad que no ha salido del armario emocional y eso es igualmente importante para erradicar la violencia. Si los adultos tememos a nuestras emociones, ¿cómo no van a hacerlo los jóvenes?. En CQP 1.0 abordamos ésta importante cuestión para ayudar a los jóvenes acosados a no temer sus emociones y a aprender a manejar el timón de su navío interior, de sus vidas. Sólo así, recuperando su poder interior, podrán deshacer la trampa psicológica que tejen los agresores para atraparles y ese ha sido y es el objetivo de nuestro libro.

P.- ¿Cómo saber cuando una persona está en una situación de acoso sin que sea demasiado tarde para la misma?

R.- Es muy dificil saber cuando es demasiado tarde, por ello es mejor que la persona que esté sospechando que algo sucede, abra inmediatamente la puerta al diálogo y así llevar el problema a la dirección más favorable. Lo peor que sucede en casos de acoso es que la “víctima” se queda atrapada en un pozo del que no ve la salida y no encuentra modos de obrar que le hagan salir de ese lugar. Es precisamente cuando se encuentran en ese estado cuando la mano de un amigo, de un familiar o de un profesor es esencial y puede salvarles la vida.

P.- Soy un maestro de una escuela rural de Córdoba y me gustaría saber su opinión sobre la influencia del lenguaje verbal con palabrotas, insultos, desprecios,...en alumnas/os en cuanto a su influencia negativa en comportamientos no adecuados. Gracias.

R.- Muchas gracias por hacer ésta importante pregunta.El poder de la palabra es inmenso y aún no lo hemos explorado en toda su magnitud. Una palabra puede hundir a un niño de por vida arruinando sus sueños, sus anhelos y deseos de ser feliz, cerrándole las puertas a todo un mundo de posibilidades. Los insultos en los casos de acoso son muy graves si la persona que los recibe cae presa de su influjo. En CQP 1.0 hacemos especial hincapié en ésta cuestión y ofrecemos soluciones y técnicas para que los jóvenes no vuelvan a caer víctimas de los insultos ni acepten el mensaje negativo que esas palabras tienen sobre ellos y su sistema de valores y creencias.

P.- ¿Crees que el bulling es propio de estos años?¿De estas generaciónes? O por el contrario, ¿siempre ha exitstido y nunca se ha hecho nada para remediarlo?¿Está localizado en alguna clase social mas que en otras?Enhorabuena por interesarte por un tema que hace sufrir a muchos niños, haber si eso hace que se tome mas en serio por parte de quien corresponda, por que parece que a veces se justifica con "son cosas de niños"....y no se le da la importancia que tiene.

R.- El bullying existe desde que la humanidad existe. Es más el acoso se encuentra igualmente en el reino animal. Es cierto que resulta muy chocante ver que las naciones del mundo entero no hayan aún conseguido encontrar la fórmula para vivir en paz, si es que realmente quieren encontrarla, por lo que si a nivel internacionaly a nivel adultos no hemos conseguido aún salvar nuestras diferencias y unirnos en nuestras similitudes, ¿Cómo podemos pedirles a nuestros jóvenes, que logren esa proeza aparente imposible?

P.- Hola Barbara. ¿Cree que son suficientes las medidas con que cuentan los centros en los reglamentos de regimen interior para atajar los casos de acoso escolar, o por el contrario considera que se deberia ampliar la capacidad de sancion de los directores? ¿En que medida valora los proyectos de medicion en los casos de acoso escolar que se estan llevando a cabo en los centros?

R.- En general creo que todas las medidas que sirvan para concienciar al acosador y a la vez ofrecer herramientas a las personas acosadas para que reduzcan al límite los efectos que sobre ellos tienen los acosos y puedan apartarse definitivamente de ellos, han de ser alentadas. En este sentido, desde aquí queremos dar las gracias a El País, por permitirnos presentar nuestra obra que es un relato terapéutico escrito para jóvenes de 13-14 años en adelante, profesores, padres y adultos en general con soluciones prácticas para liberarnos de ésta forma de violencia.

P.- Hola Bárbara: mi hijo tiene 3 años y le ha dado por decir muchas palabrotas. ¿Qué podemos hacer para evitar el rechazo del resto de los papás? En el parque ya lo hemos notado en alguna ocasión, y tenemos miedo de que también empiece a pasar en el cole, que comienza en unos días. Gracias.

R.- Te contestaré con mi propia experiencia. Un verano en Marbella comencé a soltar muchas palabrotas y los padres de mis amigos se asustaron. Prohibieron a sus hijos jugar conmigo durante un tiempo. En cuanto me dí cuenta de aquello, valoré qué era más importante para mi: una palabrota adquirida por un mal hábito o la posibilidad de pasar un verano feliz jugando con mis amigos. Dejé de decir palabrotas en cuanto tomé esa decisión. Tenía sólo 10 años. En mi caso, el rechazo de los padres me permitió poder tomar una decisión.

P.- Lastima que tuvieramos que conocer el caso de Jokin para darnos cuentas que aquello que hacíamos de pequeños no estaba bien, ¿verdad?

R.- Tienes razón la muerte de Jokin fue terrible y en honor a su memoria todos deberíamos poner un poco de nuestra parte para hacer de ésta sociedad en la que vivimos un espacio de paz y armonía. Todos nosotros tenemos la fuerza y bondad para operar esos cambios si realmente los queremos. Nos basta con dar un pequeño paso en la dirección correcta y poco a poco seremos muchos caminando juntos hacia esa misma meta. En la confianza de que es posible hemos basado el título de nuestro libro: CQP1.0 CLARO QUE PUEDES. Y es que CLARO QUE PODEMOS ganar la batalla al bullying!.


Entrevistado por El País

El 10 de Septiembre de 2007




Barbara Meneses

La periodista ha escrito CQP 1.0, un libro en el que habla sobre el acoso escolar. La idea surgió tras varios viajes en los que la autora vivió momentos de acoso y más tarde, comenzaron a surgir los primeros casos graves de acoso que causaron la muerte del jóven de Fuenterrabía, Jokin. Barbara Meneses ha charlado con los lectores sobre este tema.



Quizás te pueda interesar

           
Matt Pokora
           
Luis Goytisolo

           
Oliver Stone
           
María Cotiello

           
Jose Maria Fuste
           
Manuel Rivas

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com