Miercoles 20 de Noviembre del 2019     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Albert Boadella el día 12 de Noviembre de 2007

Pregunta.- He leído su libro con verdadero interés y me ha sorprendido su buena calidad literaria, la disposición de los capítulos, las pequeñas ilustraciones...su valentía, coraje y libertad. ¿De dónde se saca tanto valor para enfrentarse a lo políticamente correcto dentro de un nacionalismo tan cerrado y excluyente?.Le felicito y nos felicito a todos por ello y espero que muchos catalanes le muestren su admiración y afecto.

Respuesta.- El nacionalismo tiene siempre un problema con los que amamos la libertad por encima de todo. Este problema es que el nacionalismo rápidamente divide a los ciudadanos en buenos o malos patriotas. Yo rápidamente fui considerado "enemigo de las esencias" y, por supervivencia, tuve que enfrentarme con los dirigentes de la "tribu". No es valor, sino simple supervivencia.

P.- Buenas tardes Albert: estoy profundamente desilusionado por la guerra Rosa Diez y Albert Rivera. No creo que ese sea el camino, el choque de la politica profesional contra los ciudadanos que defienden ideas semejantes. ¿Cree que se llegará a algun acuerdo? ¿hace la unión la fuerza, o por el contario, la desunión e intereses personalistas son los que pueden solucionar los problemas de los Ciudadanos? Reciba un cordial saludo.

R.- Tengo la esperanza de llegar a un acuerdo entre los dos grupos porque uno es consecuencia del otro. Si ello no se consigue, sería una demostración de que posteriormente tampoco habría posibilidades de acuerdo con los otros grandes partidos. Espero que los dirigentes de estos grupos demuestren la sensatez que vienen pidiendo al conjunto de los ciudadanos españoles.

P.- Aunque en Cataluña te hagan el boicot, ¿piensas escribir en catalan?

R.- El catalán es mi lengua materna, en la que me expreso tan bien como en castellano. Con ella hablo con mi mujer, mis hijos y también muchos de mis amigos. No tengo porqué renunciar a una forma de expresión que me sigue siendo tan natural a pesar de lo maltrecha que la han dejado los políticos de este territorio.

P.- Albert, ¿qué medicina cura el nacionalismo?¿cómo se puede vivir rodeado de "talibanes" que ha llevado a una sociedad como la catalana a esa demencia, de donde nace ese germen? Un abrazo

R.- El nacionalismo es un movimiento que induce a reacciones viscerales contra los enemigos del sistema, porque en el fondo es más fácil creer que replantearse la realidad. El único anticuerpo posible ante el nacionalismo es mirar siempre alrededor y, sobre todo, a los que están señalados como enemigos de la patria, y uno se da cuenta de que ni son diferentes ni son enemigos, y que los rasgos diferenciales son exactamente los mismos.

P.- Señor Boadella, enhorabuena por su trayectoria profesional. Siempre me he divertido mucho con sus obras, usted sabe combinar todos los ingredientes del buen teatro en su medida justa. ¿No le parece que hay escasez en España de buenos cómicos que aúnen la crítica irreverente con la inteligencia sin caer en lo soez? ¿Cómo ve el futuro de la comedia en este pais?

R.- El problema del teatro no sólo en España sino en buena parte de Europa es la política de proteccionismo. Este proteccionismo lleva implícitas muchas contrapartidas, entre ellas la que lleva a los cómicos a intentar ser agradecidos con quien les da de comer. Quien les da de comer acostumbra a ser un organismo dirigido por políticos o gentes directamente vinculadas a una tendencia política. En este sentido, la libertad está condicionada y se hace muy difícil que el comediante arremeta contra aquel que le proporciona los medios. Éste es el problema del teatro español y europeo en este momento.

P.- Buenas tardes señor Boadella, soy nacido en Barcelona y allí viví hasta 1990. Me tocó vivir una época de grandes cambios en Cataluña en lo que respecta al sentimiento nacionalista, vi como los nombres de las calles eran "corregidos" con rotuladores por ciudadados cuando éstos todavía figuraban en castellano, conocí las primeras escuelas que daban parte de sus clases en catalán, y mi pregunta es, ¿qué le parece que personas que desconozcan el catalán no puedan optar a ciertos puestos de trabajo?

R.- Siempre el nacionalismo choca con la libertad individual. En este caso, la lengua se convierte en un efectivo militar con el cual los políticos nacionalistas tratan de discriminar y atacar a lo que consideran el "enemigo español". Naturalmente, esto forma parte de una discriminación absolutamente en desacuerdo con la Constitución que tenemos hoy en España.

P.- Pienso que las políticas de inmersión linguística que ha desarrollado la Generalitat desde 1980 han sido catastróficas para el nivel educativo de Cataluña, su relación con el resto de España, favorecedora de la endogamia, además de negar la realidad bilingue de Cataluña. No creo que políticas parecidas tengan lugar en ningún país de nuestro entorno europeo. ¿Qué piensa usted de ello?.

R.- Creo que la lengua es, ante todo, un vehículo funcional. Cuando una lengua no es útil a los ciudadanos, se cambia por otra. Los catalanes acabamos con una lengua tan importante como fue, en su tiempo, el latín. Entender que la lengua tiene otros elementos "místicos" es ignorar la realidad diaria. Las lenguas se imponen por una pura necesidad de entenderse entre las personas, y por lo tanto prevalecen aquellas que son prácticas para ese cometido y que permiten un mayor desenvolvimiento comercial, cultural y social a todos los individuos. Si hay en un país buenos escritores, se expresarán en la lengua que hablen con mayor facilidad. Los artistas no dependen de la lengua.

P.- ¿Se podría hablar con propiedad de la existencia no ya de otra Cataluña, sino de una Cataluña charnega, con su idioma, su literatura, su política, etc? ¿No cree que es un tema tabú que muchas veces no se quiere reconocer, que al menos un cincuenta por ciento de los catalanes no votamos ni nos identificamos con el mensaje de la Cataluña identitaria, medieval, monolingua y wifrepilosiona que el pujolismo santificó?

R.- Hay un sector que, en Cataluña, siempre le ha sido más difícil el reconocimiento por una cuestión lingüística. Curiosamente, este sector, que yo creo mayoritario, al no participar en muchas de las elecciones, especialmente las autonómicas, y en muchas de las actividades que se mueven en el territorio, lo que hace es dejar todo en manos de los que se arrogan las esencias de la "tribu". Si este sector tuviera una expresión más activa y partícipe en Cataluña, no ocurriría lo que está ocurriendo. Naturalmente, me refiero al sector castellano-parlante, que es tan catalán como el que habla la lengua catalana. Yo creo que este sector, en el fondo, tiene complejo de no ser totalmente autóctono, es decir, ha caído en la propia demagogia del catalanismo.

P.- ¿Por qué se ha buscado tantos enemigos nacionalistas?

R.- No me fío nada de la gente que dice no tener enemigos. Lo que ocurre es que hay que tener la astucia de buscarse los enemigos más apropiados. Muchas veces uno no puede escoger, como me ha ocurrido a mí, y me he tenido que enfrentar a militares, clérigos y brujos de la tribu. Eso me ha mantenido en forma y ha representado también la base de mi teatro, porque para hacer un teatro donde el creador es el vocinglero de lo que piensa la mayoría, ya están los teatros de Estado.

P.- ¿Cuando le volveremos a ver en la tele parodiando la política catalana?

R.- En la parte final de mi libro expreso con toda contundencia que no volveré a trabajar más en Cataluña ni a hacer ningún acto público. Por lo tanto, veo difícil esta posibilidad, puesto que en caso de trabajar para una cadena estatal, no me parecería adecuado dedicarme exclusivamente a la sátira sobre Cataluña, pues con mucha facilidad los nacionalistas se pondrían ya paranoicos.

P.- Me gustaría conocer su opinion sobre que el partido que usted fundó o ayudo a fundar sea un ejemplo para el locutor de la cadena COPE Federico Jiménez Losantos.

R.- El partido que ayudé a fundar puede ser un ejemplo para todo aquel que entienda que el nacionalismo estimula unos aspectos muy negativos de una sociedad. En este caso, creo que Jiménez Losantos no se distingue por ser un acérrimo nacionalista, y en este sentido me alegro de que le pueda parecer un ejemplo.

P.- ¿El proyecto imaginado para Ciudadanos de Cataluña se está desviando o aún hay posibilidad de consenso con la corriente crítica? ¿Hay algún resquicio en TV3 para que su ideario y ejecutiva tenga más presencia o es una batalla perdida contra su xenofobia y libro de estilo?

R.- El problema de Ciudadanos ha sido siempre encontrar eco en los medios, puesto que todos los medios en Cataluña forman parte de los delirios del nacionalismo. Es más, son elllos los que han propagado con mayor dedicación el delirio. En este sentido, es muy difícil que los medios de Cataluña den cobertura a Ciduadanos. Yo creo qu edebe ser este partido quien debe encontrar en su propia precariedad la fantasía, la imaginación y la astuacia para conseguir que de una forma u otra se hable de este partido. Como decía Dalí, que se hable de mí aunque sea para bien.

P.- Buenas tardes Sr. Boadella, ¿Cual es la magnitud del boicot que dice usted estar sufriendo en Cataluña para llegar a tomar esta decición?

R.- Durante los últimos años, mi actitud personal frente a determinadas cuestiones del nacionalismo ha hecho aumentar la agresión por parte de los medios catalanes hacia mi persona. Se ha producido lo que acostumbra a ocurrir en estos casos: si te enfrentas al sistema, primero te señalan como traidor a las esencias, luego viene el capítulo de la degradación y los insultos, como se puede comprobar en las primeras páginas de mi libro, y finalmente te van aislando hasta quedar completamente en fuera de juego. Eso quiere decir que en mi última obra ya prácticamente casi no teníamos público suficiente para subsistir, puesto que los ciudadanos habían entendido perfectamente el mensaje. Ni una sola petición más apareción en nuestra oficina para el territorio catalán. En este sentido, me di por enterado, entendí que era un boicot y no voy a comprobar más si en el futuro mis ciudadanos me han levantado el derecho a la libertad.

P.- El que usted haya elegido seguir siendo un profesional antes que vivir en cualquier pesebre autonómico habla por sí solo. Sin embargo ¿No piensa que en este momento sería necesario un esfuerzo adicional y que personas como usted, el Sr. Savater u otros profesionales fueran aún más lejos y se presentaran candidatos a las proximas elecciones para que hubiera una auténtica movilización democrática que regenerara un poco la función pública?

R.- Desde un punto de vista cívico, he tratado de promover todas aquellas cosas que he creído importantes para conseguir una política más saneada en lo que ha sido hasta ahora mi territorio catalán. Pero, de todas formas, no hay que olvidar que yo soy un artista, y como tal seguramente que lo más positivo que puede dar de si mi personalidad se halla en la escena y no en la política profesional, donde yo tendría que aprender de nuevo un oficio, digno sin duda pero en un estado muy alto de putrefacción en España. Por lo tanto, me costaría encontar quien me enseñara este nuevo oficio. Prefiero seguir en la escena, donde me apaño más o menos bien.

P.- He conocido a catalanes, que literalmente piensan que mantienen al resto de España con sus impuestos. Sé que no es usted político, o experto en economía, pero ¿tiene alguna opinión sobre esto?

R.- Yo no sé exactamente si Cataluña ha mantenido o mantiene una economía que permite al resto de los españoles vivir de ella. Si es así, estaría contentísimo de haber contribuido a ello, me parecería precisamente extraordinario que un territorio sirviera para ayudar a otros territorios, porque la historia común demuestar que unas veces ha sido una región la que ha vivido de otra, y no siempre ha sido la misma. Este es el principio de un Estado, y es el principo de la solidaridad.

P.- ¿Cree que cataluña perderá parte de su identidad con estos afanes separatistas? Gracias

R.- Cataluña ha entrado en una dinámica endogámica que seguramente le traerá más inconvenientes que ventajas en lo económico, en lo social y en lo cultural. No se puede vivir pensando que cuando un ciudadano de Madrid se levanta por la mañana lo primero que piensa es ver que putada hace a los catalanes". A eso se le llama paranoia y naturalmente es una enfermedad, porque nada tiene que ver con la realidad. Cataluña ha sido durante mucho tiempo esquizofrénica, porque ha llevado paralelamente dos lenguas y dos formas de entender una mismca cultura. La esquizofrenia se ha revelado, en el pasado, muy positiva, puesto que siempre fue una región puntera. El problema es cuando interviene la paranoia. Esta es una patología muy destructiva.

P.- Buenas tardes! ¿le gustaria escribir una biografía?, ¿de quién? ¿y le gustaria que escribieran la suya? Gracias

R.- Me gustaría escribir una biografía del Duque de Segorbe, que es un personaje actual, que vive en Sevilla, y que es uno de los hombres de mayor buen gusto que he conocido y de mejor criterio humanístico y artístico. Y, si alguien se dedica a escribir mi biografía, seguramente, como la mayor parte de las biografía, será un libro en el que la ciencia ficción y la fantasía tendrán una proporción muy grande, pero es lógico que cuando se escribe sobre nosotros uno ponga más sus propios deseos sobre lo que tendría que ser el personaje que la auténtica realidad.

P.- ¿A qué crees que se debe la identificación que en este país se hace entre nacionalismo y progresismo?

R.- Esta identificación es una herencia del franquismo, en la que la lucha identitaria o lingüística en el caso de Cataluña se entendía como una lucha contra la dictadura. De la misma manera que el asesinato de Carrero Blanco se entendió como antifranquismo y lucha contra el totalitarismo. Esto es precísamente lo equívoco. Creo que el nacionalismo está reñido totalmente con cualquier idea de progreso. Es precisamente todo lo contrario, es el intento de cerrarse en una especie de nostalgia de la tribu y de buscar siempre un enemigo externo responsable de las propias desgracias. Los ejemplos que ha dado el nacionalismo a lo largo del siglo XX son suficientemente claros y contundentes por la cantidad de víctimas que ha provocados.

P.- Quisiera saber como ha acogido el público su libro

R.- Hasta el momento, a juzgar por las ventas y las ediciones, parece que lo compran, lo cual en España no quiere decir que lo lean.

P.- He leido Memorias de un bufón y Adiós, Cataluña me parecen ambos muy buenos, especialmente el primero. Igualmente, sigo la trayectoria de Els Joglars... bueno, felicitarte a tí y a toda la compañía. Sois cojonudos... y una pregunta, ¿usted ve a Carod Rovira como gurú-sustituto de Pujol?

R.- Carod Rovira forma parte de la continuidad del pujolismo, son los hijos naturales de su política. Es muy difícil que Carod Rovira consiga tener la popularidad a la que llegó Pujol, simplemente porque Pujol era más inteligente y astuto que Carod Rovira, y sabía esconder perfectamente el mensaje secesionista. Tenía un doble lenguaje por el que se expresaba en Madrid de una forma y en Cataluña de otra. No creo que Carod Rovira sea el hombre que vaya a conducir a Cataluña a esta irreversible separación. Creo que hay personajes detrás de él que tienen más astucia y que juegan con mayor sentido político. A mí, Carod me parece un hombre muy primario.

P.- ¿Que ha llevado a un catalan de bandera como tu a poner en duda el nacionalismo catalan?

R.- Simplemente el conocer a los que lideraban esta opción. En el conocimiento personal de muchas de estas personas he comprendido buena parte del fraude y del peligro de la política de los sentimientos.

P.- ¿Qué le ha hecho Cataluña para que decida marcharse?

R.- A mí Cataluña no me ha hecho nada, porque Cataluña es un ente abstracto compuesto por millones de personas distintas y unos paisajes y unas ciudades que ni dicen nada ni hablan. En todo caso, ha existido una gente en Cataluña, que son como vulgarmente se dice los que mueven el cotarro, que han decidido penetrar en lo que yo entiendo es mi espacio de libertad. Yo siempre he tratado de mantener este espacio de libertad porque es lo absolutamente imprescindible para un artista. Estos ciudadanos a los que me refiero, que coincide precisamente con los dirigentes de este país en lo político y en lo mediático, han conseguido colocarme como un traidor ante el resto de la ciudadanía y me han vetado en los lugares esenciales, como son los teatros, la televisión pública y los medios propios de una Administración cultural. Por lo tanto, no he tenido más remedio, como empresa privada que es Els Joglars, de buscarnos la clientela en otras partes no sólo de España, sino del mundo.

P.- ¿Qué opinas del sistema educativo catalán? Tenemos que mudarnos a Barcelona, tengo una niña, somos castellanoparlantes, pero nos hemos enterado de que todas las clases, incluso la de español, se imparten en catalán en las escuelas de Barcelona. ¿Qué harías en mi lugar?

R.- Si yo tuviera que aconsejar, diría que hay que exigir que se cumpla la Constitución, que es la igualdad en todos los territorios de España y para todos los ciudadanos españoles, y por lo tanto, el derecho a ser educados en cualquiera de las lenguas que están en España. Por lo tanto, esta es la única manera posible de seguir viviendo allí. Si no, siempre queda la posibilidad de emigrar a otra parte, donde no se encontrará seguramente con este problema, siempre que no sea el País Vasco.

P.- Hay Nacionalismos buenos y malos o todos son malos?

R.- Creo que todos los nacionalismos son iguales con expresiones distintas. Los nacionalismo promueven un ciudadano ideal que represente los valores esenciales y diferenciales de la tribu. Esto significa una discriminación entre los propios habitantes de un país. A partir de aquí, la igualdad deja de ser un valor, y se colocan los derechos de los territorios por encima de los derechos de los ciudadanos. Después, ya dependerá del potencial bélico que tenga ese nacionalismo para enfrentarse a los enemigos naturales, que son siempre externos, y para hacer limpiezas étnicas, que es otra de las características de los nacionalismos.

P.- Buenas tardes,sr.Boadella¿No cree que la pregunta del millón a hacerse,es cuánto nos cuesta el nacionalismo a los catalanes,invirtiéndose dinero en subvenciones y el identitarimos y no en infraestructuras?

R.- La política de los sentimientos siempre resulta nefasta porque no se aplica precisamente la razón y el sentido práctico. La política tiene que servir para hacer a los ciudadanos un poco más felices en lo material. De lo sentimental, de lo místico y de lo espiritual debe ocuparse cada ciudadano. En Cataluña, se ha dedicado la mayor parte del tiempo por parte de la polítcia a la discusión identitaria, o sea , a la mística, y los problemas de todos los ciudadanos, hablen catalán o no lo hablen, han sido siempre relegados, porque lo que más importaba era el lado identitario de la política. Las consecuencias están a la vista: en los últimos tiempos Cataluña se queja de un problema de infraestructuras, lo que no hace más que demostrar la incompetencia de sus políticos de no haber sido capaces de controlar y de dirigir también a quienes tenían estas responsabilidades en el Gobierno central. Es decir, siempre el juego de la víctima. En el fondo, todo lo que está sucediendo les va fantástico, porque así pueden demostrar que España no les quiere, que España es el gran mal de Cataluña.

P.- ¿A qué colegios van los hijos de los catalanistas del gobierno? ¿A los que imponen el catalán o a los internacionales privados de Pedralbes?

R.- No tengo ni idea a qué colegios van los hijos de los nacionalistas, pero en todo caso sí que me consta que hay una parte muy importante de los políticos catalanes que no utiliza la escuela pública. Por algo será.


Entrevistado por El País

El 12 de Noviembre de 2007


El dramaturgo y actor catalán ha charlado con los lectores de su libro "Adiós, Cataluña", que acaba de ganar el Premio Espasa de Ensayo. Con esta obra, Boadella anuncia que no volverá a actuar en los escenario catalanes porque el público de esta comunidad le realiza un boicot.



Quizás te pueda interesar

           
Esteban
           
Eduardo Lago

           
Luis Carbonel
           
Laura Aparicio

           
D´Nash
           
Juan Carlos Higuero

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com